Menú Legal

Oscar Sumar

Coronavirus: algunos cambios pequeños que podrían hacer la diferencia

El gobierno ha tomado algunas buenas decisiones (como aplicar relativamente pronto la cuarentena estricta), pero también algunas poco defendibles.

Delivery de comida

Por ejemplo, decidió prohibir el delivery de comida (y otros bienes, a través de aplicativos). Esta decisión tiene muchas consecuencias negativas y muy pocas positivas (si acaso alguna), convirtiéndose en la definición de una política irracional:

Existen muchas personas en estado de necesidad, incluyendo especialmente a inmigrantes; cuya única fuente de sustento podría ser esa. A veces uno tiene la idea de que existen personas que no tienen que comer, pero no lo llegamos a entender del todo. Les sugiero mirar la web mapa19.pe.

-          Incluso -permitir el delivery- podría ser mejor en términos de salud, dado que ayudaría a reducir la aglomeración en mercados. Esto fue hecho en china, con buenos resultados . Contrariamente a lo que se escucha, los peruanos sí estamos respetando en gran medida la inmovilización (ver datos en Google mobility report). Sin embargo, existen aglomeraciones en mercados, dado que son pocas horas para comprar, cada familia tiene que comprar personalmente y muchos deben comprar día a día por falta de recursos. El delivery podría aliviar en gran parte esta situación.

 delivery

-          Necesitamos ir reactivando la economía, poniendo en marcha todo lo que podamos sin que signifique poner en riesgo vidas innecesariamente. Esto ni si quiera debería ser necesario decirlo, pero parece que sí.

Como argumento en contra, nada menos la Ministra de la Producción, ha señalado que no se permitirá aun pues hay que asegurar la seguridad de los trabajadores. Y todo estamos de acuerdo, pero no parece que realmente se esté intentando solucionar el tema, sino solo demorándolo.

Otro argumento es que el trabajado tendría que ser uno digno, donde el trabajador tenga derechos y seguridad. Nadie duda eso, pero ¿estamos en el mundo ideal o en el mundo real? En el mundo real, tener un mal trabajo es peor que no tenerlo. Nadie come dignidad, menos aún cuando es la preocupación de un tercero, que sí tiene comida en su mesa.

Mientras tanto, miles de personas hacen delivery de comida, pero fuera de una app, con menos opciones, ganando menos y con cero seguridad. Un beneficio extra de permitir las apps es que -con todas sus falencias- éstas son más fáciles de fiscalizar y justamente poner un protocolo mínimo que deban cumplir para hacer compras y delivery.

Más opciones para conseguir comida

Ligado al delivery, también se debería ampliar el horario de atención de supermercados, justamente para evitar el aglomeramiento. En términos generales, permitir más opciones para conseguir comida, podría disminuir las colas y el aglomeramiento en supermercados. Por su puesto, hay costos de abrir los restaurantes (podemos medirlo, en cantidad de infectados), pero también evitarían infectados en supermercados (por ejemplo, los que van a conseguir comida hecha, dejarían de ir).

Salidas a lugares abiertos

¿Debería estar prohibido salir al parque o a correr? Desde el comienzo, nuestro miedo por el virus quizá nos ha hecho ir más allá que lo que aconsejaría el sentido común y prohibir actividades que debería ser en gran medida inocuas, como salir con nuestros hijos al parque o a la playa.

Esto no es una frivolidad, muchas personas (incluyendo niños) están sufriendo efectos adversos de la cuarentena, en términos de salud física o mental. ¿Qué tanto se puede prolongar esa situación sin tener consecuencias que lamentar? Como ya se ha dicho en otros lugares, “cero” no es el número óptimo de infectados, precisamente porque no todas las medidas tienen el mismo efecto, pero pueden ser muy costosas.

Permitir autos

Prohibir los autos es una medida indirecta para dificultar que las personas salgan, ¿pero es necesaria cuando todo está cerrado? Si mi lugar de trabajo, cafés, cines, etc, están cerrados, ¿para qué usaría el auto? ¿Hace daño que vaya al mercado en auto? ¿No es peor que use el transporte público?

La prohibición de autos, además, hace que el impacto en el precio del petróleo sea mayor, y no consigue reducir el número de infectados.

En este breve artículo, no he pensado atacar ningún tema de fondo sobre nuestra respuesta al COVID-19, sino solo cambios cosméticos pero que podrían tener un impacto positivo.

Foto de Hyunwoo Sun

COMENTARIOS

  • 1
  • 24.04.2020
  • 10:44:40 hs
Raúl Huaita Romero Huaita

Estoy de acuerdo con el servicio de delivery de la comida, pero tiene que ser restringido o limitado a la responsabilidad del que brinda el servicio; asimismo estoy de acuerdo con que los supermercados atiendan en un horario mas extendido, para evitar las aglomeraciones.
También se debe permitir que uno utilice su vehículo, toda vez que así el contagio entre las personas es menor y les permite realizar las compras e ir a trabajar, acaso el vehículo es el que contamina el COVID-19?, noo, entonces porque prohibir su utilización?; mas contaminación se genera utilizando los colectivos, taxis u ómnibus, que por mucha limpieza que se le realice el virus puede quedar en la superficie de los mismos, además que no se guarda la distancia que se necesita.

  • 2
  • 24.04.2020
  • 10:54:42 hs
Raúl Huaita Romero Huaita

Considero que se debe tratar de culturizar a las personas en la utilización de las tarjetas de debito o crédito, con la finalidad de evitar la contaminación con el efectivo, que pasa de mano en mano y es la forma como se transmite el virus, de que vale que se utilicen las mascarilla o los guantes al momento de salir de casa, si cuando llegas a tu vivienda con los billetes o monedas que acabas de recibir están contaminados, más aun si tienes que enviar a alguien de la familia a realizar alguna compra, le vas a otorgar estas monedas o billetes y sin darte cuenta de esta acción, por el hecho de estar en tu casa, no te percatas que acabas de entregar dinero y sin querer te coges la nariz o te frotas los ojos y ya te contaminaste, por mas que tomes los cuidados al salir, pero no sobre lo que has traído de la calle como son los billetes o monedas o las llaves o el celular, son detalles que no nos damos cuenta y que también nos pueden contagiar.

  • 3
  • 11.05.2020
  • 11:44:45 hs
Patricia

Estimado Óscar,
Te has planteado si personas que compran en mercados dejarían de aglomerarse (como en el emblemático mercado de Caquetá, con más de 150 vendedores infectados) gracias a la habilitación del servicio de delivery? Quienes van a espacios tan concurridos lo hacen por el precio, por ahorraese 5-15 soles en su compra semanal, que en una familia empobrecida pueden hacer la diferencia; consideras que serán ellos quienes paguen un monto adicional para contratar un delivery? O más aún, como referías luego, crees que van a ser ellos quienes compren comida de restaurantes que sigan todos los protocolos de bioseguridad?
Sí, la demora en la reactivación de actividades exonómicas es eso, una demora y no una solución, porque ninguna medida lo será hasta la aparición se una vacuna. La demora busca únicamente que no todos nos infectemos al mismo tiempo en un país xon un sistema sanitario que no es que vaya a colpasar, sino que vive colapsado. El objetivo no es ya que no nos infectemos, sino que no tengamos que competir por un respirador artificial.
Coincido con el tema de los autos para hacer las compras,, en un mundo ideal” nadie se desplaza si todo está cerrado, pero estamos en un mundo real, donde la gente coge el carro para ir a visitar a los amigos, al (a la) novi@ de turno, para irse a la playa y así se extiende el virus.

    • 4
    • 12.05.2020
    • 10:42:39 hs
    osumar

    Estimada Patricia,

    Creo que cometes un error habitual: subestimar a las personas, su capacidad para coordinar, para encontrar soluciones. si hubieran menos restricciones a cosas como mototaxis, quizá podrían haberse encontrado formas de hacer delivery, incluso con ayuda para coordinar por parte de municipalidades o dirigentes vecinales. Hay otros puntos que no ves: personas con recursos también compran en mercados, a nadie le sobra la plata en estos días. Y tampoco ves que personas con escasos recursos hacen delivery, con lo cual les estás quitando su fuente de ingresos.

    Es más fácil prohibir y es lo que se hace: se consideran situacioens estáticas y se cree que las personas no tienen capacidad de adaptación (cuando uno tiene necesidad, se afina tu razonamiento y buscas mejor los recursos o la forma de no desperdiciar nada. Lo digo por la experiencia de vivir en una época con cero dólares en los bolsillos en USA). Quitarle alternativas a las personas las vuelve más pobres.

    Ah y lo que dices que la única solución está en la aparición de una vacuna, en realidad es super discutible eso. Hay muchos virus que se han tardado decenas de años en aparecer vacunas. Aún si se desarrolla en el mínimo plazo previsto (2 años aprox), tardaría incluso más en llegar a Perú. Para ese tiempo, cerrar la economía traería muchas más muertes que el COVID-19, entonces es simple y llanamente irracional pretender mantener la economía cerrada hasta ese momento. Quizá por eso, nada menos que la OMS ha dicho que el modelo a seguir es Suecia… https://www.foreignaffairs.com/articles/sweden/2020-05-12/swedens-coronavirus-strategy-will-soon-be-worlds?utm_medium=social

  • 5
  • 13.05.2020
  • 10:17:07 hs
Patricia

Estimado Óscar:

Perfilo mi comentario porque al parecer no he sido lo suficientemente clara.

Lo primero, no me queda clara tu afirmación respecto de que subestimo la capacidad organizativa de las personas frente al virus, al menos no en el contexto de tu explicación sobre el tema de los mototaxis; sobre estos últimos diré que su uso surgió -y esto no es descubrir la pólvora- ante la falta de un sistema de transporte integrado y eficiente, y que se utilizan (habitualmente) para trayectos cortos que podrían hacerse perfectamente andando,; no los considero imprescindibles sobre todo por los accidentes de tránsito que generan y por la herramienta para el crimen en la que se han convertido en un porcentaje importante. Pero aquí estamos, como bien dices, hablando de temas estructurales que no tienen que ver xon los cambios estéticos que propones.

Sobre el tema de los mercados, es bastante evidente que hay personas con exursos exonómicos que compran en mercados, eso no está en debate, lo que creo que hay que preguntarse es si siguen haciéndolo en tiempos de la COVID-19 y en todo caso, si el porcentaje de ellos es tan representativo como para marcar una diferencia con au demanda de delivery. Me parece perfecto que se habilite el delivery con las condiciones de bioseguridad debidas, creo que en el caso de los restaurantes alimentará el espíritu ante el encierro en un país que rinde culto a su comida, pero sinceramente creo que hay otras medidas que pueden paliar las aglomeraciones mejor, como -si me apuras- el ampliar los horarios de adquisición de víveres o permitir desplazarse en vehículo propio para poder cargar con más productos y evitar mayor número de salidas.

Y sobre los el personal de delivery que ha perdido su fuente de trabajo por no poder efectuarlo… me desconcierta que lo plantees como problema capital, porque según has expuesto, creo que “cometes un error habitual: subestimar a las personas, su capacidad para coordinar, para encontrar soluciones” y “creer que las personas no tienen capacidad de adaptación.

Y por último, me apena no haber sido lo suficientemente clara con mi redacción porque al parecer entendiste que hablaba en sentido laxo a una “única solución” a la crisis actual era una vacuna. La única solución para evitar la propagación del virus sin aislamiento social (y de lo que hablé), claro que es esa. Por eso, precisamente, decía que demorar las actividades es un paliativo al contagio, no hablé en absoluto de cuál era la solución para reactivar la economía sin aislamiento.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Querido Gerente

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño