Parte de Guerra

Pablo O'Brien

Fútbol y peluquerías la nueva “estrategia” para reactivar la economía nacional

corte-pelo-1528899516004Si alguna cosa clara dejó la enredada y, por momentos, ininteligible conferencia de prensa del Presidente Martín Vizcarra fue que ha perdido por completo el rumbo de su promocionado plan de reactivación económica y, lo que es más grave, del control, de la pandemia. De consuelo, nos dejó que las peluquerías abrirán y el fútbol volverá por la señal de televisión. Una jugada en pared con la que se esperan contentar y mantener entretenidos a los peruanos en este nuevo alargue de la cuarentena.

Semanas atrás, era evidente que el Covid nos orillaba hacia un dilema imposible: Elegir entre “la bolsa o la vida”. Para sortear con éxito esa encrucijada diabólica, debíamos hacer cuidadosos equilibrios para evitar los abismos que se abrían sobre la Nación. Se debían tomar medidas que evitaran el despeñadero “del colapso social”, salvar la bolsa y, a la vez, impedir desbarrancarnos hacia la “muerte masiva por Covid”. A estas alturas, pareciera que algún paso en falso hemos dados, pues estamos perdiendo la bolsa y la vida.

Rumbo al despeñadero

A pesar de que hace unos días, el Presidente anunciaba que habíamos llegado a la ansiada meseta, pronto las estadísticas contradijeron esa aseveración. La curva de contagios sigue en alza (más 111 mil casos), al igual que la de muertos (3.244 fallecidos) al cumplirse 68 días del Estado de Emergencia Nacional (EEN).

La información revelada por el Financial Times da pistas de la situación real. El diario británico aseguraba el 20 de mayo que el “Perú podría estar luchando contra el brote más severo del mundo. A nivel nacional, las muertes aumentaron [desde que se declaró el EEN] un 81% frente a la tasa normal [promedio de los últimos años]. Un exceso de unas 8,000 muertes versus las 1,800 reportadas [oficialmente] por Covid. El informe también destaca que Lima es una de las ciudades más afectadas por la pandemia en el mundo enfrentándose a un “brote feroz”: 5,800 muertes más del promedio anual. Un incremento del 223%.

Este devastador escenario, explicaría porque el presidente Martín Vizcarra anunciaba que se “está poniendo metas ambiciosas para aumentar la capacidad de respuesta sanitaria, y atender los requerimientos de carácter social y económicos”. Aseguró que hasta el 30 de junio se ha propuesto “duplicar la capacidad de respuesta en salud: disponer de 2mil camas UCI y 20 mil camas hospitalarias distribuidas en los hospitales del país donde más se requiera”.

Toda esa infraestructura y equipamiento no sería necesario, si es que la pandemia estuviera en una fase de control. La necesidad de habilitar esta respuesta en menos de un mes demuestra que se teme un desborde mayor. Estamos al borde, o de pronto, ya, rodando por el despeñadero.

La reactivación sin pensar en la salud

En esta situación en la que se camina al canto del abismo, todo cuidado para no perder el equilibrio es poco. Lo recomendable, entonces era iniciar las labores de resucitación económica, luego de monitorear la curva de contagios. Solo cuando esta virase su curso ascendente y se estabilice en un registro sostenido (unos quince días en forma de meseta) o se convirtiese en uno descendente, nos podríamos aventurar a apostar decididamente por salvar la bolsa.

Claramente, las piruetas han sido demasiado riesgosas. Las actividades económicas se reactivaron sin tomar precauciones. Una decisión negligente que puede haber contribuido a que hoy la curva de contagios esté desbocada.

No se entiende porque se desestimó el resultado del Modelo de Equilibrio General (MEG) que elaboró Produce. El MEG consideró los “criterios para la determinación de las actividades estratégicas de la economía” y “el nivel de riesgo de transmisión [del Covid] para su operatividad”.

Los resultados arrojaron que en la primera etapa deberían empezar a operar las actividades proveedoras de las actividades esenciales. En la segunda, las actividades asociadas al mercado interno y servicios para actividades no esenciales. Recién en tercera etapa se hallan las actividades asociadas al mercado externo: Pesca (harina de pescado, aceite de pescado), minería (metales primarios como oro, cobre, estaño, zinc, hierro, entre otros). Actividades del sector de construcción (carreteras, calles y caminos; edificios y otros).

Desesperados por mover la aguja, salvar la bolsa. En el Gabinete movieron a las cadenas asociadas al mercado externo que aparecían en la tercera etapa, a la primera fase. Así podía iniciar actividades 18 operaciones de gran minería (todas de tajo abierto) y tres proyectos en construcción, ubicados todos en 12 regiones; que empiecen a funcionar actividades de la Pesca Industrial CHI [consumo humano indirecto]; y, obras de construcción importantes.

Para justificar que la Minería adelante su puesto en la cola, se arguyó que representa el 60% del PBI Minero Metálico, una inversión de 8,255 millones de dólares y emplea a alrededor de 56 mil empleos directos y unos 40 mil empleos más en empresas proveedoras. No se vio, por apurar el paso, que este último argumento escondía un riesgo enorme. Como un zapato con una hilera suelta, produjo un tropezón. Al 30 de abril la minería reportaba 251 casos de Covid, la gran mayoría (210) en una sola operación: Antamina. Al 21 de mayo, los casos se triplicaron. Llegaron a 821 contagios y en 24 mineras. Una prueba de la efectividad del virus y de la desacertada decisión de permitir el inicio de esta actividad.

Si como el Gobierno, señala sus decisiones se toman pensando en evitar los riesgos de contagio, no se entiende por que en las Regiones del Norte (La Libertad, Ancash, Lambayeque, Piura, Tumbes), una de las más asoladas por la peste, se han autorizado actividades económicas como la pesca: 74 plantas harineras y el 60% de la flota (122 Armadores con 295 barcos) se halla trabajando. Hace unos días, se la ha incrementado al 100% (313 Armadores con 493 barcos). En esta industria, estaría justificada la ampliación, puesto que sus estrictos controles parecen haber funcionado. Solo se han registrados dos casos de Covid. Lo que si, sorprende es la autorización para que en estas regiones inicien labores 84 obras de la Reconstrucción del Norte.

La incongruencia de este plan se ve en todos los reparos que a lo largo de estos más de dos meses se le ha puesto al Delivery. Las exigencias de Produce de las últimas hacen arduas de atender por las empresas.  Se han solicitado protocolos y superar vallas altas como facturar por encima de las 650 UITs, un determinado números de locales y otros. Ahora, de un plumazo, se acepten que entren todas las empresas a hacer ecommerce e incluso se sumen las vilipendiadas plataformas de Delivery.

Como, si esto no fuera lo suficientemente incoherente, al no se encontrarse en ninguna  Fase de la Reactivación, se ha decidido que también puedan trabajar quiénes: presten de servicios a domicilio de mantenimiento de artefactos, bienes y enseres del hogar y de oficinas; presten servicios diversos de atención al público (lavandería, peluquería, cosmetología, entre otros similares), los cuales solo podrán ser prestados a puerta cerrada y previa cita /o a domicilio; presten servicios médicos diferentes a los relacionados a atención de la emergencia sanitaria producida por el Covid, previa cita; y, el comercio electrónico de bienes para hogares y afines, artículos de ferretería, vestuario, calzado, útiles de oficina, artículos de librería, entre otros.

Y claro, el fútbol… “pero con el menor contacto posible”.

En total, 755 mil empresas, las cuales emplean a dos millones quinientas mil personas. Todas ellas, sin contar actividades de construcción y otras, saldrán a trabajar en Lima. El el 60% del aparato productivo nacional se concentra en la capital. Hoy por hoy, una zona de alto riesgo de contagio como lo declara el Minsa.

¿Cómo se moverán estos más de tres millones de personas? ¿Qué transporte emplearán? ¿Cómo piensa el Gobierno evitar los contagios? ¿Le dejará toda la responsabilidad a la gente para luego culparla más adelante?

¿Es realmente, saludable (literalmente), efectuar esta medida en un momento en que la epidemia parece reclamar una mayor cuota de contagios y muertes?

Todo indica que no, pero en el Gobierno parecen estar seguros que con peluquerías y fútbol, los peruanos se mantendrán entretenidos, recuperarán la salud y la alegría de vivir, así la curva de contagios y muertes se incremente.

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 23.05.2020
  • 06:05:40 hs
Carlos olaechea

No se puede realizar una apertura tan mal planteada. Que los trabajadores independientes entren a las casas no es un riesgo grande de contagio?La movilización social no aumentará la transmision? Se debe aperturar la economía paulatinamente , de acuerdo ,pero en los sitios donde la enfermedad está controlada , la mitad del país podría, lima y las provincias más afectadas no puede estar en ese grupo. La expresión cerco epidemiologico es el concepto a aplicar en esta parte de la pandemia, y con los servicios de salud saturados. No se inventa nada se repite la política de las naciones que controlan la enfermedad, geolocalización de enfermos,.aislamiento selectivo, intervención temprana.

  • 2
  • 23.05.2020
  • 11:02:56 hs
Manuel Gonzales

Me parece que ya se perdio todo rumbo y esto debido a que el gobierno no fue sincero en decir la verdadera situacion en la que nos encontramos no se entiende las curvas y las mesetas sean hacia arriba y no hacia abajo como nos dieron a entender, si desde un primer momento se hubiera sido fuerte en las restricciones establecidas hubieramos salido hace rato de esta pandemia y estaria controlada, comentario aparte las personas que no cumplieron con la cuarentena.
Tambien tengamos en cuenta que muy tarde se intervienen los mercados que era el unico lugar donde se reunia la gente junto con los bancos ambos focos infecciosos creo falta conocimiento e imaginacion en el gobierno.

  • 3
  • 23.05.2020
  • 12:11:50 hs
Javier

Donde no hay Visión el Pueblo Perece, palabras de la santa biblia que calan profundamente. El Sr. presidente está guiando al País de la peor manera con acciones que dejan claramente en evidencia que no tienen ni la menor idea de que hacer ni cómo hacerlo. El afán de figurar y vender humo diciendo “ pensamos en la salud” en la salud de su familia por que en la de los peruanos creo que le falta bastante para al menos llegar a pensar en ello.

Muchas medidas sin criterio, para el gobierno es más limpio y más seguro viajar en transporte público que en auto privado, como si los brazos del ejecutivo fueran eficientes y pudieran controlar que las unidades públicas cumplan con los protocolos de bioseguridad. No pueden controlar a las empresas de transporte terrestre que circulan por carreteras y quieren convencernos que podrán controlar a las combis que circulan por donde les da la gana.

El Fútbol, las peluquerías y los Delivery de comida rápida son solo caramelos para que el pueblo se sienta feliz comprando y no reclame nada. Son dulces para que no sientan cómo se muere la gente todos los días, cómo cada día hay más médicos contagiados, más soldados y más policías enfermos.

Declarar inamovilidades absoluta en los distritos más contaminados para evitar se siga distribuyendo el virus podría ser una medidas drástica y hasta no popular pero necesaria.

Implementar hospitales Mobiles de los que se arman en una semana en las zonas a inmovilizar, para garantizar la atención y salvaguardar la vida de los ciudadanos.

Implementar test masivos en esas zonas y aislar nuevos contagiados.

Llevar mercados Mobiles para el abastecimiento por cuadrantes, con todas las medidas de seguridad y clausurar los Mercado y/o paraditas existentes.

Cerrar el tráfico vehicular por 30 días en cada zona rígida.

Entregarle el control a las FFAA en coordinación con los Alcaldes.

Etc.

  • 4
  • 23.05.2020
  • 12:18:15 hs
Eduardo Mijael Díaz García

Definitivamente el impacto en la bolsa iba a ser superior a la de la vida… Lamentablemente — por mas inhumano que suene — tarde o temprano, cada uno perderá un familiar o ser querido conocido; es el patrón de esta pandemia. Restringir la libertad para trabajar del peruano promedio, quien vive del crédito, tiene pocos ahorros y mayormente informal, no tiene sentido en el largo plazo.

Que esta recesión prolongada, que traerá desempleo y mas pobreza, sirva como cimiento para un nuevo plan estratégico integral, en donde no solo se busque favorecer a las corporaciones, y las personas mediante “el chorreo”. Se necesita salud y educación universal para todos los peruanos.

  • 5
  • 23.05.2020
  • 02:17:54 hs
Alexis

De acuerdo estimado Pablo lamentablemente el Plan de Reactivación Económica no funciona porque no fueron analizadas y/o elaboradas en un escenario complejo y real como la economía peruana, por eso tantos cambios de estrategias que afectan a los diferentes sectores.

Me quedo con esta pregunta del artículo, que seguro será un tema de análisis del sector transporte:

Cómo se moverán estos más de tres millones de personas? ¿Qué transporte emplearán? 

  • 6
  • 23.05.2020
  • 05:16:43 hs
armando rodriguez

Creo que la perspectiva para e resolver el problema esta equivocada ,es verdad que el sistema de salud publico siempre ha sido deficiente y de baja calidad , ahora desbordado por la pandemia , paro el mundo ha pasa do por no una, si no muchas pandemias con efectos devastadores muchas de ellas , pero las hemos superado como ..?…. el sistema inmunológico del ser humano , es el que sabe manejar este tema y se ha encargado de controlar , no se pude pensar que podemos ganar la guerra a las bacterias y virus ..con cuarentenas o sistemas de aislamiento total por siempre , claro que hay personas que no lo tiene a nivel adecuado y no pueden realizar su trabajo y deberíamos priorizar el cuidado a ellas . los microbios y virus son omnipresentes están en todos lados , no se puede esterilizar todo el mundo , “cual es la razon de la vida si no la puedes vivir ” .
no estamos diciendo que nos e tomen medidas preventivas y de atención inmediato y de reforzamiento del sistema de salud ,pero nadie habla de comida , nadie habla de eso , la estrategia debería estar enfocada por ese lado , y no estoy de una canasta miserable que solo alcanza para unos días , hablo de un sistema de alimentación permanente eficiente para la masa económica ,que esta inmovilizada , comedores populares es la clave , potenciarlos fomentarlos , controlarlos sanitariamente y crean un sistema de reparto y atención para mantener la distancia social cuantos mas comedores existan menos aglomeración y el ejercito encargado de esa logística , el gobierno compra toda la comida y se hace cargo .

  • 7
  • 24.05.2020
  • 05:58:57 hs
Miguel Quiroz

Pienso que ante este desatinado y desesperado plan de reactivación, todos nosotros ya sabemos la respuesta a cómo se van a movilizar esos más de 3 millones de personas.

  • 8
  • 24.05.2020
  • 06:06:24 hs
Mario Vargas

Después de 60 días de cuarentena, el gobierno se da cuenta que falta implementación en los hospitales y que los médicos, no tienen el resguardo necesario igual que los enfermeros, auxiliares, policías, personas de las fuersas Armadas, serenasgos no hay los medicamentos más esenciales, oxcigeno etc, etc. Acaso no se sabía desde el inicio que los mercados eran una bomba de tiempo y después de 60 días advierten el peligro cuando todo está desbordado, y lo único que pueden hacer es patear el problema para más adelante, cuando ya se tiraron un enorme presupuesto, de nuestra reservas nacionales y lo que esperamos para adelante, es una quiebra. Económica, de Salud, Seguridad. Con un sistema absolutamente colapsado, y rumbo a una inflación que generará la devaluación de nuestra moneda, esto es un buen gobierno yo sólo veo improvisación, ineficiencia, inseguridad

  • 9
  • 24.05.2020
  • 07:53:11 hs
valdmar

Y del transporte en bicicleta que podria ayudar a esos 3 millones de trabajdores ,no se menciono, menos a los talleres y tiendas de repuestos de los mismos.

  • 10
  • 24.05.2020
  • 01:28:57 hs
Carlos

Equivocación en la estrategia para combatir este virus. en lugar de focalizar el ataque del mismo se diluyó en el vacío y dejando al peruano la responsabilidad de su salud en lugar de hacer seguimiento de bolsones epidémicos y control de desplazamientos. Eso de no haber tomado en cuenta a los mercados desde el 16 de marzo ha sido el error mas grande, sumado a eso de la salida “de genero” para combatir el patriarcado. Eso pasa cuando ideologizas estrategias que deben ser enteramente pragmáticas.

  • 11
  • 24.05.2020
  • 05:15:13 hs
Luis Castañeda Sanguinetti

Estimado Sr. Pablo, muy interesante la redaccion de su articulo, y combinando un poco de humor y mucha realidad de la situacion nos pone al tanto de la situacion, lo anterior y lo que se viene, me parece que todos son generales despues de la batalla, con todo el respeto de los comentaristas politicos y medios de comunicacion…como dice “parte de guerra” ..no olvidarse que estamos en guerra….que se pueden perder batallas antes de ganar la guerra y las ofensivas del enemigo te pueden hacer retroceder …pero juntos debemos avanzar…superando las adversidades tan conocidas de la realidad peruana

  • 12
  • 24.05.2020
  • 08:26:05 hs
Roberto Edmundo Angulo Alvarez

La pandemia nos ha puesto en sumo riesgo como país y como nación y a desnudado las falencias que tenemos, principalmente en cuanto a la situación de pobreza de millones de compatriotas, quienes viven en “casas” precarias, sin luz eléctrica, ni agua, ni alcantarillado. Lo mismo podemos decir de la educación y la salud , un total desastre. Si al inicio fuimos cautos en las críticas, poco a poco nos fuimos dando cuenta que estábamos frente a improvisados, qué no había ningún plan, que no había inteligencia, que no había liderazgo. La respuesta a la crisis fue fatal. Ver y escuchar al Presidente y a sus ministros todos los días, en lugar de estar pensando como responder a la emergencia, era ver a náufragos nadar desesperadamente en dirección opuesta a la orilla. Pero, lo peor es que no hemos tocado fondo y no sabemos que va a pasar. ¿Nos vamos al abismo? ¿Hay salida?.

  • 13
  • 26.05.2020
  • 04:59:14 hs
Haydith del Águila Valera

La presion de los gremios empresariales es fuerte, y por otro lado, las necesidades imperativas de tener ingresos por parte de la poblacion mas vulnerable, quienes en su mayoria no han sido socorridos por bonos del gobierno, justamente por su alto grado de informalidad, el peruano no visible, el que se moviliza y no recurre al sistema de salud, con vivienda precaria, necesidades basicas no cubiertas en forma historica.
Hay que repensar estrategias por parte del gobierno, entendemos que esto es parte del atraso historico a la que nos han llevado nuestras autoridades mal elegidas, pero hay que hacer camino al andar, y en eso estamos todos, no solo animo de criticas, sino poner el hombro desde el frente en que nos encontremos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño