Servicio al cliente: 7 claves para hacer crecer el negocio (parte 1)

Ofrecer un buen servicio al cliente es un reto bastante arduo para las empresas. La mayoría de ellas no ha puesto del todo su mirada en este punto, pues se concentran en la inmediatez de la venta, olvidándose que el cliente es el motor generador de la sostenibilidad de los negocios.

La diferencia en el servicio a cliente entre los mercados latinoamericanos y estadounidenses es abismal. Y ello lo pude comprobar durante un viaje que hice a Norteamérica.

Servicio al cliente

En una oportunidad, mi pequeño hijo había activado fortuitamente el servicio de suscripción de Alexa, el asistente virtual de Amazon. No me di cuenta de ello sino hasta seis meses después, con la llegada del cargo respectivo. En ese momento me dije que, lamentablemente, lo único que había que hacer era pagar el servicio, pese a que no lo había disfrutado, pues así es como había estado acostumbrado a que sucedan las cosas en Perú.

Consulté qué podía hacer y me recomendaron que solo llame a la empresa, que iba a obtener una respuesta positiva. Así que eso hice, y cuando conté lo que había pasado, la compañía resolvió que no debía pagar nada, ya que realmente no había hecho uso de la suscripción, como se mostraba en los registros.

Me quedé totalmente sorprendido de la manera en que la empresa abordó el asunto: me escucharon, se tomaron el trabajo de verificar en sus sistemas y me dieron una solución justa. Esto, dije yo, es algo revolucionario, y que me encanta.

Este modelo de atención al cliente, independientemente de la marca en particular descrita, es el que las empresas deben seguir.  ¿Por qué no sucede ello en los mercados de la región? En las empresas latinoamericanas todavía existe un mindset cortoplacista que mide el éxito a través del grosor de la billetera de sus dueños: si ella está robusta, el negocio es perfecto; si se encuentra frágil, es porque se ha fracasado.

Yo mismo tenía esta mentalidad cuando empecé a hacer negocios, lo cual está bastante alejado de la realidad, pues, como contaré a continuación, hay factores decisivos en el arte del brindar el mejor servicio al cliente.

1. ¿Problema u oportunidad?

De chico, cuando vendía computadoras en las calles y empezaba a formar mi camino como empresario, concebía el tema del servicio al cliente como un problema. Darle soporte a alguien que ya había comprado mi producto resultaba engorroso. ¿Para que perder más tiempo si la venta ya estaba realizada?

En la mentalidad latinoamericana suele prevalecer la idea de que el servicio al cliente es algo pesado para la empresa: la última rueda del coche a la que hay que darle atención a regañadientes porque nos quita esfuerzo y tiempo para dárselo a una persona que ya adquirió nuestro producto o servicio.

Probablemente no habría hecho crecer mis negocios si hubiera mantenido este mindset. Aprendí a tiempo, como me lo demostraron los americanos, que, lejos de ser un problema, el servicio al cliente es una oportunidad: oportunidad para resolver las necesidades de los clientes, para que estos hagan publicidad positiva para tu marca y para ser sostenible en el tiempo con una buena imagen.

Esto, naturalmente, se verá reflejado en el largo plazo, pues nada se construye de inmediato.

Algo que aprendí cuando realicé mi MBA fue que un cliente satisfecho equivale a 7 clientes nuevos. ¿Cómo comprobé este postulado? Justamente a partir de la experiencia narrada. ¿Qué hubiera pasado si no me hubieran devuelto mi dinero pese a que no gocé del servicio contratado? Probablemente habría renunciado a la marca y no la recomendaría nunca.

Pero, por el contrario, al haber obtenido una respuesta satisfactoria, hoy, no dudo en recomendar a la empresa. Esta, así, tendrá muchas probabilidades de sumar nuevos clientes solo con mi testimonio. La fidelización está asegurada si hacemos el ejercicio de pensar la atención a cliente como una oportunidad y no un problema.

2. Cultura transaccional

La cultura de la monetización, donde lo único que importan son las ventas inmediatas, es otro de los escollos a superar. Pensar en la transacción no está mal, pero si ello es lo único que se valora, se caerá en el craso error de no actuar para el largo plazo, que es lo que hará que los negocios perduren.

Recordemos que el 90% de las start-ups no logran sobrevivir al primer año de vida, cayendo así en la cruel curva de la muerte de los negocios. Parte de la explicación está en la cultura transaccional, que se enfoca únicamente en el retorno cortoplacista. Esta visión apurada de las cosas motiva la creación de negocios repetidos o que no ofrecen ningún diferencial, esperando que las ventas lleguen lo más rápido posible. “Quiero hacer lo que mi vecino hace, pues veo que la gente le compra”, podría ser lo que les pase por la cabeza a muchos emprendedores.

Pero el tema no se agota en ello, pues la cultura transaccional, al solo estar pendiente del flujo de dinero, hace que se pierda la mirada en las personas y las relaciones humanas, lo que conlleva a la desconfianza y el mal trato.

Para sortear el obstáculo de la cultura transaccional, los negocios deben pensar siempre en el largo plazo: entender que realizar remadas cortas no necesariamente nos llevará a buen puerto; es mejor pensar en estrategias para obtener avances más significativos con mejores soluciones para los clientes. Y ser conscientes de que en los primeros años de un negocio difícilmente habrá ganancias.

Además, es clave tener presente que las relaciones comerciales se basan en relaciones personales, las cuales involucran no solo a los clientes, sino también a los empleados, proveedores y todos los stakeholders de la empresa. Es esencial para el éxito de los negocios que reine el buen trato y se construyan relaciones positivas.

3. Honestidad y transparencia

¿Le creerías a una empresa que no te dice la verdad u oculta información solo para vender? Estas marcas estarán desacreditadas no solo ante un cliente, sino frente a toda una comunidad de consumidores.

Cuando era más joven, tuve una tienda de venta de computadoras en una galería del Centro de Lima, lugar donde reina la informalidad y donde muchos vendedores suelen aprovecharse del desconocimiento del público para ganar más de dinero.

Siempre tuve la convicción de que al cliente hay que tratarlo con honestidad y transparencia. Y ello fue lo que me diferenció de resto. En una oportunidad, un señor buscaba una computadora de 2 mil dólares para su hijo. Le dije que no era necesario realizar tal inversión, y que por un monto mucho menor iban a obtener el mismo resultado. El cliente aceptó mi recomendación y se fue con una sonrisa en los labios. Semanas después, obtuve más clientes gracias a la recomendación de esta persona.

En poco tiempo, mi negocio creció mucho más que los de aquellos acostumbrados a timar a sus clientes, pese a ser muchísimo más joven que mis competidores.

Los negocios que no dicen la verdad están condenados al trabajo esforzado miserable, ya que sus clientes no regresan y deben realizar muchos más esfuerzos para conseguir otros nuevos. Ello es común en los mercados latinos, donde la ‘criollada’ o la viveza genera un poco más de dinero en el corto plazo, pero seguramente aleja a los clientes en el tiempo.

Ser honesto y transparente siempre será un buen negocio: la gente te buscará, hablará bien de ti y te traerá más clientes.

Como hemos podido apreciar, el servicio al cliente representa una enorme oportunidad de crecimiento para las empresas. Lo mejor de todo es que solo necesitan cambiar el chip para empezar a construir una nueva relación con los consumidores que los llevará al éxito.

En la segunda parte de este artículo hablaré sobre la vocación de servicio, empatía y simpatía, métricas de medición y uso de canales digitales para cerrar el círculo de la correcta gestión del servicio al cliente.

Si quieres conocer más sobre el servicio al cliente y otros temas de emprendimiento y negocios, sígueme en mi cuenta de LinkedIn.

COMENTARIOS

  • 1
  • 23.03.2021
  • 02:48:13 hs
JOSE CASTRO

Excelente columna , el cliente es y sera una pieza fundamental , en cada emprendimiento o compañía, en el Peru no se da el mismo clima de satisfacción , lo digo por una sobrina al solicitar adquirido un producto(Internet) , realizo el pago de inscripción y luego le indicaron que en la zona no había la cobertura indicada, ello fue en Septiembre 2020 y hasta el momento no le realizan la devolución respectiva , ella se comunica con atención al cliente y le indican que el cheque esta en el Banco X , llega realiza la fila de casi una hora , y en plataforma le dicen que no hay cheque , ni monto a su favor , y vuelve a llamar al operador y siempre es lo mismo, moraleja no creer en lo dicho por el proveedor Telefonico y con la consiguiente perdida de un cliente puntual y futuro.

Saludos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño