Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

#BrasilNoPuedeParar: Un estudio sobre la irracionalidad

Bruno André Herrera, estudiante de Economía de la Universidad del Pacífico

Brasil es, al día de hoy, el país más afectado por el Covid-19 en toda la región. El estado de Sao Paulo, con sus 44 millones de habitantes, concentra cerca de un cuarto de los casos registrados a nivel nacional. Ante esta alarmante situación, el gobernador Joao Doria decretó tempranamente la cuarentena en su jurisdicción; Sin embargo, el presidente Jair Bolsonaro se opuso a esta iniciativa, la tildó de “crimen” y hasta promovió una contra-campaña bautizada “O Brasil Ñao Pode Parar”.

Con el argumento de salvaguardar la economía de miles de trabajadores independientes, y los motores de crecimiento económico del país, no son pocos los brasileños que se opusieron y siguen oponiéndose a las medidas de aislamiento social.

Una apuesta peligrosa

¿Por qué Bolsonaro y algunos brasileños fueron contra las recomendaciones de las autoridades sanitarias? ¿Por qué hicieron tanto esfuerzo para minimizar la enfermedad y sobreponer la economía? El análisis de la economía conductual nos puede dar ciertas luces acerca de esta actitud:

Supongamos, para fines de este ejercicio, que la salud pública (A) y la economía (B) son dos bienes independientes en el corto plazo para nuestro sujeto. La llegada del coronavirus representa una externalidad negativa que se traduce en un riesgo para la continuidad de esos bienes. Luego, el individuo en cuestión llega al siguiente razonamiento: “Si acato las medidas de aislamiento social preservo A, pero inevitablemente pierdo B. En cambio, si continúo con mis actividades de manera regular, preservo B y no necesariamente pierdo A”.

Si se encuentra leyendo estas líneas desde la comodidad de su hogar, es muy probable que haya optado por la primera alternativa. Sin embargo, ¿sería más atractiva la segunda opción si supiera que, de contraer el virus, sus probabilidades de sobrevivir son cercanas al 93,7%? ¿Sería aún más atractiva si supiera que, en caso de enfermar, tendría aproximadamente un 97,6% de probabilidades de no requerir hospitalización? Ahora, volvamos al juego: ¿Preferiría la pérdida segura del bien B o un 97,6% de probabilidades de preservar el bien B al mismo tiempo que el bien A?

No se sienta mal si dudó de su decisión. La teoría prospectiva, desarrollada por los psicólogos Kahneman y Tversky señala que, en un contexto de pérdidas, somos más tolerantes al riesgo de una decisión si un resultado favorable nos garantiza la reducción o anulación de las pérdidas. La aceptación del riesgo puede llegar a ser tal que el individuo puede omitir el hecho de que un resultado adverso podría terminar siendo peor que una “pérdida segura”.

No hace falta decir que, si usted pierde la apuesta, se hace responsable de su propia muerte, la de un ser querido o la salud de otras personas. Entonces, ¿Por qué algunos brasileños fueron incapaces de darse cuenta de la dimensión de este riesgo?

Una cuestión de autoridad

En una reciente entrevista sobre la coyuntura, Kahneman reflexionó acerca de cómo las personas piensan mucho en las cifras en tiempo real pero fracasan en extrapolar dicha información al futuro. Además, indicó que cuando las autoridades subestiman a la pandemia o declaran que las medidas para contenerla son “exageradas”, le hacen un enorme daño a la población. En ese sentido, los gobernantes generan más conciencia ciudadana cuando son ellos mismos los que acatan las medidas de distanciamiento, independientemente de sus discursos públicos.

Por todo esto: ¿Cómo se puede esperar que los brasileños actúen racionalmente si el máximo líder nacional afirma que el virus es solo una “gripecita”?

Pagar los platos rotos

Lamentablemente, el precio a pagar por la laxitud de los brasileños no se circunscribe a sus fronteras y, en los próximos meses, puede convertirse en un problema de salud pública para la región sudamericana. Si no existe una respuesta coordinada a la pandemia entre los gobiernos se puede dar el caso de que países que sí implementaron estrictas medidas de aislamiento social, como Perú, se vean expuestos a casos importados de Brasil y verse obligados a retornar a los controles previos.

La permanencia de Brasil como un foco infeccioso, más allá del fin de la cuarentena en los países vecinos, también comprometería a las políticas fronterizas y el eventual restablecimiento del comercio internacional. Por esta razón, es urgente que se establezca la cooperación regional y mundial, es la única manera de evitar nuevos brotes y mayores estragos durante el periodo incierto que dure el tiempo en el que carezcamos de una vacuna.

COMENTARIOS

  • 1
  • 27.05.2020
  • 04:00:19 hs
José Martinez

En Sudamérica sobre todo en las últimas décadas el estado de falso bienestar que muchos gobiernos populistas e izquiedistas han permitido es la falta de madurez y dependencia de la población y por ende su falta criterio para cuestionar y decidir sobre su propio bienestar, dejando reactivamente esa responsabilidad a sus gobernantes laxos e incompetentes como Bolsonaro.

  • 2
  • 27.05.2020
  • 07:40:22 hs
Luis Alberto Manrique Luy

Bolsonaro al igual que Trump, aposto por la muerte de “ALGUNAS PERSONAS” pero no para la economia, lo cual trajo la cantidad de muertes que estan viendose en estos paises. Por otro lado, paises como el nuestro “ENTRAMOS EN CUARENTENA” pero la mayoria de gente, opto por desobeder, desacatar, importarle poco ni darle la seriedad debida a esta situacion. Motivo por el cual ahora crece los fallecimientos. Creo es un tema de todo latinaoamerica, el problema de ser asi de irresponsables e indisciplinados.

  • 3
  • 27.05.2020
  • 09:26:29 hs
EDUARDO FERNANDEZ

Podemos suponer que lo que ocurra en un país se trasladará a sus vecinos, pero lo ocurrido en China no impactó en todos los países vecinos, sino en los que no supieron tomar decisiones a tiempo.
Palabra clave: Compromiso.
Es tan importante el compromiso por parte del gobierno, como el de los gobernados.
En Brasil, como en Perú, Chile o cualquiera de los países latinoamericanos, la falta de compromiso de los gobernantes, permitió la llegada del virus al no restringir la migración/llegada de ciudadanos provenientes de China, desde que se conoció la existencia de un grave problema de salud en dicho país los primeros días de enero.
Pero a eso debe sumarse la falta de compromiso ciudadano de las personas que llegaron desde ese país, que conocían el problema y no fueron suficientemente decentes para reconocer que podrían afectar a nuestra población e informar a las autoridades locales del riesgo de pandemia. Podemos sumar, la falta de compromiso de los ciudadanos inicialmente desinformados, pero que luego decidieron seguir su vida (eso no me tocará a mí).
El principal problema radica en la desinformación. No se contrataron pruebas de descarte oportunamente. Muchas versiones del virus y de los posibles tratamientos, pero ninguna oficial. Falta de planeamiento. Falta de recursos. Pero el factor más importante: Falta de liderazgo.
Lamentablemente no se tomó en cuenta o no se tenía confianza en las experiencias previas. No se convocó al Comité de Emergencias Nacionales como cuando se convocó La Reconstrucción con Cambios. O cuando hace algunos años hubo la crisis del cólera.
El liderazgo eficaz comienza con un buen planeamiento y la selección de personas adecuadas para las tareas a desarrollar. Pero continúa con una correcta Distribución de Recursos, mientras se mantiene Informada a la población. No se puede obtener compromiso de la población, cuando no existe información oficial válida, confiable y segura.
Coincido con Kahneman con la falta de capacidad de la población para extrapolar la información al futuro, pero eso es y debe ser responsabilidad del gobierno, y si el gobierno no proporciona información fidedigna, pierde autoridad. Es lo que ha pasado en varios países.
Eduardo Fernández
10788223

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño