Cyberlaw

Abel Revoredo

La ley cripto peruana vista desde Estados Unidos

Esta semana tuve la oportunidad de conversar con Anessa Allen Santos, una abogada estadounidense y destacada líder de opinión experta en criptoactivos y especializada en la representación de empresas tecnológicas innovadoras. Anessa es exalumna de la Escuela de Negocios Saïd de Oxford, la Facultad de Derecho de la Universidad de Dayton y la Facultad de Artes Liberales de la Universidad de Wright State. También es una Magistrada Especial cualificada judicialmente y testigo experta en asuntos relacionados con tecnología financiera, colaboradora habitual en Forbes, autora de artículos académicos y experimentada gestora de intereses. Es oradora invitada en eventos selectos, incluyendo en el National Press Club, en el Capitolio y para el Florida Bar Association, entre otros. Ha recibido varios reconocimientos por su trabajo en tecnología Blockchain, como una de las 100 personas top en Finanzas, Emprendedora Independiente del Año por los Premios Stevie y el reconocimiento al Mejor Token ESG/SDG de Coinstreet Partners. 

Durante nuestra conversación mencionó su interés en la “Ley Marco de Comercialización de Criptoactivos” (en adelante, la “Ley Cripto”) cuyo proyecto ha sido recientemente aprobado por la Comisión de Economía del Congreso Peruano así como su preocupación por el riesgo que supone regular dicha tecnología sin el adecuado sustento técnico y sin evaluar el camino transitado por otros países que ya lograron regularla sin afectar la innovación y el desarrollo empresarial de sus ciudadanos. Asimismo, tuve la suerte de que compartiera conmigo sus reflexiones sobre la Ley Cripto, las mismas que, con su autorización, ahora pongo a su disposición:

A menudo me piden que imparta conferencias sobre el marco regulatorio en evolución que rige los activos digitales y la tecnología de registros distribuidos tanto en los Estados Unidos como en el extranjero, y que colabore con el desarrollo de normas para su gobernanza a nivel federal y estatal. Llegué a esta posición no por casualidad, sino en profunda búsqueda de una solución al problema de la exclusión financiera que afecta a un número significativo de estadounidenses y a un número aún mayor de migrantes. La solución, como explicaré mas adelante, reside en el código de programación de las cadenas de bloques de Bitcoin y Ethereum, y no en otras cadenas de bloques como IBM Hyperledger Fabric, por ejemplo.

La documentación que establece la identidad legal de una persona es la puerta de entrada a la vida moderna. Sin ella, no puedes votar ni conducir, ni puedes abrir una cuenta bancaria ni acceder a los servicios gubernamentales. Según el Banco Mundial, más de mil millones de personas no tienen forma de demostrar su identidad, y entre ellas hay un creciente número de millones de refugiados. Aunque aquellos protegidos por la Convención de las Naciones Unidas de 1951 sobre Refugiados reciben documentos de identidad y viaje por parte de los países anfitriones, estos documentos pueden ser olvidados, destruidos o robados. Estas personas están excluidas del sistema bancario moderno y, con él, de cualquier esperanza de prosperidad económica. Sin más opción que realizar transacciones en efectivo físico o digital, deben operar en una economía oculta, donde son más vulnerables al robo y otros delitos violentos. Lo que necesitamos es un nuevo sistema financiero, un sistema mejor, accesible para todos y que respete el derecho de las personas a la soberanía financiera, esto es, libre de interferencia gubernamental irrazonable.

Durante años, la Alianza ID2020 de las Naciones Unidas buscó una solución basada en cadenas de bloques para la exclusión financiera que fuera personal, permanente, portátil y privada. Personal, en el sentido de que solo se vincula al sujeto de los datos. Permanente, desde la cuna hasta la tumba. Portabilidad que incluya todas las jurisdicciones a nivel mundial, y privada, accesible solo por el dueño de los datos. Cuando entendí completamente cómo es que las cadenas de bloques de Bitcoin y Ethereum están programadas de manera única y específica para lograr estos objetivos, participé en varios cursos en la Escuela de Negocios Said de la Universidad de Oxford para aprender cómo implementar de manera responsable soluciones de cadenas de bloques y tecnología financiera en el gobierno y los negocios.

Aunque estudié y di conferencias mucho antes de asistir a Oxford, había ciertos principios que aún tenía que aprender, a saber, la importancia de determinar la forma cómo se entrega el elemento necesario de identidad. Mi entusiasmo por la Alianza ID2020 para resolver la exclusión financiera fue rápidamente apagado por un querido profesor con una simple pregunta: cada vez que una autoridad gubernamental central tiene acceso a un registro de la identidad, ubicación y finanzas de todos, ¿qué sucede? Cuando me hicieron esta pregunta, mi rostro cayó. Sabía la respuesta porque había estudiado esto en detalle en mis cursos de pre-grado sobre derechos humanos y diplomacia. La respuesta era “genocidio” y “terrorismo liderado por el gobierno”. La solución, explicó mi profesor, eran las aplicaciones bancarias basadas en cadenas de bloques con pruebas de conocimiento cero (Zero Knowledge Proof – ZKP), un tema que va mucho más allá del alcance de este artículo.

Desde entonces, las aplicaciones de cadenas de bloques para la banca y los servicios financieros han explotado en el escenario global. Si bien algunos proyectos como Bitcoin y Ethereum son completamente legítimos, otros como FTX son totalmente corruptos. Como reconoce acertadamente la Ley Cripto, la industria está plagada de fraudes que se aprovechan de consumidores, empresas e incluso gobiernos desprevenidos que pueden no estar atentos a los detalles más finos de cómo se programa una cadena de bloques para sus capas de protocolo, red y aplicación. No obstante, como han demostrado acertadamente el Reino Unido, Suiza, Singapur y los Emiratos Árabes Unidos, los gobiernos que implementan de manera reflexiva tecnologías financieras en un entorno favorable para los negocios impulsan el crecimiento y el desarrollo económico. Atraídas por políticas amigables, las empresas aportan comercio y contribuyen a la base impositiva en crecimiento de un gobierno. Si esos ingresos se invierten adecuadamente en infraestructura pública y en proyectos adicionales de desarrollo empresarial, el ciclo se repite y una nación se transforma.

El Congreso del Perú merece aplausos por emprender la tarea extremadamente difícil de regular las cadenas de bloques y los activos digitales. En comparación, por primera vez en generaciones, el gobierno federal de EE. UU. ha trabajado para bloquear una industria completa por ninguna otra razón que no sea el proteccionismo, ¡un acto que es completamente contrario al espíritu del capitalismo! Sin embargo, por mucho que aplauda el esfuerzo, advierto enérgicamente contra la emisión de normas que sean vagas, demasiado amplias, sin objetivo claro, aplicación o medios de ejecución. Siempre que se redacte legislación que tenga el poder de elevar o hundir a una nación, es imperativo recordar el principio “no regular es mejor que regular mal”. Con eso en mente, recomiendo los siguientes pasos a cualquier nación que desee implementar una legislación significativa dirigida a las cadenas de bloques y activos digitales.

  • Desarrollar un marco regulatorio: Desarrollar un marco regulatorio integral para la adopción, integración y promoción de la tecnología Web3 que aborde, como mínimo, una taxonomía definida, fiscalidad y cuestiones regulatorias clave, como intermediación, custodia, transferencias P2P e intercambio libre.
  • Crear un grupo de trabajo especializado en cadenas de bloque y activos digitales: La creación de un grupo de trabajo dedicado a desarrollar el marco regulatorio es fundamental para el éxito. El grupo de trabajo debe designar representantes expertos de sectores clave, incluido el gobierno, el derecho, la banca y las finanzas, la fiscalidad y la contabilidad, la innovación y la tecnología, y los negocios. Es importante que este grupo de trabajo tenga la autoridad para crear comités para temas específicos.
  • Definir objetivos claros. El grupo de trabajo debe tener un mandato claro para presentar un informe y recomendaciones al Congreso para un marco regulatorio que aborde objetivos clave, como la protección del consumidor, el crecimiento económico, la expansión de los servicios financieros, el fortalecimiento de la moneda fiduciaria y el reconocimiento del derecho que tenemos para realizar transacciones en efectivo, efectuar liquidaciones en oro y plata, así como medidas para hacer efectiva la aplicación y exigibilidad del nuevo marco regulatorio.
  • Considerar ejemplos de éxito y fracaso: En el cumplimiento de su mandato, se debe exigir al grupo de trabajo que realice un análisis comparativo con otras naciones que hayan tenido éxito o fracasado en la implementación de un marco regulatorio que aborde los objetivos identificados por el Congreso.
  • Incorporar medidas de protección de la privacidad y protección de datos personales. En esta nueva era de inteligencia artificial y grandes datos, es fundamental que nuestras identidades digitales reciban las mismas protecciones de privacidad que nuestras identidades físicas. Sin ellas, los ciudadanos de una nación están sujetos a una explotación y degradación continuas que tienen un impacto económico adverso. La tecnología de cadenas de bloques y activos digitales toca inherentemente información personal identificable, por lo que el grupo de trabajo debe considerar la conveniencia de abordar estos asuntos.
  • Desarrollar una visa de nómada digital. La pandemia nos enseñó que las naciones que invitan a trabajadores remotos por un tiempo disfrutan de sus contribuciones a las economías locales mientras mantienen la integridad de los mercados laborales para los trabajadores autorizados. Proporcione un medio para que los trabajadores remotos mejoren su visa para establecer negocios innovadores y brindar empleo a los residentes.
  • Generar apoyo público a través de la transparencia y la colaboración. Para fomentar la confianza entre un gobierno y sus ciudadanos, las actividades para desarrollar el marco regulatorio deben estar disponibles para su revisión pública brindando oportunidades de comentario antes de la implementación. Mi carrera me ha enseñado que el público puede ser de gran ayuda para el desarrollo de regulaciones significativas.
  • Ejecución. La regulación sin ejecución carece de sentido. El Congreso aprueba leyes, pero los organismos administrativos explican y aplican esas leyes emitiendo reglamentaciones detalladas para su aplicación en el comercio. La ejecución también proporciona un sentido de justicia (estado de derecho), infunde un sentido de respeto y genera ingresos para el gobierno.

El gigante bancario JPMorgan fue la primera institución financiera en lanzar una cadena de bloques privada y permisionada así como una criptomoneda nativa llamada “JPM Coin” para permitir la transferencia instantánea y el registro de activos de múltiples bancos y múltiples monedas. Ahora, Forbes, NASDAQ y la firma global de gestión de activos Blackrock se han unido a la ola de las cadenas de bloques, llamando a la inevitable tokenización de todo. Las cadenas de bloques y la tokenización de activos están aquí para quedarse, pero los innovadores necesitan reglas claras para asegurarse de que estas tecnologías se implementen de manera responsable. Como han demostrado otras naciones, los gobiernos que proporcionan una guía regulatoria clara con límites diseñados para fomentar el crecimiento y la madurez de la industria son los grandes ganadores en este espacio.

Las reflexiones de Anessa nos dejan muchos temas para considerar antes de correr aceleradamente en la promulgación de una ley con muchas falencias y que, además, ha recibido serios cuestionamientos por diversas autoridades y especialistas en el tema. Considero que es momento de una pausa en el proceso de aprobación de la Ley Cripto para sentarnos a discutir acerca de lo que buscamos como país en materia de criptoactivos así como la forma en que debemos enfocarnos para lograr que esta tecnología coadyuve al desarrollo económico y social de nuestros compatriotas. Como decía Napoleón: “Vísteme despacio que tengo prisa”.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Querido Gerente

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño