El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

No voy a pedirle a nadie que me crea

no-voy-a-pedirle-a-nadie-que-me-crea-netflix

En su película anterior, Ya no estoy aquí (2019), Fernando Frías de la Parra presentaba el complicado éxodo de su protagonista, Ulises, quien a finales de los 2000 debe hacer el tránsito forzado desde la violenta Monterrey hacia la bulliciosa Queens. El motivo de la movilización -las amenazas que recibe Ulises por parte de una pandilla-, y sus evidentes consecuencias, lo llevan a un proceso de adaptación donde las nuevas costumbres del condado estadounidense, sumado al desprecio de sus habitantes, generan un choque cultural tremendo. Un encuentro brutal que marcará el curso de la historia del muchacho y de la película. El director mexicano explora con sutileza descarnada el significado de “ser otro” en un contexto hostil donde el que llega a un país diferente del que proviene siempre estará en desventaja.

Su trabajo más reciente, No voy a pedirle a nadie que me crea, tiene un punto de partida similar al anterior -precisamente la violencia y el fenómeno migratorio-, aunque los matices y los géneros en el que se enmarcan son muy distintos. La película narra la vida de Juan Pablo (Dario Yazbek Bernal) un estudiante mexicano de Literatura que es beneficiado con una beca doctoral para estudiar en Barcelona. Sin embargo, tras una situación fortuita, una banda de narcos lo obliga a cortejar a la hija de un influyente político catalán a fin de saldar viejos favores. Todo se tornará más rocambolesco cuando Valentina (Natalia Solián), novia del chico, ingrese en los planes de los delincuentes para afianzar la estrategia.

Bajo la fachada del policial y la comedia, No voy a pedirle a nadie que me crea -basada en la novela homónima de Juan Pablo Villalobos (Premio Herralde 2016)- ofrece una mirada de la migración que, a diferencia de Ya no estoy aquí, recorre el circuito de la aspiración social a través del plano académico en México -en realidad, podría ser cualquier país latinoamericano-. Con un corrosivo humor negro el cineasta dispara contra el racismo, el clasismo, el feminismo, el nacionalismo y una serie de ismos pasados y presentes.

En ese mismo sentido, lo más logrado que tiene la cinta es el subrayado socarrón que hace de los estereotipos que normalmente recaen sobre los migrantes desde la óptica europea y que también comparten los propios latinoamericanos. Aquí no importa si Juan Pablo viene de una familia pudiente o que Valeria, su novia, “no esté a su altura” o que su intelectualidad esté por encima del promedio de sus paisanos o que los narcos que lo acosan sean chinos, árabes o mexicanos, porque, al final de cuentas, todas las circunstancias y los propios personajes son vistos por los catalanes -europeos, en general- como ciudadanos de segunda clase.

Frías es cínico durante muchos tramos de su película y eso no es un problema porque se inhibe de quedar como una víctima social. Como una diana que recibe a mansalva el desprecio del primer mundo. El director se ríe y juega con la idea del escritor latinoamericano que llega a Europa para triunfar como si se tratara de otro tipo de migrante: un privilegiado de la élite que merece el respeto porque no es igual a sus “compatriotas continentales”, porque no es igual al otro que limpia el baño del centro comercial, porque no vive igual que la otra que atiende las mesas del restaurante en La Rambla, porque no limpia el culo del anciano como sí lo hace la otra migrante. Juan Pablo se topa con una muralla de realidad que lo devuelve a una falsa humildad que queda en segundo plano cuando la película muestra su lado B: el policial relacionado al narco.

Frías construye un thriller de registro anexado a la comedia donde entrelaza la violencia más seca con los escenarios más inverosímiles posibles. De esta manera, da paso a una hipérbole argumental que por momentos se tropieza consigo misma, pero que sale a flote gracias a los atractivos -algunas veces risibles- personajes secundarios, entre ellos un argentino canchero, un italiano hippie, la mamá de Juan Pablo (patéticamente clasista). El suspenso se cocina a fuego lento siguiendo el tono de auto burla que desemboca en un final poco feliz donde la paradoja se lleva por delante la poca esperanza que Juan Pablo y Valeria albergan.

No voy a pedirle a nadie que me crea no es una película totalizante cuando aborda la problemática de la migración al estilo que comúnmente vemos en otras producciones donde los conflictos se alojan en el lado dramático. No es su objetivo. Aquí tenemos un producto divertido que ataca y parodia un estilo de vida sin rasgarse las vestiduras. Una manera audaz de curarse en salud.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Invirtiendo a futuro

Gino Bettocchi

La era inteligente

Rafael Lemor Ferrand

Doña cata

Rosa Bonilla

Blindspot

Alfonso de los Heros

Construyendo Xperiencias

Rodrigo Fernández de Paredes A.

Diversidad en acción

Pamela Navarro

Sin data no hay paraíso

Carlo Rodriguez

Conexión ESAN

Conexión ESAN

Conexión universitaria

Conexion-universitaria

Café financiero

 Sergio Urday

La pepa de Wall Street

Vania Diez Canseco Rizo Patrón

Comunicación en movimiento

Benjamín Edwards

Zona de disconfort

Alana Visconti

Universo físico y digital

Patricia Goicochea

Desde Columbia

Maria Paz Oliva

Inversión alternativa

James Loveday

Con sentido de propósito

Susy Caballero Jara

Shot de integridad

Carolina Sáenz Llanos

Detrás del branding

Daniela Nicholson

Persona in Centro

Cecilia Flores

Mindset en acción

Víctor Lozano

Marketing de miércoles

Jorge Lazo Arias

Derecho y cultura política

Adrián Simons Pino

VITAMINA ESG

Sheila La Serna

ID: Inteligencia Digital

por Eduardo Solis

Coaching para liderar

Mariana Isasi

El buen lobby

Felipe Gutiérrez

TENGO UNA QUEJA

Debora Delgado

De Pyme a Grande

Hugo Sánchez

Sostenibilidad integrada

Adriana Quirós C.

Gestión de la Gobernanza

Marco Antonio Zaldivar

Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe–

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

Pierino Stucchi

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño