Próspero Perú

Gladys Triveño

Sin mercados, no hay formalización

Las MYPE son las que mueven el país y por ello, el hecho de que hayan adquirido protagonismo en el debate electoral, es una buena noticia. La mala noticia es que los equipos económicos de ambos candidatos plantean el mismo tipo de recetas que se han aplicado en los últimos 25 años y que no han sido capaces de incorporar a  la economía formal a casi el 70% de negocios del país: bajar los costos de la formalidad ya sea simplificando trámites para crear empresas,  introduciendo algún tipo de régimen especial que recorta derechos laborales, reduciendo tasas de impuestos, entre otros.

Cuando estuve en el Ministerio de la Producción, tuve la ocasión de evaluar el impacto de la Ley MyPE (Decreto Legislativo 1086) sobre la creación de empresas formales. El resultado: las tasas de crecimiento del número de empresas formalizadas no era mayor al crecimiento inercial de empresas que se creaban cada año desde 2010. Y no solo eso, cuando dialogaba con emprendedores que acababan de iniciar operaciones me decían que preferían registrarse bajo el régimen general antes que en el régimen que permite pagar tasas menores de impuestos y menos beneficios sociales a nivel laboral. ¿Por qué? Primero, porque incorporarse el régimen MyPE significaba adquirir una visibilidad mucho mayor de cara a las autoridades y especialmente ante la SUNAT, organismo que no les perdonaba los errores procedimentales de quienes comenzaban a andar el camino de la formalidad.  Segundo, porque además de esta mayor visibilidad, al estar los beneficios recortados atados con el tamaño de la empresa, estas no tenían ningún incentivo para crecer.  ¿Y qué empresario quiere tener a la SUNAT encima, a cambio de beneficios que le son retirados si tiene éxito?

Lo que aprendí de esta evaluación de la ley MyPE es que el mejor incentivo para la formalización es el acceso a los mercados como la posibilidad de participar en Compras MiPerú, de ser parte de una cadena exportadora,  de vender para una empresa ancla en un cluster productivo, entre otros.  Con más mercados y más negocios, la formalidad (y sus costos laborales, tributarios y administrativos) se paga sola. Los negocios informales no se formalizan porque el Estado lo quiere sino porque el mercado lo pide.

Gracias a estos hallazgos es que pudimos introducir algunos de los ajustes de los que necesitaba la Ley MyPE en la ley 30056, para acompañar una oferta de valor más integral del Estado. Entre estos estaban la eliminación de la sanción al primer error que cometan las empresas a nivel laboral y tributario, la deducción de gastos en capacitación, la posibilidad de que el Estado otorgue capital semilla para startup, entre otros. Desafortunadamente, una parte de la norma no se reglamentó.

Sin embargo, quizás lo más importante fue que estos hallazgos nos recordaron que una verdadera política de impulso al crecimiento de MyPE y la formalización tiene que ser multisectorial e involucrar una acción coordinada entre múltiples sectores, incluso si no existe un actor que articule los esfuerzos, como lo fue PROMPYME en su momento.

  • La SUNAT tiene un rol fundamental porque cuenta con una plataforma de centros de servicios de orientación al contribuyente que puede ayudar a los emprendedores que hoy son informales a decidir entre las alternativas que tienen y las ventajas de los regímenes existentes, para que puedan tomar una decisión más informada. Para ello, hay que modificar el sistema de trabajo que tienen los asesores de las ventanillas de orientación, cuyo desempeño se mide por la cantidad de personas que atienden, y eso impide que inviertan tiempo suficiente en atender a quienes se atreven a buscar alternativas a su informalidad.
  • El Ministerio de Economía y Finanzas, tiene que comprender que programas como Compras MiPerú, no deben ser aplicados solo por excepción a la Ley de Compras del Estado, sino que se pueden canalizar fondos del Estado para compras que por su naturaleza pueden ser orientadas para las microempresas, porque para estas, eso es el mejor incentivo para ser formales. Estos programas han dado impulso a varias microempresas que luego han usado esa experiencia como palanca para participar en nuevas convocatorias, bajo el procedimiento general de Compras del Estado. Además, en ningún caso son compras de menor calidad que hace el Estado, sino compras que sirven como programas de formación de proveedores para las instituciones del Estado, que probablemente costarían mucho más ejecutar.
  • El Ministerio de Producción, tiene que seguir realizando intervenciones como Gamarra o El Porvenir Produce que generaron tanta expectativa en segmentos informales que operaban alrededor de esos conglomerados, los cuales mostraron disposición de formalizarse, para poder participar. De alguna manera, la intervención puso en evidencia la importancia de que las estrategias sean integrales: oportunidades de mercado con procedimientos simples para formalizarse y recursos para promover estos procesos.

Por todo ello, será importante que los equipos de gobierno tomen en cuenta lo que verdaderamente ocurre en la mente de los que trabajan informalmente.

Ninguno de ellos decidió ser informal porque es malo, incapaz, o, le gusta actuar fuera del mercado, sino que no ha tenido la oportunidad que le haya permitido dar el salto para dejar la informalidad, y por eso la oferta de valor del Estado tiene que contemplar acciones para facilitar su acceso al mercado.

COMENTARIOS

  • 1
  • 21.05.2016
  • 10:58:35 hs
alex gamarra

La formalizacion no tiene premio y si lo tuviese no tiene apoyo, Las instituciones del estado no se involucran en hacer crecer una unidad productiva; solo aparecen al momento de fiscalizar y ver cuanto del valor monetario informal pueden recuperar y esa recuperacion si tiene premio.
Sunat deberia de tener una unidad de gestion donde reciban a los informales y los formalicen ya sea con los colegios profesionales en apoyo o no.
Al formalizar se les debe de dar un plazo escalonado de incentivos tributarios y con visitas programadas por su gestor (estos gestores pueden ser en alianza con programas de apoyo Sierra exportadora por ejemplo) y desentralizar las acciones de Lima.
Solo un programa independiente en cada region y con participacion del estado en la unidad economica (sociedad entre el estado exonerando de impuestos por periodos y el empresario aportando capital y trabajo) lograra redicir la informalidad progresivamente y crear unidades sostenibles.

  • 2
  • 20.05.2016
  • 02:35:42 hs
Genara

Excelente articulo. Para mi: La sunat esta encima de todas las MYPEs, asi esten en el regimen general. La sunat como ente recaudador solo trata de incrementar los ingresos tributarios por lo cual han generado diversos mecanismos con los cuales a ocasionado mayores cargas administrativos a los emprendedores. Ejemplo, por cumplir con los depositos de detracción tienen que acudir al BN donde tienen que efectuar colas y perder tiempo. De efectuar el deposito por medios tecnologicos tienen que pagar S/ 3.50 por cada operación…etc.
Se dan leyes y leyes para reducir la informalidad, entonces como quedan las medidas y procedimientos recaudatorios frente a la reduccion de la informalidad ?
Comparto el planteamiento, se formalizaran porque el mercado lo pide. Estamos inmersos ya en un mundo globalizado y de esto tienen que ser conscientes los emprededores, se les debe capacitar de acuerdo a sus necesidades y requerimientos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño