Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Para construir el futuro hay que invertir en él

Por James P. Scriven - Gerente General de BID Invest

El mundo está evolucionando a velocidades exponenciales. La tecnología está contribuyendo a un futuro marcado por importantes mejoras sociales, económicas y medioambientales. Esto es especialmente cierto en América Latina y el Caribe. Los usuarios de teléfonos móviles en la región han aumentado un 800% en los últimos cinco años. En 2017, las empresas de tecnología financiera (fintech) efectuaron transacciones por más de US$90 mil millones en la región, cantidad que supera el producto interno bruto (PIB) de Panamá. Y la región ya lidera el mundo en energías limpias.

La innovación y la competencia del sector privado han impulsado gran parte de estos avances tecnológicos, pero persisten los desafíos de desarrollo. La productividad de la región es inferior a la de sus pares del este de Asia. Las brechas de financiamiento, en sectores como infraestructura, ascienden a miles de millones de dólares o sobre el 2% del PIB de la región, mientras que las empresas dirigidas por mujeres aún teniendo menos acceso al financiamiento que sus homólogos masculinos.

La velocidad, flexibilidad y potencia de la tecnología tienen sus límites. Nuestros clientes en el sector privado de la región tienen metas ambiciosas, y se necesitará una variedad de soluciones para lograrlas.

Diseñando para fomentar la confianza y el enfoque al cliente

Por ejemplo, AirBnB, minorista de hoteles, ha crecido de cero a 24 millones de huéspedes anuales en menos de una década. AirBnB depende de las plataformas tecnológicas para unir la oferta y la demanda de alojamiento, pero es la capacidad de la empresa para fomentar la confianza la que le permitió liderar el mercado. Esto significa fomentar la confianza, no solo en la empresa para unir a las personas y procesar los pagos, sino también para fomentar la confianza entre completos extraños que comparten sus hogares. AirBnb, como Netflix, iTunes y tantos otros, nos recuerdan que la tecnología por sí sola no es el verdadero disruptor. Diseñar para fomentar la confianza y la experiencia del cliente es mucho más grande.

Mantenernos relevantes mientras construimos un mejor futuro

La disrupción digital no deja lugar a la complacencia. Además de revolucionar la industria hotelera, los servicios de taxi y la venta minorista, estos cambios demuestran que el camino para permanecer relevante es más difícil que nunca. Estos cambios, junto con los limitados presupuestos de los gobiernos y los cambios geopolíticos, ejercen presión sobre los bancos de desarrollo para convertir los miles de millones de sus balances, en billones para financiar el desarrollo.

Para competir en el mundo de hoy y alcanzar nuestros objetivos de desarrollo colectivo, debemos encontrar formas de resolver los desafíos del mañana. Una experiencia del cliente, definida por la agilidad del proceso, la flexibilidad del producto y un sentido de confianza permitirá que los bancos de desarrollo sigan siendo relevantes en tiempos de cambio.

Mantenerse relevantes implica contar con más productos de capital y cuasi capital, como mezzanina y deuda subordinada, para hacer crecer las empresas y permitirles crear puestos de trabajo. Implica conseguir la participación de inversionistas institucionales, a través de productos como los Bonos B, y demostrar que las inversiones en mercados emergentes pueden incluso superar los resultados que obtienen en mercados desarrollados.

Segundo, mantenerse relevantes implica ofrecer más moneda local, para que los prestatarios puedan pagar en la moneda en la que están generando su flujo de caja. Además, hoy trabajamos en un mundo de liquidez donde el dinero ya no es el rey. Proporcionar asesoramiento y conocimiento a nuestros clientes será lo que agregue valor y defina nuestro impacto en el desarrollo. Estas son algunas de las formas en que los bancos de desarrollo pueden adaptar mejor las experiencias de los clientes, reducir los riesgos y permitir que los clientes se centren en estimular el desarrollo.

Hoy, estamos lanzando el cambio de imagen más consecuente en nuestra historia. Estamos renovando nuestra visión, estrategia, productos, sectores y cultura bajo la nueva marca BID Invest. Esto refleja nuestro compromiso de tomar lo mejor de lo que funciona. Nuestras sinergias con el BID, junto con la flexibilidad del producto y la agilidad de procesos incorporan lo mejor de los sectores público y privado.

Nuestra transformación puede verse facilitada por la tecnología, pero será impulsada por el compromiso de poner a nuestros clientes en el centro, para ganar su confianza y negocio. Esto asegurará el impacto en el desarrollo para todos nuestros grupos de interés en el futuro.

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño