Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Segunda Reforma Agraria: ¿es realmente lo que necesita el país?

El pasado sábado 16 de octubre se oficializó la implementación de la tan voceada “Segunda Reforma Agraria” como parte de la Política General de Gobierno para los próximos cinco años. El documento aprobado por el Ejecutivo dispone la “reactivación económica y de actividades productivas con desarrollo agrario y rural” como uno de los diez ejes priorizados para el presente periodo gubernamental y, para ello, busca sentar las bases de la citada reforma agraria.

Sin embargo, más allá de las buenas intenciones que pueda tener la propuesta, cabe preguntarnos, ¿es realmente la vía para impulsar la productividad del sector y garantizar la mejora en la calidad de vida de los agricultores?

Tal como ha sido planteada, la política apunta al fortalecimiento de la agricultura familiar mediante la implementación de una serie de medidas orientadas a promover la asociatividad, la industrialización de los productos agropecuarios, mejoras en las condiciones de acceso a agua y la apertura de nuevos mercados para la producción. No obstante, en su gran mayoría no implica alternativas novedosas de solución y, si bien la estrategia contiene algunas medidas con potencial impacto positivo, también incluye intervenciones que han probado su rotundo fracaso en el pasado. No queda claro, entonces, cómo se plantea articular estas medidas para que realmente permitan generar cadenas de valor y una mayor productividad en el sector.

Entre las medidas potencialmente beneficiosas se encuentran, por ejemplo, aquellas vinculadas a la implementación de pequeños proyectos de siembra y cosecha de agua en la sierra, que han demostrado su efectividad en programas como Mi Riego. También se han planteado acciones vinculadas a la asociatividad, las que permiten contrarrestar las limitaciones relativas a la pequeña escala que caracteriza a la agricultura familiar y, así, facilitar el acceso a capital y a mercados.

Sin embargo, la estrategia contempla una serie de medias cuyo impacto positivo es improbable. Por ejemplo, expandir la banca de fomento agrario, que en el pasado no contribuyó a elevar la productividad del sector y más bien se caracterizó por altos niveles de morosidad y por ser un mecanismo de clientelismo.

El presidente Castillo anunció, también, la profundización de la franja de precios, que es una forma de protección arancelaria. Evidencia académica muestra que medidas de este tipo no redundan en mejores precios para los agricultores de menores niveles de ingresos, sino, por el contrario, tienden a beneficiar a agricultores de ingresos medios y altos. Lo mismo sucede con la anunciada expansión de programas de compras estatales, que en el pasado probaron tener severos problemas de focalización y perjudicar el nivel de calidad de productos recibidos por los consumidores.

Finalmente, llama la atención la total ausencia de otros elementos fundamentales para elevar la productividad agrícola, tales como acciones vinculadas a la sanidad agropecuaria, al fortalecimiento del sistema de información agraria, a la formalización de la propiedad de la tierra y a una mayor inversión en tecnología e innovación agropecuaria.

Más aún, preocupa que la reforma no visualice a otro tipo de actores fuera de la agricultura familiar o que, dentro del grupo de trabajo para la elaboración de la política, no se haya convocado al sector privado agroexportador, uno de los grandes motores del crecimiento del agro en las últimas dos décadas. Según el Banco Central de Reserva del Perú, mientras que en el año 2000 las agroexportaciones sumaban US$ 653 millones y representaban el 9.4% del total de las exportaciones del país, hacia finales de 2020 esta cifra era 11 veces mayor: alcanzó los US$ 7,527 millones, que representaban el 17.6% del total de exportaciones.

El sector agrario en el Perú engloba tres mundos muy distintos. Una costa altamente productiva y tecnificada, donde participan los grandes productores (principalmente empresas agroexportadoras) con grandes extensiones de tierra de más de 50 ha. Una sierra dominada por la pequeña agricultura familiar, orientada principalmente al autoconsumo y caracterizada por su bajo nivel de tecnificación y poca extensión de tierras (menos de 5 ha). Y una selva heterogénea donde coexisten las agriculturas moderna y tradicional, esta última compuesta por empresas o unidades familiares con terrenos de entre 5 y 50 ha. y con acceso moderado a los mercados locales e internacionales.

Dejar de lado a estos otros grupos no solo representa un riesgo para el crecimiento futuro del sector, sino que limita la posibilidad de generar sinergias entre productores de distintas escalas que permitan potenciar cadenas productivas competitivas en el mercado. Una política agraria que genere eficiencia y competitividad debe contemplar una visión en conjunto del sector. Ello implica entender las necesidades y potencialidades de cada uno de los distintos tipos de productores.

Para elevar la productividad agrícola y promover mayores ingresos para los pequeños agricultores, el Gobierno no debería aspirar a inventar la pólvora. Solo hace falta revisar la experiencia pasada y recurrir a la evidencia académica existente. Solo de esta manera podremos replicar acciones exitosas y evitar experiencias fracasadas.

Realizado por: Joaquín Rey y María Laura Rosales, investigador principal y analista senior de Videnza Consultores, respectivamente

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño