Salud | E-patients: El paciente está en la sala, aunque nadie lo quiera ver

Por Silvia Angulo, consultora de Salud de Continuum

Mi marido es hipertenso. Fue diagnosticado con hipertensión a los 11 años y, desde muy chiquito, está acostumbrado a preocuparse de su salud, tomar pastillas, tomarse la presión arterial, organizar sus visitas al médico con mucha responsabilidad y seleccionar qué puede comer y qué no.

Power to the people, cantaba John Lennon. Lo mismo dicen los e-patients

Podría decirse que es un paciente crónico profesional.

Lee mucho sobre la hipertensión, escucha podcasts sobre nutrición (está convencido de que la comida es la medicina que necesita) y no hay reunión en la que, cual evangelista, no esté hablando de lo equivocados que están muchos médicos con los que se ha atendido en sus casi 30 años de hipertenso.

Es la única persona a la que he escuchado rebatir indicaciones de su médico y consensuar con otros pruebas para ver cómo funcionan tratamientos o rutinas nuevas de alimentación, ejercicio, etc. Incluso, lo he visto compartir papers con doctores que estaban leyendo sobre alguna corriente que él ya había estudiado.

Gracias a la telemedicina, soy testigo de las conversaciones que tiene con sus médicos. Y Juan me emociona. No es doctor, pero nadie conoce más su cuerpo que él mismo.

Es sorprendente cómo logra hacer sentir su conocimiento y que lo escuchen sus médicos tratantes, a los que suele ir rotando y evaluando constantemente.

Debería ser obvio que los doctores le pongan atención: Juan ha lidiado con la hipertensión durante 30 años. Lo que me impresiona es que eso sorprenda y hasta incomode a algunos médicos que no suelen abrirse al diálogo.

Esto se debe a que los servicios de salud fueron entregados de manera unidireccional durante mucho tiempo. Y los roles de los participantes estaban claramente definidos: los pacientes escuchaban y aceptaban; los médicos instruían, indicaban y sentenciaban.

Se hablaba del paciente como si no estuviera presente. Como si fuera una tercera persona que había sido sentenciada a través de un diagnóstico en el que se leía su futuro, un futuro donde no tenía ningún tipo de jurisdicción.

Hoy, gracias a la penetración de internet y la información disponible, este paradigma cambió y existen muchos más pacientes como Juan.

Uno de los más más famosos es E-patient Dave.

Este hombre perteneciente al movimiento hippie aprendió mucho sobre autoasistencia a través de la revista Whole Earth, de Tom Ferguson. Ahí, se informaba cómo podía autogenerar sus alimentos, su vivienda y su vestido, además de velar por su salud.

E-patient Dave fue diagnosticado de cáncer al pulmón con metástasis en varias partes del cuerpo. El diagnóstico era concluyente para su médico. No había nada más qué hacer. Dave debía esperar lo peor.

Sin embargo, se hizo cargo y buscó soluciones alternativas.

Fue su propio médico quien le recomendó conectarse a una comunidad online con gente con su mismo diagnóstico. En este espacio, se enteró de un nuevo tratamiento que muchos hospitales no prescribían, pero que terminó por salvar su vida.

Cáncer al pulmón

 Cáncer al pulmón. (Imagen: Wikipedia)

Dave dice que se salvó gracias a la red de pacientes y a la información que solo ellos pudieron darle.

“Un tratamiento aprobado y validado que no me lo compartió un establecimiento de salud, sino un grupo de gente con el poder del conocimiento compartido”, recuerda Dave.

Dave, Juan y muchos otros son ejemplos de e-patients, un grupo emergente entre los pacientes que comparten estas cuatro E:

- Equipment: están equipados con información y tecnología.
- Engagement: se comprometen con su salud y la de los que están atravesando situaciones similares
- Empowerment: se encuentran empoderados. Son conscientes de su cuerpo y dueños de sus decisiones
- Enable: son activos, están listos para hacer y no solo para recibir.

Son los nuevos pacientes, para quienes muchos servicios tradicionales de salud no son suficientes.

La existencia de los e-patients muestra el cambio que la tecnología está generando en el ecosistema de salud. Tenemos redes sociales, apps, blogs y plataformas como Google Body (el Google Maps del cuerpo). También hay gadgets como tensiómetros o lectores de oxígeno y glucosa conectados a internet. Todos ellos se están transformando en poderosas herramientas al alcance de la mano.

El profesional clínico deja, así, de estar en el centro del sistema de salud y su lugar pasa a ser ocupado por este tipo de paciente con nuevos requerimientos:

Acceso a información de calidad

Existe mucha información que no está avalada por la ciencia a la que es fácil acceder. Estos datos son especialmente peligrosos si hay un diagnóstico malo y mucha desesperación por salvar la vida de alguien. Frente a esto, clínicas y hospitales pueden brindar conferencias y talleres pensados en personas comunes interesadas en conocer un poco más sobre su propia salud y la de la gente que más ama.

También pueden generar o patrocinar plataformas para que los pacientes empoderados puedan compartir su información avalados por profesionales. La Clínica Alemana de Santiago de Chile, por ejemplo, brinda información académica y científica al público general a través de charlas y en su propio sitio web.

Lenguaje simple

Acortar la brecha, utilizando un lenguaje común para ser didácticos y dejarse entender, es una manera práctica en que los profesionales de la salud pueden reducir la incertidumbre. Los e-patients tienen mucho que enseñar a los profesionales también, pero es importante no espantarlos con raras palabras de vademécum.

Cultura del sharing y del open source

Las organizaciones de salud enfrentan el desafío de abrirse a otras fuentes de información que no necesariamente están en fichas clínicas. Estos datos están en celulares, smart watches y otros aparatos de sus pacientes. Las instituciones también pueden compartir sus conocimientos. Para usar inteligentemente los datos que los usuarios tienen y generan, es necesario que exista un intercambio de información en los dos sentidos. Muchos pacientes ya están abiertos a compartir. ¿Están las instituciones de salud dispuestas a recibir y tomar en serio esas referencias?

Apertura a la comunidad

A crearla, validarla y escucharla. A crear escuelas de pacientes y cuidadores de los cuales podemos aprender. Los e-patients escuchan las experiencias de los otros con el mismo interés y valor que la información que brinda un médico. Una alternativa es generar mesas participativas en las que pacientes y profesionales de la salud cocreen mejores experiencias.

El pediatra peruano Gustavo Rivara, por ejemplo, utiliza el conocimiento de sus pacientes y su entorno (papás, mamás, abuelitas, abuelitos, asistentas del hogar, etc.) para entender a sus pacientes y atenderlos mejor. El doctor Gustavo comparte activamente información popular y científica a través de sus redes sociales para destruir mitos. Además de escribir libros sobre crianza, hace poco lanzó un taller de escuela para abuelos, donde enseña sobre crianza respetuosa y valora el conocimiento de los más sabios.

***

“El recurso más subutilizado en todo el sistema de salud es el paciente”, dice E-patient Dave en su charla TED, citando a los doctores Charles Safran y Warner Slack.
Con esta frase, invito a los encargados de dirigir el futuro de las instituciones de salud a preguntarse qué tan avanzados están respecto de estos puntos.

¿Cuánto hemos progresado en escuchar a un actor tan importante como el paciente en el diseño y desarrollo del cuidado de la salud?

Si estás interesado en que colaboremos para crear los servicios que los e-patients están buscando, escríbenos y conversemos.

***

En Continuum, creemos que la tecnología y el diseño mejoran la relación entre los profesionales de la salud y sus pacientes. ¿Tienes un desafío en esta línea? Conversemos en hola@continuumhq.com

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño