Próspero Perú

Gladys Triveño

Cuando esto termine

Es difícil imaginar a estas alturas del avance de la pandemia que alguna persona no se haya preguntado qué quisiera hacer cuando finalmente tengamos una vacuna que pueda protegernos del COVID 19 y la vida vuelva a ser como antes: sin restricciones de movilidad o de actividades.

Un muro colocado en pleno Malecón de la Marina en Miraflores, recoge cientos de esas reflexiones: quiero seguir vivo, viajar, abrazar a mis hijos, que no se repita la pandemia, trabajar, volver a la universidad, pasear libremente o un Perú diferente. Hay comentarios hilarantes, emotivos o que muestran que la pandemia ha causado dolor, pero que también nos ha retado en distintas facetas de la vida.

Muro: Cuando esto termine

Muro: Cuando esto termine

 

La mayor parte están relacionados con propósitos personales, pero también están los colectivos, aquellos que tienen que ver con lo que aspiramos como sociedad.

Estos últimos, en letras pequeñas, buscando un espacio en medio de tantas emociones individuales, pareciera que destacaran como si a medida que una los lee se abrieran paso y se adelantaran por sobre los primeros, pidiendo ser tomados en cuenta.

 

“Un Perú diferente”

Es imposible no relacionar este pedido con la incertidumbre del futuro si es que seguimos apostando por lo mismo y no cambiamos nada.

Dos ideas para cuando esto termine:

El Perú no debe ser un botín para los futuros gobernantes y asegurarnos de eso está en nuestras manos. Nuestros votos en las próximas elecciones generales pueden hacer la diferencia. Los miles de millones de soles que nos ha robado la corrupción podrían haber servido para tener un sistema de salud más preparado, un mundo rural más conectado, un sistema educativo mixto en lo virtual y presencial, una forma de organización de I+D+i con mayores recursos para promover innovaciones en los distintos sectores productivos, un mejor acceso de los ciudadanos a los servicios básicos y a vivienda digna, un sistema de descentralización cuyo núcleo sea el desarrollo de ciudades intermedias que promuevan mejores oportunidades para sus ciudadanos, entre otros.

El Perú debe ser más seguro. Teóricamente, el ingreso per cápita de un país mide el nivel de vida de la población. Sin embargo, cada vez resulta más difícil creer eso. En algunos países ya se habla de que esta métrica debe estar orientada a medir la felicidad de los ciudadanos, antes que su ingreso.

Entre ambas posturas está el Perú, donde hay muchas cosas por hacer y una de ellas es mejorar la seguridad ciudadana. El nivel de inseguridad es tan alto que quienes pueden pagar por rodearse de medidas y recursos que los proteja, invierten cantidades importantes de dinero en este rubro: crean condominios de playa privados o cierran calles con tranqueras para restringir el acceso a sus viviendas y empresas. Eso explica que las empresas que se dedican a esta actividad tengan altas tasas de crecimiento en el mercado.

La otra cara de esta problemática la sufre la mayor parte de la población. Aquella que no tiene playas privadas o vive en zonas donde no es posible cerrar la vía pública para protegerse de la delincuencia.

  • Sus niños no pueden jugar en las calles sin ser atropellados o sin que les roben sus triciclos, bicicletas o patinetas.
  • Sus jóvenes son asaltados o violentados para quitarles sus mochilas y robarles sus teléfonos celulares.
  • Son víctimas de delitos informáticos, fraudes o estafa.
  • Su espacio público es tomado por la delincuencia y se ven obligados a encerrarse en sus viviendas.
  • Sus mujeres sufren violencia física o psicológica.

Y la lista de ejemplos en los que la inseguridad ciudadana nos hace sentir vulnerables como ciudadanos continua.

La sensación de poder vivir o caminar por las calles sin hacerlo a la defensiva no nos la podrá garantizar ningún gobierno, si no se moderniza a las Fuerzas Policiales y si no se apoya el trabajo de los Serenazgos distritales.

La modernización de la Policía Nacional no tiene que ver solo con la mejora de sus remuneraciones sino también con el fortalecimiento de sus capacidades, la mejora de su infraestructura y el rediseño de sus procedimientos.

Lo peor que puede ocurrir es que los ciudadanos lleguemos a la conclusión de que es inútil denunciar haber sufrido un delito porque la Policía, que nos debe cuidar y proteger, no hace nada y termina enredada en su propia burocracia. Cuando se pierde la confianza en la autoridad, las mujeres que son víctimas de violencia ya no denuncian y la policía solo interviene cuando es demasiado tarde y esa violencia se convirtió en un feminicidio.

Basta visitar una Comisaría distrital o presentar una denuncia por cualquier delito para saber lo lejos que estamos de tener la Policía Nacional que necesitamos.

Cuando esto termine, espero que nuestros políticos se tomen en serio estos temas.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño