Smart money

Luis Ramírez

Que no se nos olvide…

Realmente a veces me sorprendo cuando escucho algunos de mis amigos o conocidos hablar sobre inversiones. Me sorprende la facilidad con que se dejan impresionar frente a la posibilidad de una inversión que en apariencia es “altamente rentable”, o por lo menos eso les han dicho. Pero lo que realmente me asusta es la facilidad con que la promesa de un “atractivo” retorno los hace olvidar el riesgo que de todos modos está detrás de esa promesa de alto rendimiento.

En finanzas hay una relación que siempre se cumple y no admite excepciones, “si buscamos retornos altos, debemos aceptar riesgos altos”. No existe la inversión “segura” con altos rendimientos. Como dicen por ahí, “no hay almuerzo gratis en Wall Street”, y créanme, no ser conscientes del riesgo, o no considerarlo en nuestra decisión no significa que no esté presente en el proceso. Algunas de estas alternativas solo tienen riesgo de mercado, es decir los exponen a inversiones altamente volátiles, otras resultan de esquemas piramidales que en algún momento “le explotan en la cara” a los ingenuos que se creyeron el cuento de la inversión segura de riesgo cero, en que cada mes “retiras” las utilidades.

Les cuento una anécdota. Alguna vez conversando con una persona que quería una asesoría para construir su plan de inversiones, me respondió lo siguiente cuando le presenté una propuesta con retornos “algo” superiores a los que en ese momento ofrecía el Bono del Tesoro de EEUU de referencia. Este señor me dijo “me preocupa lo que hay dentro de esa cartera si ese es el rendimiento esperado”. No quiero hacer referencia a números, lo importante en esta experiencia es la valoración que esta persona le daba al riesgo. Fíjense la actitud que está detrás, evidentemente es una persona muy conservadora, de poca tolerancia al riesgo, y cuyo objetivo no era necesariamente el rendimiento, él estaba mas interesado en preservar el capital que en hacerlo crecer.

Aunque probablemente no sea su caso, les aseguro que no es un ejemplo extremo. Probablemente muchos de ustedes sí otorgan una mayor ponderación al rendimiento, lo cual no está necesariamente mal. El hecho que cada uno tenga sus objetivos financieros en el tiempo, y cada uno tenga su perfil de riesgo particular, es precisamente lo que explica que cada uno busque la mezcla riesgo-rendimiento con la que se sentirá más cómodo. Entender esto es la parte central en el trabajo de su asesor, quien no podrá ayudarlo si usted no es totalmente sincero y sobre todo consistente con sus decisiones.

Noten que en el párrafo anterior me he referido a la combinación de riesgo y rendimiento. Estos son dos conceptos que nunca deben ser evaluados en forma separada, y a manera de lección, cuando alguien les ofrezca una inversión con altos rendimientos, siempre pregúntense, porqué y que hay detrás de esa alta expectativa. Si lo que encuentran no les incomoda, entonces para adelante. Quiere decir que tienen una alta tolerancia a enfrentar pérdidas, tienen un perfil de riesgo agresivo y están dispuestos a asumir la potencial pérdida si a cambio tienen la posibilidad de obtener una “buena” ganancia. Ser consistente significa que usted acepto esto y no maldecirá, ni renegará, ni se jalará los pelos si eventualmente se materializa ese evento desfavorable que lo lleva al terreno negativo de su inversión.

Ser consistente también significa que una vez que ha aceptado el riesgo, debe decidir cuánto va a arriesgar, es decir, que porcentaje de su patrimonio expondrá a ese riesgo que ha decidido tomar. Que la codicia no lo domine y lo lleve a invertir mas allá de lo razonable para el riesgo que está tomando. Uno debe saber balancear los riesgos dentro del portafolio.

Ya para terminar, lo que quería dejar claro es que el riesgo está presente en toda inversión, y en toda decisión. Que la codicia y la expectativa de una rápida ganancia lo lleven a ignorar el riesgo, no significa que no esté ahí. Nunca lo olvide, y siempre cuestione el retorno ofrecido para estar seguro que está invirtiendo según su perfil de riesgo, de otra manera, le aseguro que no podrá dormir tranquilo.

COMENTARIOS

  • 1
  • 10.02.2015
  • 06:12:07 hs
Frans

Buen articulo , Debe primar la sensatez antes de la codicia.

  • 2
  • 16.02.2015
  • 11:39:25 hs
Cesar

Interesante punto, aunque me hubiera gustado ver algo mas de cifras para dar una idea mas clara. Saludos.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño