Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

La tecnología financiera puede reducir los costos de las remesas a América Latina

Por IMFBlog

(English, Português)

A veces, para los latinoamericanos que viven en el extranjero enviar dinero a su país de origen puede ser una experiencia complicada y costosa. Para enviar sus remesas, la mayoría suele utilizar los métodos del sector bancario tradicional y los servicios de transferencias monetarias. Pero el uso de estos servicios financieros para pagos transfronterizos resulta caro —alrededor de un 6% del importe total— y estas comisiones suele pagarlas el remitente. Esto se traduce en menos dinero para enviar a la familia o los amigos.

Una opción menos costosa para los países latinoamericanos es el uso de tecnología financiera, como la banca móvil, para enviar dinero al exterior, según un reciente documento de trabajo del personal técnico del FMI .

Nuestro gráfico de la semana muestra la proporción de remesas enviadas a través de dinero móvil en América Latina, junto con la proporción total de remesas a escala mundial. Como se observa en el gráfico, el uso de dinero móvil en América Latina, tanto para enviar como para recibir remesas, es relativamente bajo, pese a que la región concentra una alta proporción del total de remesas mundiales, que fueron de unos USD 80.500 millones en 2017.

Esto contrasta con África subsahariana, donde el uso de dinero móvil para las remesas está mucho más avanzado. A escala mundial, la proporción de remesas correspondiente a América Latina es mayor que la de África subsahariana. Sin embargo, como muestra el gráfico, África subsahariana concentra la mayor parte de los envíos mundiales de remesas a través de dinero móvil, seguida de Asia oriental y el Pacífico.

 

Llama a casa

Dado que una gran cantidad de latinoamericanos viven en el exterior y envían a su país de origen cuantiosas remesas —alrededor del 1,5% del producto de la región en 2017—, una mayor utilización de las distintas opciones de tecnología financiera contribuiría a reducir los costos de las transferencias transfronterizas.

Según este estudio, los operadores móviles y el dinero móvil pueden enviar remesas con un costo relativamente bajo, alrededor de un 3%, frente a un costo de alrededor de 6% de las transferencias con proveedores de servicios financieros más tradicionales.

Esto es fundamental en muchos países de la región donde las remesas son una fuente de ingresos. Por ejemplo, en El Salvador, Haití, Honduras y Jamaica, las remesas recibidas superan el 15% del PIB de cada país.

Una mayor disponibilidad de tecnología financiera

La buena noticia para quienes envían y reciben remesas es que la tecnología financiera se está desarrollando con rapidez en América Latina. Por ejemplo, según un informe del Banco Interamericano de Desarrollo y de Finnovista, en la región están aumentando las nuevas empresas de tecnología financiera centradas en servicios de pagos, con un crecimiento de alrededor del 61% en 2018. Además, las empresas globales de tecnología financiera están empezando a asociarse con operadores de redes móviles, servicios de transferencias bancarias y bancos locales de la región para ofrecer servicios financieros.

Las políticas también son un factor importante. En toda la región, las autoridades ya están adoptando medidas para mejorar la eficiencia de los sistemas de pago. Además, será fundamental un entorno regulatorio favorable que estimule el desarrollo de soluciones de tecnología financiera para el envío de remesas en América Latina.

Por ejemplo, mediante normas que simplifiquen la adjudicación de licencias de dinero móvil y remesas internacionales y la habilitación de servicios de remesas tanto para enviar como para recibir pagos transfronterizos se podría respaldar el desarrollo de la tecnología financiera y de nuevas empresas tecnológicas.

Además, los países pueden apoyar asociaciones entre operadores tradicionales de transferencias monetarias (como los bancos locales) con redes establecidas y proveedores de dinero móvil.

Los países latinoamericanos también pueden apoyar el desarrollo de nuevos centros globales de remesas que sirvan para conectar con otros proveedores de servicios de remesas, lo que contribuiría a reducir los costos.

Al mismo tiempo, las políticas también deben proteger frente a los riesgos relacionados con la seguridad cibernética, el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño