Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

David vs. Goliat

Parte de las enseñanzas que escuchamos cuando somos niños son aquellas historias que encontramos en la Biblia, ¿quién no recuerda la de David y Goliat?, aún sin haberlos leído recordamos la victoria del pequeño frente al gigante, con la sabiduría que implica que aunque las cosas se vean imposibles de alcanzar y conseguir, si lo decidimos y determinamos podremos vencer y lograrlo.

Esta historia bíblica es una de las mejores metáforas aleccionadoras para nuestras vidas, aplicable en cualquier circunstancia incluso en las finanzas personales, pues es así como vemos muchas veces al sistema financiero representado por Goliat mientras que las personas usuarias y clientes representados por David, donde muchas veces sólo nos asustamos ante el gigante y volteamos la mirada para buscar alternativas que nos hagan cambiar el escenario y no afrontemos el sistema. No se trata de agarrar una piedra con la honda y se ataque al gigante, los tiempos han cambiado y se trata de analizar y aprender a utilizar al sistema financiero para lograr nuestros objetivos, dominándolo hasta el punto que seamos nosotros quienes sólo sacaremos los beneficios del mismo.

Paralelamente a ello se suma la reconocida frase que “la unión hace la fuerza”, y en el sistema financiero pasa lo mismo, mientras más personas seamos parte del mismo, habrá mayores beneficios y oportunidades de desarrollo para todos. Más de una vez hemos escuchado que en los países del primer mundo la independización de los jóvenes está concluida a una edad promedio de treinta años, donde ya cuentan con una carrera profesional, vivienda y hasta el auto deseado; cuántas veces hemos “justificado” esta cultura aduciendo que es porque viven en países desarrollados, nada más lejano a las verdaderas causas, lo único que nos hace diferentes es que ellos tienen una educación financiera y utilizan al sistema como aliado para conseguir sus objetivos.

Sin ir lejos cuando se proyecta la compra de una vivienda, uno de los grandes fantasmas es el temor de sacar un préstamo hipotecario porque nos decimos que se termina pagando casi el triple del préstamo y por eso mejor es alquilar y no darle nuestro dinero al banco, sin embargo sería bueno cuestionarnos ¿Quién pierde ahí?.

Si analizamos detenidamente y hacemos una lectura veremos que la necesidad de vivienda es algo permanente, durante toda nuestra vida necesitaremos de un lugar donde vivir, pero si alquilamos un departamento pagaremos siempre un alquiler y en el largo plazo nunca seremos dueños de nada, mientras que si obtenemos un crédito para comprar un departamento el monto que seguiremos pagando todos los meses será para que un día ese inmueble sea nuestro y al culminar las cuitas no pagaremos más. Indudablemente no podemos negar que al culminar estos pagos habremos pagado una suma considerable por concepto de intereses, pero paralelamente tampoco debemos olvidar que el valor de nuestro inmueble se habrá apreciado, y estos intereses terminarán siendo más baratos de lo que pensamos.

En tiempo real, si tomamos un ejemplo y hacemos números por el alquiler de un departamento a 1,200.00 soles promedio, en 25 años habremos pagado 360,000 soles en total, solo por usarlo sin que sea nuestro, mientras que si accedemos a un crédito hipotecario, lo más probable es que paguemos cuotas mensuales con un incremento de 10 o 15 % más de la renta mensual, sin embargo y la gran diferencia será que al culminar los 25 años ese departamento será nuestra propiedad, habiendo logrado un activo financiero para nosotros.

Si vemos con proyección los diferentes panoramas entenderemos Goliat puede no ser el enemigo gigante y muy por el contrario podemos aliarlo a nosotros para ayudarnos. Seguramente habrá mucho por aprender y mejorar de ambas partes, sin embargo con iniciativas como las del programa hablemos claro de la Asociación de Bancos del Perú y los de la Superintendencia de Banca y Seguros podemos encontrar el acercamiento del sistema financiero y el fortalecimiento de la educación financiera para nosotros.

Convirtámonos en el “David” de nuestras finanzas personales.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño