Revolución digital

Pablo Bermudez

Innovación: Una cosa es “knowing the path” y otra “walking the path”

Estoy metido en esto de innovación desde no sé ¿siempre? (empecé cuando recién abrió Microsoft en Perú eran principios de los 90 si mal no recuerdo, tenía mi primera empresa de desarrollo web y éramos partner Gold de Microsoft y daba charlas de innovación digital con el cargo de “Technology Evangelist” (¿Qué días aquellos cuando en una sala de 100 personas preguntaba cuántos tenían email y no más de 10 levantaban la mano).

Por supuesto que sigo a las empresas hiper innovadoras (las clásicas) pero ahora tenemos hiper innovadores como Elon Musk, a las personas como él se les llama “Expert Generalist”, siempre empiezan como Knowmads (ahí me encuentro pero en franco desarrollo hacia Expert Generalist, sino pregúntenme sobre las cruzadas, física cuántica, astrofísica, inteligencia militar o geoplítica).

En materia de Innovación, de los 130 países analizados cada años por WIPO (World Intellectual Propert Organization), en el reporte “Global Innovation Index 2022 |What is the futureof innovation driven growth?” Perú está justo a la mitad de la tabla, en el puesto 65. Nos gana Chile en el puesto 50 (¿Porqué siempre nos comparamos con Chile?), le ganamos a Ecuador en el puesto 98, Colombia nos gana con las justas en el puesto 63, Wow! Le ganamos a Argentina que está en el puesto 69 (fui y vine de Argentina por casi dos años, sorry amig@s, que les sirva de consuelo que nos dan pateaduras en futbol), nos gana Brasil en el puesto 54, Uruguay nos gana por solo un punto en el puesto 64, esa sí que no la veía venir, Paraguay en el puesto 91…. (Bolivia no sé por qué no figura en el ranking, habrá que preguntarle a Evo Morales, hay dementes en Perú que quieren que Perú sea como Bolivia ¡Plop!).

Pero estoy viendo con agrado y orgullo peruano que ahora, ya muchas de las empresas más emblemáticas del país están tomando muy pero muy en serio la innovación…. porque se han dado cuenta que no les queda otra: O innovas o desapareces. Punto.

Así que me puse a investigar porqué grandes empresas con los recursos para crear una cultura corporativa con un verdadero ADN innovador, o no lo hacen o están haciéndolo calamitosamente mal sin obtener ROI alguno. Ya en otro artículo describí la fórmula que están aplicando las empresas más innovadoras del mundo (esa sí no se la pueden perder).

Desde 2020 se aceleró todo, y la Pandemia lo hiper aceleró todo aún más

Ya aproximadamente desde 2020, el mayor problema de las empresas consistía en cómo gestionar la tremenda disrupción tecnológico-científico-creativa, para la cual sus empresas no solo no estaban preparadas, no la vieron venir, y cuando ya les cayó encima, no tenían ni metodologías de innovación, presupuesto, la posición dentro del organigrama, job description y mucho menos gente preparada con el mindset innovador correcto, que haya estudiado formalmente el tema, tenga una amplia experiencia y de preferencia en diferentes tipos de empresas pero que sobretodo, lo haya trabajado en los niveles más altos de las compañías (No por una cuestión elitista, sino porque son los huesos más duros de roer, ya les cuento porqué).

Primero que nada…. ¿Cuáles son los 4 tipos básicos de innovación?

No alt text provided for this image

Innovación Incremental: La innovación básica o incremental implica una mejora gradual y continua en sus servicios o productos existentes, como la forma en que los fabricantes de televisores lanzan con frecuencia modelos más nuevos. Como resultado, hay un menor impacto en el negocio y un riesgo mínimo.

Innovación Sostenible: El tipo de innovación más común, la innovación sostenible, trata de mejorar la cadena de valor actual de una empresa para satisfacer las necesidades de los consumidores o sus necesidades internas. Como resultado, tienen un menor riesgo y se enfocan en mejorar la productividad, reducir costos y aumentar las ganancias.

Innovación disruptiva se refiere a crear algo que obligue a los clientes a cambiar de métodos tradicionales a métodos nuevos. Este tipo de innovación ágil pero poderosa suelen practicarla Startups o Unicorns con culturas Startup.  Lo interesante es que estas grandes disrupciones las solemos identificar entre startups emprendedoras y unicorns digitales. Pero no, las disrupciones están ocurriendo en todas las industrias, todas las ciencias y todos los órdenes del quehacer humano. La pregunta que deben hacerse las empresas es si serán víctimas de las disrupciones en sus industrias, si se beneficiarán de ellas, o si serán ellos los disruptores.

Innovación Radical: Una innovación revolucionaria o radical es una acumulación de varias innovaciones incrementales que empujan a una empresa más allá de su nivel esperado y revoluciona su industria.

¿Qué está fallando entonces en los procesos de innovación de las empresas?

Por supuesto que hay N factores más, pero los que están descubriendo estos científicos top a los que estudio[1] y que entrevistan a miles de empresas grandes revelan las serias deficiencias en que incurren estas empresas (el ser grande no te hace mejor, hace tus problemas más grandes).

  • Son empresas sin ADN innovador, es decir, una organización que carece de una cultura arraigada en la búsqueda de la creatividad, la originalidad y la mejora constante en sus productos, servicios y procesos (así como son incapaces de construir y sostener las condiciones idóneas para que esta innovación corra por las venas y arterias de todos en la empresa y les permita A TODOS identificar oportunidades de mejora).
  • Estas empresas tienden a operar de manera convencional (viven en su zona de confort y no se atreven a desafíae el status quo o el estándar de la industria) siguiendo prácticas y enfoques tradicionales en lugar de explorar nuevas ideas, tecnologías o enfoques disruptivos para resolver problemas y satisfacer las necesidades de un mercado altamente cambiante y volatil. La falta de un enfoque innovador puede limitar el crecimiento, la adaptación al cambio, la capacidad de mantenerse competitivo y sobretodo afectar seriamente su resiliencia, ahora que vivimos en un mundo tan convulso como el que se vivió justo antes de la segunda guerra mundial a fines de los años 30 del siglo XX.
  • Vivimos en un entorno empresarial que más que nunca en la historia de la humanidad está no solo en constante evolución, sino que ésta se está acelerando tanto la innovación en todas las áreas del quehacer humano (particularmente desde 2023 con la explosión de la Inteligencia Artificial) que cuesta muchísimo tan solo mantenerse al ritmo de la innovación del planeta.
  • No cuentan ni con personal, áreas o metodologías realmente “tuneadas” para estar a tono con la ultradisrupción innovadora que está transformando a la humanidad (y eso, no hemos ni considerado lo que traerá la Inteligencia Artificial, el que diga que lo sabe es un descarado mentiroso).
  • No aplican ninguno de los variados Frameworks de Innovación disponibles. Una empresa grande, probablemente necesite mínimo 4 frameworks distintos y muy probablemente no sepa cuál aplica donde. (varios de estos frameworks tienen décadas de existencia)
  • Otro error de concepción: Las empresas no innovan, innovan las personas que trabajan en esas empresas. La disrupción tecnológico-científico-digital se basa principalmente en la transformación de las personas y los procesos (métodos, frameworks, protocolos y sobretodo mindsets y cultura corporativa) que sostienen y crean las condiciones idóneas para que las personas en la empresa o socios clave (otros stakeholders como por ejemplo startups asociacadas, innoven.
  • No tienen ni idea del nivel de madurez digital de su personal, y yo lo mediría del board al CEO y de ahí hacia abajo a todas las personas en todos los niveles de la empresa. Entendámoslo de una vez, ya no hay un mundo analógico, uno biológico y uno digital, es un solo mundo donde estos factores que conviven en una simbiosis cada vez más intensa, pronto se harán indistinguibles: No sabremos donde termina lo analógico y donde empieza lo biológico o lo digital.
  • Si no conoces el nivel de madurez digital POR PERSONA, (nada de encuestas anónimas por favor), cómo sabes si tu gente, sí, aquella en esa posición estratégica cuenta las capacidades y habilidades digitales que estos tiempos demandan. Acá no se trata de botar gente, por el contrario, si están donde están ya son talentos, se trata de ser honestos, hacer un Benchmark honesto, donde nadie se sienta mal, y poner en marcha un verdadero programa de transformación digital, y solo una persona en la empresa debe liderarlo, el CEO (Se acaba de crear la posición de CTO. El CEO es más político, más motivador, el CTO no solo mantiene un diálogo fluido con todos en la empresa, es el encargado de que las cosas sucedan.
  • Muchas veces, gracias a Dios hay extraordinarios equipos tecnológicos equipos de Recursos Humanos, pero lo cierto es que la mayoría no tiene la lista de habilidades y capacidades digitales que cada Job Description de la empresa demanda.
  • La innovación trata principalmente de personas, marcos de trabajo (frameworks de innovación) y los más difícil, la construcción de las condiciones idóneas para innovar (infraestructura física, mobiliario, frameworks de innovación, implantar redes sociales corporativas, mejor aún una intranet social: Es una Intranet integrada con la red social corporativa (Viva Engage de Microsoft o Workplace de Facebook) y que aprende a diario interpretando las interacciones aplicando NLP Natural Language ProcessingGenerative AI y Machine learning.
  • Y lo más difícil, transformar mindsets y crear la hipercultura corporativa donde todos se sientan empoderados para innovar. Cualquier esfuerzo orientado a lograr una transformación digital organizacional exitosa, debe implicar cambios en la forma en que trabajan las personas. O construyes una hipercultura corporativa (donde los líderes deben dar el ejemplo, por lo cual lo primero que se debe hacer no es reemplazar a los líderes, deben ser buenos, por eso están donde están, pero sí hay que capacitarlos digitalmente. ¡Eso no significa que aprendan a programar por favor! Sino que conozcan el estado del arte de lo digital, y qué le pueden pedir al área de tecnología).
  • La mayoría de los líderes y empleados saben que se está produciendo una disrupción digital, pero no actúan de acuerdo con ese conocimiento, porque no saben innovar, no se les ha capacitado en innovación, la innovación es improvisada y no tiene método. Es decir, te sale al final un pan con mango como decimos en Peru.
  • Hay muy pocos verdaderos expertos en innovación que hay que distinguirlos claramente de innovadores. Los primeros saben cómo transformar una empresa desde el directorio hacia abajo y luego de abajo hasta el directorio, construir hiperculturas corporativas y transformar mindsets: Innovadores somos todos. Si trabajas en una empresa donde sus líderes menosprecian la capacidad de innovación de su gente, no merece seguir funcionando, ¡hay que celebrar su quiebra!
  • Los “expertos en innovación” vienen ayudando a las empresas a innovar diversos aspectos de la empresa, siendo el más complicado el mindset de sus líderes, donde su peor enemigo es su éxito pasado. Pues sí, se hacen soberbios y dejan de aprender. Un proverbio que creo que es cristiano dice que “la soberbia es la madre de todos los pecados y la humildad la madre de todas las virtudes”.
  • Algo que ya tienen que entender las empresas es que lo que les funcionó quizá por décadas no necesariamente les va a funcionar en 2023 en adelante. Esos líderes deben combinarse con una nueva casta de líder que acaba de aparecer y que son tan difíciles de encontrar como los CTOs (Sí innovación sin Transformación no funciona), estamos hablando de los Anticipatory Leaders.
  • Estas empresas no cuentan o desdeñana a los verdaderos “innovadores” gente que lee, estudia, escribe, enseña y brinda consultorías de innovación ya desde hace un buen tiempo (es decir, ha asesorado a varias empresas, con múltiples problemáticas)
  • Otra muy buena…. “Ya compadre, ya no vas a hacer lo que hacías, ahora vas a ser nuestro CTO “Chief Transformation Officer

¡Please somebody shoot me!

No alt text provided for this image
  •  No han estudiado “Innovación”, no conocen los principales frameworks de innovación ni de nombre, y menos los han estudiado. ¿Y ahora les dicen que son los responsables de toda la innovación de la empresa? Es probablemente hoy en dia el reto más grande que se le puede asignar a alguien… por favor, que sea alguien bien preparado.
  • Está bien no sufran más, aquí algunos de mis favoritos frameworks de innovación:
  1. Design Thinking (por supuesto)
  2. Lean Strategy
  3. The three horizons of growth (McKinsey)
  4. Doblin´s Ten types of Innovation: Spread Your Creative Efforts Across Your Organization (Deloitte)
  5. Blue Ocean Strategy: How to Create Uncontested Market Space and Make the Competition Irrelevan

Muchas gracias por leerme, espero les sea útil. Pueden escribirme aquí si necesitan a que los saquemos de la arena movediza en que se han metido (sin quererlo por supuesto) al no transformar la empresa en un “Innovation Hub” y no olviden mi frase favorita de Brian Solis (Brian fue uno de mis profesores en Silicon Valley, cuando estaba en The Altimeter Group que ha sido adquirida por Prophet… pueden creer que lo trajimos a Perú con la gente de Seminarium en 2013 cuando muy pocos lo conocían? No tengo ni idea de cuál será su tarifa de consultoría, pero no me cabe duda de que es de tres cifras en dólares.

Y dice Brian que el peor enemigo de toda empresa en el siglo XXI es el “Darwinismo Digital”: Un estado de falla del negocio donde la tecnología y la sociedad se desarrollan más rápido que la capacidad de la empresa para adaptarse”

Y les dejo este gráfico utilísimo. Si me creen y ya se dieron cuenta que tienen que innovar, pero no saben por dónde empezar. Este gráfico es súper útil y didáctico, me ha sido super útil y estoy seguro que también les será súper útil a ustedes.

No alt text provided for this image

¡Listo gente linda, a innovar non stop y subir el ranking de 65 del Perú que ya llevamos dos años en la misma posición!


[1] “Este libro se basa en cuatro años de investigación, realizada en asociación con MIT Sloan Management Review y Deloitte, sobre cómo la tecnología cambia la forma en que operan las empresas. Encuestamos a más de 16,000 personas durante cuatro años sobre su experiencia con la disrupción digital y sus percepciones sobre la naturaleza y la adecuación de la respuesta de su organización”.

Pablo Bermúdez
Consultor Internacional en Innovación Corporativa, Transformación Digital | Knowmad, Empresario, Mistagogo, Profesor, Expositor, Escritor y mil cosas más…
Director en The Startup FactoryTwitter: @pablober
Linkedin:  http://www.linkedin.com/in/pablobermudezmogniç
Instagram:  https://www.instagram.com/pablober/
Blog:  https://www.pablobermudez.com/

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño