El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Guasón

guasón

Guasón (Todd Phillips, 2019) será la película más popular y comentada del año. Los motivos se discuten en decenas de páginas web y rankings necesitados de visitas y publicidad, como quien intenta buscar oro en un amplio pantano. La gran actuación de Joaquin Phoenix, la belleza fotográfica y la potente sonorización son algunas de las razones más comunes que se esgrimen y en los tres casos no hay nada que objetar. Nada más que destacar.

En la práctica, Guasón es una película para adultos que, precisamente, juega a eso: satisfacer a un público que busca la contraparte a la mayoría de mamotretos adolescentes fabricados por Marvel. Sin embargo, la gravedad que le dan los guionistas (el propio Phillips y Scott Silver) al simple hecho de intelectualizar algo que no necesita mayor esfuerzo mental, la convierten en un producto autorregulado y sin demasiada explosión, distinto a lo que se espera cuando se revisan los antecedentes del villano. Tampoco se trata de reclamar un baño de violencia desbordada o un culto al despropósito visceral, pero las comparaciones con los guasones pasados, y las historias que lo incluyen, son inevitables.

https://youtu.be/IfB65qjLbwc

Si Phillips deja de lado al mito es porque desea teñir de rasgos humanos a su personaje -esa manida y forzada estrategia de acoplar sentimientos a alguien cuando no cabe-, a costa de borrar su esencia y bajar el potencial de la trama. El sendero artístico que elige el director no solo debería justificarse en la explicación de la génesis y la evolución de un personaje enigmático y seductor. El entorno que distingue a una sociedad corrupta, llena de desigualdades, podría ser el verdadero disparador en la psicopatía del protagonista. Y Phillips hace poco para demostrar ese contexto. Algunas situaciones puntuales como protestas callejeras, muchachos intolerantes en el Metro o jovencitos malandrines adictos al bullying, no bastan. Por momentos, Guasón se siente desequilibrada y a la deriva, sobre todo entre la mitad y el final del metraje, develando el gran error de Phillips, el que disfraza las falencias de su película: poner todo el peso de su obra en la actuación de Phoenix.

Si bien cuesta ver a un Guasón desvalido y en horas bajas, el accionar de Phoenix es colosal. El diseño no verbal del lenguaje que aplica al villano es riguroso y perturbador. Phillips encaja a Phoenix en un molde edípico, autodestructivo y contracorriente, a pesar de las palizas. Valgan verdades, el desempeño del actor no sorprende. Paul Thomas Anderson, uno de los grandes directores de los últimos 20 años, declaró alguna vez que el trabajo de Phoenix es impredecible por los matices que prodiga a sus papeles, más de lo que podría esperar cualquier director. Y tengamos en cuenta que Anderson no regala elogios por cortesía. Este director ha trabajado dos veces con Phoenix. En The Master (2012) y Vicio propio (2015). Si muchos tienen los pelos de punta por su registro interpretativo en Guasón tendrían que verlo en la primera colaboración con Anderson. Sobre el trabajo de este polémico actor se hablará mucho hasta febrero, mes en que se entreguen los premios Oscar, evidentemente si alcanza una nominación. En caso de no quedar en la terna final se hablará mucho más. Lo más probable es que arrase con todos los premios que se le pongan por delante.

Guasón no es una mala película, tampoco llega a ser notable. Y mucho menos es una obra maestra. Es lamentable cómo la fiebre millennial transmite alterados efectos compulsivos. Algunos seudolíderes de las redes sociales, de estrecho margen cinéfilo, han comentado que no estaban preparados mentalmente para tanto. Que al final de la película necesitaban contacto e interacción humana, alguien con quien discutir o a quien abrazar. Pura palabrería marketera parida de la necesidad del Me gusta o los corazones digitales. Estas declaraciones crean tendencias que polarizan cuando un gran sector del público está bajo el efecto publicitario de DC Films y la potente maquinaria de distribución de Warner Bros. Guasón de Todd Phillips pasará a las páginas del cine por una excelente actuación central en medio del desmoronamiento y recomposición de una historia que nunca alcanza a consolidarse.

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño