Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Una nueva perspectiva sobre el vínculo entre la desigualdad y el desarrollo económico

Por Francesco Grigoli

(Versión en English)

Mucho se ha escrito acerca de la relación entre la desigualdad y el desarrollo económico, pero la teoría no llega a una conclusión definitiva. Cuando el ingreso está más concentrado en unas pocas personas, puede generar una menor demanda de la población general y una menor inversión en educación y salud, lo que afecta el crecimiento a largo plazo. Al mismo tiempo, un nivel determinado de desigualdad confiere a los ricos los medios para crear empresas y crea incentivos para aumentar la productividad y el nivel de inversiones, lo que promueve la actividad económica. Sin embargo, los niveles de desigualdad iniciales también son importantes para explicar por qué el impacto del aumento de la desigualdad sobre el desarrollo económico varía entre países.

 

La investigación empírica supone que la relación entre la desigualdad y el desarrollo económico no varía, independientemente del lugar que ocupe el país en la escala de desigualdad, medido según el coeficiente de Gini (que va de cero, nivel en el que todos tienen el mismo nivel de ingreso, a 100, nivel en el que una persona recibe la totalidad del ingreso).

En dos trabajos recientes —Inequality Overhang e Inequality and Growth: A Heterogeneous Approach—, profundizamos el análisis de la dirección de esta relación utilizando una muestra de 77 países en distintas etapas de desarrollo y representativos de todas las regiones, con al menos 20 años de datos, y empleando técnicas que abordan algunas de las deficiencias en materia bibliográfica. A causa de las limitaciones de los datos, nos concentramos exclusivamente en la desigualdad en términos de ingreso y no analizamos el concepto de desigualdad en términos de riqueza, igualmente pertinente.

Llegamos a la conclusión de que el efecto de la desigualdad del ingreso sobre el crecimiento económico puede ser positivo o negativo, y que con un nivel determinado de desigualdad —un coeficiente de Gini de aproximadamente 27%, para ser exactos— la dirección de la relación cambia: es decir, el momento en el que la desigualdad empieza a afectar el desarrollo económico.

También evaluamos si algunas de las medidas habitualmente propuestas para combatir los efectos nocivos del aumento de la desigualdad —como impulsar la inclusión financiera y promover la participación de la mujer en el mercado laboral— mitigan efectivamente el impacto sobre el desarrollo económico.

No todos los países son iguales

Nuestros resultados indican que un cambio en el crecimiento de la desigualdad del ingreso no tiene el mismo efecto en todos los países. Si bien la mediana del impacto del crecimiento de la desigualdad sobre el crecimiento del PIB per cápita es negativa y significativa, y dura aproximadamente dos años, esto no se cumple en todos los países. En Ecuador, Jordania, Nigeria y Panamá, por ejemplo, el impacto es importante y negativo. En otros países, como Finlandia, el impacto es positivo, como ilustran los resultados del percentil 25. Este nivel elevado de dispersión resalta la pertinencia reducida del efecto promedio que suele estimarse.

Exceso de desigualdad

Los distintos efectos que se registran entre los países pueden vincularse con los diversos niveles de desigualdad iniciales. Si el ingreso no está altamente concentrado, un aumento de la desigualdad puede representar incentivos para que los países sean más productivos, pero si sí está muy concentrado, el mismo aumento puede generar comportamientos de búsqueda de renta: los más ricos toman para sí mismos porciones cada vez más grandes de la riqueza de la nación. Además, si la desigualdad es baja, es poco probable que un aumento genere descontento social. Por el contrario, si la desigualdad ya es elevada, todo incremento adicional probablemente reduzca el consenso social y la capacidad de aplicar reformas favorables al crecimiento.

El gráfico siguiente resalta la existencia de una relación con forma de U inversa entre la desigualdad y el desarrollo económico y revela lo que nosotros denominamos “exceso de desigualdad”. En otras palabras, el impacto de la desigualdad del ingreso sobre el desarrollo económico es positivo para los valores del coeficiente de Gini neto inferiores a 27% (neto se refiere a que se mide después del pago de impuestos y transferencias), pero se torna negativo para los valores superiores a 27%. Además, a medida que los países se vuelven más desiguales, la magnitud del impacto negativo sobre el desarrollo económico crece.

Relaciones de compensación y políticas con las que todos ganan

La mejora del acceso de los hogares y las empresas a los servicios bancarios, además de la promoción de la participación de la mujer en el mercado laboral, pueden ayudar a contrarrestar el impacto negativo de la desigualdad sobre el crecimiento económico. No obstante, también podrían empeorar las cosas, mediante un sobreapalancamiento de los hogares más pobres o a través de una sobreoferta de mano de obra.

Concluimos que, si bien el acceso financiero suele ser algo deseable, puede llevar a un mayor impacto negativo de la desigualdad del ingreso sobre el desarrollo económico, ya que es posible que los bancos restrinjan el crédito a los clientes en el extremo inferior de la distribución del ingreso, por su incapacidad de reembolso. A fin de evitar esa relación de compensación, deben contemplarse mecanismos que garanticen que los que pierden acceso al crédito cuando se concentra el ingreso puedan seguir consumiendo, incluso si su nivel de ingreso disminuye. Por otro lado, una mayor participación de la mujer en el mercado laboral es una situación doblemente beneficiosa, ya que amplía el agrupamiento de talento disponible para trabajar y reduce (e incluso revierte) el impacto negativo de la desigualdad sobre el crecimiento.

COMENTARIOS

  • 1
  • 13.05.2017
  • 04:18:25 hs
Jose Delgado

Toda información y datos sobre este problema ayuda a sacar concluciones. Pero no olvidemos el concepto. La desigualdad es inherente al Sistema capitalismo, asi lo que habría que hacer es como reducer la desigualdad sin atacar el Sistema.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño