Personas Power

Ana Romero

¿Cómo solucionar el Bullying?

La confianza, el carácter, seguridad y la autoestima que tengo hoy en día a mis 35 años no es suerte ni es gratuita, me ha costado años de aprendizaje continuo, terapia con psicólogos, amor incondicional de mi familia y amigos muy cercanos que me acompañaron en todo mi crecimiento y desarrollo personal/profesional, a pesar del bullying sufrido por Pepita y el grupo cool del salón… Sigue leyendo

122

Cuando hablamos de Bullying, lamentablemente hasta el día de hoy, la gente sigue diciendo cosas como: “El bullying siempre ha existido desde hace tiempo”, “El bullying es normal, son cosa de chicos/niños, es normal”, “El Bullying es importante porque los hace más fuertes y resilientes a los niños”, de ésta manera, la gente se ha acostumbrado a minimizar o subestimar el tema, ya sea por falta de conocimiento o ignorancia.

Yo estudié en un colegio bueno, de monjas mexicanas y lleno de buenos valores, sin embargo, es incontrolable saber qué tipo de estudiantes entran contigo a tu salón y promoción. Hace más de 30 años, el filtro más importante para entrar a un colegio era la economía, si tienes plata, entras; sin embargo hoy en día, sí considero que deben de haber otros filtros, además del económico, para saber realmente los filtros psicológicos, mentales y emocionales de las personas que están entrando, ya que los colegios no sólo son responsables de brindar educación de calidad y que sepas matemáticas, si no también, que seas un ser humano de bien, en un balance ideal para poder ver a la educación desde un punto de vista panorámico e integral, de ésta manera con éstos pre-filtros, los profesores, tutores, psicólogos del colegio, estarían mejor preparados y equipados para saber los problemas y retos de cada estudiante, por lo menos a nivel general para poder gestionar mejor la convivencia dentro de las aulas, que es donde los estudiantes pasan mucho tiempo, además de estar también en su casa.
bul

A mis 12 años, no tenía ni el 5% de la autoestima, seguridad, carácter y confianza que tengo hoy a mis 35 años, era una niña-adolescente, totalmente diferente, medio tímida y muy sensible. En ésa época, recuerdo que había una niña rubia, blanca, de ojos azules y pecas, llamada “Pepita”, (no usaré su nombre real, ya que en éste mundo al revés, los malos (asesinos, violadores, buleadores), se ofenden y hasta son defendidos por los derechos humanos, para evitar controversias, polémicas y mal gastar el tiempo de manera innecesaria, el nickname de mi agresora será Pepita. Esta niña se encargaba de recordarme todos los días que mi piel no le gustaba, que le daba asco, me miraba de pies a cabeza haciéndome sentir inferior, me decía que me parecía físicamente a Pachacutec, Atahualpa, Mama Ocllo, de una manera y forma muy despectiva, como si tener rasgos indígenas de nuestros ancestros Inkas fuera un insulto, cuando es todo lo contrario, es un honor tener raíces incas y rasgos indígenas, sin embargo, repito: la forma y la manera en cómo Pepita, me despreciaba y me hacía sentir con sus comentarios racistas y discriminantes hacia mi persona, comparándome con los Inkas del libro de historia, era muy doloroso e insoportable. También se metía con mi nariz, porque decía que no le gustaba, que era muy aguileña, además de decirme que era la hija de Toledo; (para la gente que no es de Perú, Toledo fue un presidente de Perú, proveniente de la Provincia de Ancash y de rasgos indígenas). Pepita andaba con el “grupo cool” del salón, que si bien es cierto, no me racearon, sabían perfectamente lo que Pepita hacía conmigo todo el tiempo y ninguna de ellas, se atrevió a hablar con ella para cuadrarla o ubicarla, todo lo contrario, el grupito cool no se ensuciaban las manos, prefirieron ser cómplices a ayudar a una compañera que en silencio, no pedía, gritaba AYUDA. Muchas de ellas, son madres ahora, ojalá sepan educar a sus hijos con valores y con más consciencia de las que ellas tuvieran conmigo en el salón, ojalá no se repita la historia con otra persona, ojalá sus hijas(os) no sean los buleados(as) esta vez, la vida tantas vueltas, el karma y el dharma también. No les deseo mal, pero seré sincera, tampoco les deseo el bien, no les deseo nada, no pienso en ellas en mi día a día, no las conozco, nunca me dejaron conocerlas, y aunque nunca me pidieron perdón, menos Pepita, no les guardo rencor.

bul3

Yo sé lo que se siente en propia piel, no querer ir al colegio por el miedo a ser burlada, humillada, rechazada y excluida, sé también lo que se siente ir a un psicólogo una vez por semana para comentarle sobre tus problemas y sentimientos para soltar y canalizar toda tu frustración por ahí, sé también ver a mis padres preocupados por mi tristeza en la casa… Quizás por eso es que cuando veo, leo o escucho casos de bullying como los de Luhana o cualquier otro en el mundo, me conmueve mucho, porque me siento completamente identificada con la persona buleada, por el simple hecho de que yo también he sido víctima de acoso o bullying, es lo mismo, además del fuerte racismo extra que tuve que soportar y recibir de Pepita y el grupito cool del colegio. Independientemente de todo lo que pasé, yo tuve suerte, no todos los niños(as)-adolescentes, tienen los recursos económicos para ir a un psicólogo extra particular/privado, fuera del psicólogo escolar, no todos los niños(as)-adolescentes son comprendidos, queridos y escuchados por sus padres, a muchos no les creen e incluso les dicen cosas como: “esto te va a hacer más fuerte, aguanta”, “el que te bulea la está pasando peor que tú, perdónalo”, o “si te dan una cachetada, tu da la otra”, uffff, mensajes contradictorios y confusos que sólo hacen más daño a la víctima de bullying y acoso escolar.

poca1

A ver, dejemos en claro algunas cosas:

1.- Sobrevivir al bullying no es de valientes, yo también fui “débil”, era una niña por Dios, no pensaba ni sentía como una mujer de 35 años. A los 12 años, me dolía mucho el racismo buleador que me hacía Pepita y su grupo cool, hasta llegué a pensar en la idea de desaparecer y a pesar de que nunca hice nada al respecto (GRACIAS A DIOS), tuve ideas de hacerlo. ¿Eso me hace débil?, NO LO CREO. Eso me hace ser humana y vulnerable ante los ataques psicológicos que recibía constantemente en mi colegio. Enfatizo en la palabra “débil”, porque lamentablemente hay mucha gente que piensa de ésta manera: “Los chicos que se suicidan por Bullying son niños consentidos, con cero tolerancia a la crítica, engreídos y débiles emocionalmente para aceptar un NO”, a todas ésas personas que piensan de ésa manera, no tienen NI IDEA de lo que están hablando, no niego que estamos atravesando una época millenial de cristal en donde lamentablemente “todo ofende” y pareciera que ya no se puede hablar espontáneamente de nada, porque eres descontextualizado en 3, 2, 1 … boom! Ok, lo acepto, SIN EMBARGO, no por ello, vamos a generalizar y decir que porque estamos viviendo en ésta época, “TODOS los niños-adolescentes que se suicidan es porque son débiles”, basta de decir eso, es una falta de respeto a ésos niños-adolescentes y a sus familias, un poco más de respeto, sentido común y consciencia, sería genial para empezar a reflexionar.

2.- Haber superado el Bullying me hizo ser una mujer más fuerte, power y resiliente, la respuesta es sí, sin embargo eso no quiere decir que para ser fuerte, power y resiliente, te tienen que hacer bullying, de ninguna manera. Hay otras maneras en que la vida te puede hacer fuerte, no necesariamente a través del racismo u acoso. Así que la próxima vez que escuches esto: “Gracias al BULLYING que me hicieron, hoy soy la persona que soy”, piensa bien lo que estás escuchando o leyendo. El bullying fue una circunstancia en mi vida, que yo supe atravesar por mis propios medios, no fue gracias al bullying que soy mejor o que soy más fuerte, resiliente o power, es gracias a MI TRABAJO PERSONAL, MI FAMILIA, MIS AMIGOS REALES QUE ME DEFENDIERON Y MI PSICÓLOGO que yo salí adelante, no gracias al bullying. MÁS CLARO QUE EL AGUA, IMPOSIBLE. Ningún niño(a)-adolescente PIDE al bullying para ser más fuerte, FALACIAS.

3.- Es fácil hablar del bulliyng desde el lado académico y teórico bien bacán y bonito, en donde hablan solamente de lo que debería hacer el colegio, los psicólogos, los padres de familia, etc, hasta ahí, todo ok, sin embargo se olvidan de la parte más importante: LOS CHIBOLOS!!!!!!! A ver, cuando a mí me hacían bullying en el salón, en el parque, en los juegos, en los pasadisos, en los baños, en la iglesia, en el zoom, en los cumpleaños, en los viajes, no siempre el psicólogo, tus padres, los profesores van a estar ahí, los principales testigos son LOS CHIBOLOS que están ahí contigo, observando todo, repito nuevamente: van a haber niños cómplices, niños indiferentes o niños que se atrevan a defenderte, es aquí donde tenemos que enfocar nuestra atención y energía, para EDUCAR, PROMOVER Y CAPACITAR A LOS MISMOS NIÑOS(AS)-ADOLESCENTES A QUE NO SE QUEDEN CALLADOS Y DIGAN ALGO AL RESPECTO (no, no estoy promoviendo la violencia, estoy promoviendo la DEFENSA PERSONAL, por más que los que estén buleando sean el grupo cool o preferido del salón. Yo tuve suerte porque en pleno bullying, una amiga se atrevió a defenderme de Pepita y de todo su clan, no se imaginan lo que se siente ser defendida en ésos momentos de humillación, que alguien hable por ti, alce la voz, los espante como dementores a través de su luz, lo es todo. Es Gracias a Lorena Altez Villanueva, mi amiga del colegio, mi hermana de la vida que yo estoy aquí en Linkedin y la revista GESTIÓN , contando mi historia, mi amiga fue y es mi héroe sin capa que me ayudó en momentos muy difíciles, en donde hasta para comer en el recreo, tenía miedo de encontrarme con Pepita y su grupito cool, tanto así que a veces ni comía, porque para colmo, también se burlaban de mi lonchera.

4.- REÍRSE DE UNO(a) MISMO: SÍ, REÍRSE DE LOS DEMÁS:NO, ESO SE LLAMA BULLYING, entender ésta humilde y sutil diferencia puede hacer LA DIFERENCIA para entender cuando el humor sano funciona, de la burla que ocasiona el bullying, especialmente en adolescentes y/o niños. Si no estoy preparado emocionalmente para reírme de mis propios defectos y viene alguien para reírse de mí, sin que yo le haya abierto la puerta a mi vida, mi confianza o mi aceptación a que se ría conmigo, eso se llama BURLA O BULLYING, apenas nos demos cuenta de esto, lo sensato es parar y pedir disculpas, lo inmaduro y cruel es seguir burlándose del otro en un acto bajo que no dice nada bueno de nosotros. Por ello, la importancia de los valores para tener la consciencia y coherencia necesaria para saber hacer lo correcto siempre a pesar de las circunstancias.

5.- Mucha gente piensa que el bullying es una exageración y no es así, el bullying es real y como dije anteriormente, no se trata de personas débiles o fuertes, el bullying es una realidad de acoso, que muchas veces en nuestro país Perú, viene con su pimienta de racismo por nuestros ancestros Inkas, ¿irónico no? , especialmente porque cuando vemos a los Inkas en programas como National Geographic, nos sentimos orgullosos de nuestros antepasados, pero cuando estamos en la combi, en los restaurantes o en los colegios/universidades/institutos, que rico que es cholear no? Cuando te hacen bullying, tienes 3 opciones:

A.- Te ríes con los buleadores con la esperanza de que paren o por lo menos, hacerte “amigo” del enemigo para que te traten mejor, pero por dentro no te estás riendo, te sigue doliendo, sólo que aprendes a actuar, pretender y fingir muy bien como buen actor/actriz.

B.- No dices nada, evades hablar con todos, te lo guardas todo adentro y lejos de explotar, te vuelves más tímido, retraído, anti-social, inseguro(a), esto es peligroso porque eres una bomba de tiempo.

C.- Le avisas a tus padres, (si tienes suerte, tus padres te creen y te apoyan), hablas con los psicólogos del colegio (si tienes suerte, tus padres te ponen un psicólogo aparte), haces amigos (si tienes suerte, no sólo haces amigos normales, haces amigos reales que te DEFIENDEN también, mi ángel en ésos momentos oscuros fue Lorena, ojalá todos tuvieran una lorena en su vida, es clave tener apoyo de un amigo en ésos momentos, donde repito: no están tus papás, no está tu psicólogo ni profesores, la importancia de tener amigos que te sepan defender de los buleadores ES CLAVE para tu sobrevivencia en el colegio)
bul4

Hace años se habla mucho del bullying, hay estudios , investigaciones, cifras, porcentajes, ya bacán, que bonito, los felicito y ¿ ahora qué?, yo me pregunto, ¿ Cuándo vamos a tener PROTOCOLOS SOBRE QUÉ HACER CON EL BULLYING, que involucre a las víctimas, es decir, los buleados(as) , los agresores(as), es decir: los buleadores, los padres de ambos actores, los psicólogos del colegio, los profesores(as), las monjas, el padre (si el colegio fuera de alguna religión o no), etc. Considero que, desde mi humilde opinión, debemos de empezar a entender todos que así como hablamos de que el mundo ha cambiado y lo seguirá haciendo continuamente en una aceleramiento muy rápido debido a la globalización, etc, etc etc, también debemos de ser coherentes con las adaptaciones a los cambios que se vienen para el futuro, no sólo con el teletrabajo, la tecnología en las compras virtuales, si no también para enfrentar el BULLYING VIRTUAL, lo cual ha expandido el acoso escolar al mundo, antes te buleaban en el colegio y ahí quedaba todo, sin embargo hoy en día, no basta con acosarte en tu centro educativo, si no que cuando llegas a tu casa, te siguen buleando por whatsapp, Facebook, ig, twitter, etc… ¿Cómo controlar/gestionar esto?, ¿Vamos a seguir diciendo “esto es una cosa de niños”?, Claro, que fácil es hablar así cuando a ti no te pasa no?, Yo siempre digo que nunca vamos a entender el concepto de la empatía, hasta que no te pase en carne propia.
poca2

Así como ya he mencionado en párrafos anteriores sobre los filtros necesarios que los colegios público y privados deberían de tener para conocer psicológicamente a los niños(as) que entran al colegio y familias, de manera que el equipo de trabajo estudiantil estén mejor preparados para entender y solucionar posibles problemas en el futuro, es también necesario tener un plan protocolar cuando el bullying o racismo, sucede en los salones del colegio. Comparto un par de ideas de lo que pienso para hacer en la cancha:

1.- Menor o mayor de edad, debe de comprenderse que hacer bullying a alguien es ILEGAL

2.- Entender que toda acción, tiene una reacción, por ende, una consecuencia como sanción dentro del protocolo anti-bullying de todos los colegios públicos o privados del Perú y del mundo.

3.- Siempre se va a pensar al bullying como “exagerado” hasta que no te pasa nada a ti o a tus hijos, sinceramente ojalá que nunca te pase y no esperes a que te pase, para que ayudes a ésta causa necesaria.

4.- No creo en radicalismos ni extremismos tampoco, no creo que por bullying, se debería llevar al menor a una prisión, sin embargo, sí creo en sanciones honorales como: obras sociales por un año o más, ayudando a ancianos, niños pobres con cancer o vih, barriendo las calles de diferentes distritos de la ciudad en donde vivan + acompañamiento gratuito de psicologos escolares. Reformatorios para los casos de agresión física en donde dejan paralítico a otro niño por ejemplo y se compruebe que no haya sido un accidente, son temas fuertes y duros, pero necesarios para hablar de lo que se debe de hacer para hacer un pare y prevenir que esto siga sucediendo, en donde la próxima víctima puede ser tu hijo o tu sobrina, nunca se sabe. La personalización y el sentido común de la justicia es clave para que realmente se pueda ayudar a las familias comprometidas del incidente, ya sea la familia del buleado y la familia del buleador, ambos casos muy tristes, pero partes claves para esclarecer las investigaciones y llegar al fondo de una buena y justa solución para todos. Ser peruana no siempre fue fácil en un país complejo y contradictorio en muchos sentidos, donde por un lado nos sentimos orgullosos de nuestros antepasados como los Incas, pero por otro lado, nos raceamos como “cholos(as)”, ironías que gracias a Dios (energía, ala, jehova, llámale como quieras, respeto todas las religiones), estamos mejorando para lograr una sociedad más consciente, buena vibra, coherente y justa para todos. Hace 20 años jamás hubiera pensado lucir una prenda peruana en mis outfits profesionales y corporativos, los tiempos eran otros, además de mis propios prejuicios, complejos y miedos que no me hubieran dejado incluir la peruanidad en mi imagen personal y/o profesional por el miedo al qué dirán. Hoy, los tiempos son otros y aunque todavía existe lamentablemente el racismo y/o discriminación en muchos sentidos, lo que jamás debe de perderse nunca más, es la sana esencia de lo que somos, nuestras raíces y autenticidad, vengas de donde vengas. Yo puedo venir de Perú y tú de Chile, Colombia, Paraguay, Uruguay, Argentina, etc… Lo importante siempre es aceptar quienes somos y de dónde venimos para conquistar el mundo, pero antes, el reto siempre será conquistarse uno(a) mismo(a) primero. SÍ, Yo sufrí racismo y bullying, pero no por eso, voy a generalizar y decir que toda la gente blanca, de ojos azules o con dinero es racista y elitista, ¡no!, tampoco, tampoco. Mi esposo es alemán, es blanco, de ojos verdes y no es racista.

Tampoco sería justo ni inteligente colgarme de ése episodio de mi vida, como la excusa perfecta para siempre victimizarme sobre todos los problemas que tenga y echarle la culpa al mundo de todo lo que me pasa, ¡no!, tampoco, tampoco. A pesar del episodio del Bullying-racismo que tuve en mi infancia-adolescencia, yo supe crecer a pesar de lo que me pasó, sin embargo no tengo alzehimer, por ende, no me voy a olvidar jamás de lo que ocurrió y eso no significa tampoco que ande resentida por la vida, simplemente se trata de saber también visibilizar lo que me ocurrió para que ojalá despierte consciencia, inspire a la gente a ser mejores personas, se reflexione y sobre todo, se HAGA más sobre el tema, con menos contradicciones y más acciones para prevenir potenciales suicidios prematuros e innecesarios. NO SE OLVIDA, SE SUPERA Y SE VISIBILIZA SIEMPRE a pesar del miedo al qué dirán, yo hablo y estoy aquí por la historia de Luhana y de todas las niños(as)-adolescentes que no supieron cómo afrontar la frialdad, crueldad, indiferencia y violencia física o psicológica de AGRESORES(AS) en donde supuestamente, serían cuidados y amados; su colegio. El racismo de Pepita y su clan no me definen, no son tan importantes, pero definitivamente dejaron una herida marcada en mi corazón, que hoy en día, a pesar de estar cicatrizada, sirve como huella para ayudar a otras personas que han sido buleadas por su peso, raza, estatura, religión, clase social, dinero, etc.

¿Qué hacer? ¿Tapar o minimizar el racismo? Jamás, siempre di lo que piensas y sientes, pero tampoco te quedes ahí, la oscuridad del resentimiento nunca florece, sólo da vueltas en venganza y odio. Si quieres tener éxito real en la vida, invierte en tu cerebro y reúnete con gente adecuada para lograr tus objetivos, no pierdas tiempo en Pepitas, Fulanitas, Palquitas, Pimpirelas, Alpincitas, Cangulitas, etc, pasa de eso y enfócate en ti, en los amigos de verdad y en el mundo, no tengas miedo de comértelo entero! Por mi sangre, corre la herencia de la Selva en Juanjui, la tierra de mi madre. Decir que soy un mixtura, no sólo refleja mi identidad como persona, si no también mis raíces peruanas y a mucha honra. Tener esto presente es muy importante porque te da la humildad, los valores y la brújula bien puesta para saber salir adelante en búsqueda de nuevas oportunidades. Mi nariz de cóndor es mi raíz y jamás me la operaría, mucho menos si salgo en televisión o donde sea que vaya, mi raza, mi origen y mis raíces siempre serán mi cable a tierra para dejar en alto el nombre de mi país Inca. Como sabes, no sólo me han raceado o buleado, también me han subestimado pero jamás he permitido que eso me detenga. Jamás tengas vergüenza de ser quien eres. Son tus raíces las que nos dan paz, estabilidad, orgullo sano, valentía, amor e identidad. Comparto éste artículo porque considero que a veces, a mayor éxito profesional o dinero que se tiene, nos olvidamos de quienes somos y es justamente eso, lo que nunca nos debemos de permitir olvidar, así seas el Gerente(a) más importante del mundo o la Influencer más pipirinais de la jungla empresarial, todos merecemos respeto, a pesar de nuestras diferencias, en ésta red o fuera de ellas.
pocahontas
Cuando era niña, sólo habían barbies rubias y de ojos azules, eran, siguen y seguirán siendo hermosas, pero no me representaban. El año pasado, al comprar los regalos de navidad para mis sobrinos, vi una barbie de pocahontas y mi niña interior también la vió y se la compré… Nunca es tarde para volver a reencontrarte con tu niña(o) interior y darle lo que necesita o quiere. No hay nada mejor que aceptarte en tu propia piel, independientemente si a la sociedad o redes sociales, le gusta o no, yo me gusto y eso es más que suficiente, no tienes que buscar validación o aprobación allá afuera, el amor siempre viene de ti mismo primero y eso no es egoísta, es coherencia + respeto hacia tu esencia. Espero tú también te gustes como eres porque léeme muy bien cuando te digo, que eres imperfectamente perfecto y si no has conseguido a tu pinguino aún, tranquilo(a), hay alguien allá afuera que le encantaras tal y como eres, se hará tiempo de calidad para ti y no se asustará o intimidará cuando vea tus miedos, vulnerabilidad, honestidad o poder, paciencia en el proceso de aprender a amarse.

La coherencia, la tolerancia y la empatía se demuestra en la cancha, no sólo en las palabras. Así tengas 1 seguidor o 1 millón de seguidores, usted merece siempre respeto aquí o en cualquier lugar. Las reglas del juego ya cambiaron, usted tiene el poder de ser mejor persona y profesional que ayer. Espero éste artículo te haya ayudado y agregado valor a nivel personal y profesional, que cada quien lo sepa aplicar a su manera, estilo y ritmo. Finalmente, espero que sanes eso que llevas contigo, pero que no lo compartes con nadie, sólo con tu almohada. Deseo de corazón, te sepas aceptar, amar, reconocer, validar tus raíces y conquistarte, mientras vas creciendo hacia nuevos destinos, el mundo es tuyo, lleva siempre tus raíces contigo…

Sinceramente, quiero que estés bien
Ana Romero

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño