Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Pobreza urbana en el Perú: un llamado urgente a la acción frente a un desafío en aumento

Distintas proyecciones recientes prevén una caída en el PBI para el 2023 asociada a la pérdida de empleo y al incremento de la pobreza. Sobre este último, el titular del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) confirmó que desde el Estado también se estima un aumento de la pobreza para este año. Este escenario no hace más que acrecentar las consecuencias de la crisis económica y sanitaria derivadas de la pandemia de la COVID-19.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)[CN1] , en el 2022 el porcentaje de peruanos en situación de pobreza alcanzó el 27.5%. Pero, si se considera a la población vulnerable de caer en la pobreza, esta cifra alcanza a casi el 60% de la población. En otras palabras, cerca de 20 millones de peruanos están en situación de pobreza o en riesgo a caer en ella ante shocks como la pérdida de empleo, las crisis económicas o un desastre natural.

Si bien la incidencia de pobreza es mayor en el ámbito rural, la tendencia de los últimos años muestra un cambio hacia una pobreza principalmente urbana. Por un lado, el 72% de la población en situación de pobreza o vulnerabilidad reside en zonas urbanas (14 millones de peruanos). Por otro lado, en los últimos 10 años, la incidencia de pobreza en el ámbito urbano aumentó de 17% a 24%, mientras que en el ámbito rural disminuyó de 53% a 41%. Si bien la pandemia aceleró este cambio, las cifras muestran que la reducción de la pobreza en el país es principalmente rural (ver Gráfico N.° 1).

Gráfico1

En ese sentido, conviene destacar las notables diferencias entre la pobreza urbana y rural. Si bien ambas son inherentemente multidimensionales, existen diferencias considerables dependiendo del contexto y que muchas veces pueden estar asociadas a lo urbano (Lemanski, 2016). [CN1] Algunos ejemplos son el acceso a agua, los costos de transporte y la dinámica del mercado laboral.

En el primer caso, si bien gran parte de los hogares urbanos accede a agua (90%), solo la mitad tiene acceso las 24 horas del día, y solo la mitad también accede a agua segura. Esta dificultad en el acceso de servicios públicos está asociada a la informalidad del proceso de urbanización, donde la invasión (41%) y la lotización informal (50%) son las modalidades más comunes de urbanización en las ciudades del país (Espinoza & Fort, 2020)[CN2] .

En cuanto a los costos de transporte, en un contexto urbano las distancias, tiempos y costos de movilización son mayores, por lo cual el sistema de transporte cumple un rol trascendental. En el caso particular de Lima y Callao, la calidad del transporte público representa el segundo problema que más afecta a la calidad de vida, solo por detrás de la inseguridad ciudadana (Lima Cómo Vamos, 2022)[CN3] .

Por último, la dinámica laboral urbana en el Perú está concentrada mayoritariamente en sectores como servicios (42%) y comercio (21%), a diferencia del ámbito rural donde el 78% de la fuerza laboral pertenece al sector primario de la economía (vinculado a la agricultura, pesca y minería). Esto, como se mencionó, tiene un correlato con los índices de desempleo: en el ámbito urbano la tasa de desempleo es significativamente mayor que en el rural y aumenta en función a la situación de pobreza.

Gráfico2

Las políticas de lucha contra la pobreza deben contar con una estrategia diferenciada y específica para la población urbana (Mitlin, 2000).[CN1]  Existen por lo menos tres ámbitos en los que se deberían impulsar desde distintos sectores del Gobierno.

En primer lugar, resulta fundamental diseñar e implementar una reforma laboral que simplifique la creación de empleos formales en la economía. Es notable que la legislación laboral peruana haya resultado en un costo laboral no salarial del 68%, lo que convierte al Perú en el país con la segunda mayor tasa de sobrecosto laboral en Latinoamérica y el Caribe solo por detrás de Argentina (72%) (Alaimo et al., 2017)[CN2] . En consecuencia, se requiere de un conjunto de reformas que permitan disminuir estos costos sobre todo para las micro y pequeñas empresas, de tal forma que puedan crecer de manera gradual. Asimismo, se puede impulsar la capacitación e intermediación laboral para facilitar la inserción en empleos formales, así como formar alianzas público-privadas para la incorporación de personas egresadas de dichas capacitaciones.

En segundo lugar, la pobreza y vulnerabilidad están directamente vinculadas a la falta de acumulación de activos y servicios de calidad en el hogar. El impulso de programas de vivienda social es una alternativa para disminuir la vulnerabilidad de pobreza, mejorar la calidad de los servicios públicos a hogares vulnerables y generar empleos durante la etapa de construcción. Si bien el país cuenta con programas de apoyo a la vivienda social a través del Fondo Mi Vivienda, cada año solo se otorgan bonos o financian créditos a poco más de 50,000 hogares a nivel nacional, cuando el déficit habitacional se estima en 1.8 millones de hogares. A ese ritmo se cerrará el déficit habitacional del país en más de treinta años.

Tercero, los cuidados de personas con dependencia en hogares pobres o vulnerables usualmente son asumidos por sus familiares, lo que limita la posibilidad de generar mayores ingresos. De hecho, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) indican que existe un círculo vicioso entre cuidados, pobreza, desigualdad y precariedad (CEPAL & ONU Mujeres, 2022)[CN3] . Adicionalmente, es importante considerar que los servicios de cuidado son, generalmente, mal pagados e informales y son asumidos usualmente por mujeres en situación de vulnerabilidad, lo que acrecienta el círculo vicioso mencionado. Resulta importante impulsar un sistema de cuidados que permita proteger a la población con dependencia (niños, niñas, personas con discapacidad moderada o severa y adultos mayores), así como los y las cuidadores con o sin remuneración.

La pandemia ha cambiado el panorama de la política social en el mundo, siendo los hogares vulnerables en las ciudades quienes se han visto más afectados. Por consiguiente, resulta imperativo que las políticas públicas orientadas a la reducción de la pobreza se adapten a esta nueva realidad. Su objetivo principal debería ser fortalecer la capacidad de los hogares para afrontar potenciales escenarios adversos como desastres naturales, crisis económicas o sanitarias, lo cual resulta esencial para construir resiliencia a largo plazo en los hogares más vulnerables. En ese contexto, el compromiso del gobierno y la sociedad civil son fundamentales para trazar una estrategia social que permita aliviar la pobreza urbana en el corto plazo y siente las bases para una sociedad resiliente frente a desafíos futuros

Realizada por: Paola Bustamante y César Núñez, directora y analista senior de Videnza Consultores, respectivamente
 
 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño