Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

¿Por qué las grandes empresas tuvieron (o tienen) que transformarse digitalmente?

Por primera vez en la historia una transformación ocurre tan rápido que no hay tiempo suficiente para que una generación de personas le dé paso a otra. Esto nos obliga a reinventar la ruta mientras caminamos en ella y a abrazar el cambio como la nueva normalidad.

empresas-transformacion-digital-2

La historia universal está definida por grandes hitos capaces de modificar o hasta reconfigurar por completo la humanidad. Hace poco más de 200 años el mundo vivió una de las mayores revoluciones de su historia, la industrial, cuyo impacto solo se compara con el descubrimiento y la adopción de la agricultura, hace 12,000 años, y con la revolución científica, 500 años atrás.

Mientras las revoluciones de la humanidad se separaban por milenios o siglos, hoy podemos afirmar que estamos viviendo la tercera y la cuarta revolución industrial ¡al mismo tiempo!

Una persona de menos de cuarenta años ha vivido las experiencias de llamar a una central telefónica y pedir un taxi, y de trasladarse en un auto sin dinero físico con una aplicación en su smartphone, y está próximo a subirse a un vehículo autónomo y a un UberAir (un servicio que empezará a probarse en el 2020 en Los Ángeles y Dallas), con el que volará de un lado al otro de una ciudad.

También ha experimentado ir a un supermercado y hacer cola para pagar sus productos frente a una cajera, hacer las compras semanales por Internet para recibirlas el mismo día, o ingresar a una tienda como Amazon Go, tomar una bebida e irse sin pasar por ninguna caja registradora (como ocurre en Seattle y próximamente ocurrirá en San Francisco y Chicago).

Finalmente, también ha podido experimentar contar con una secretaria que le ayude a organizar su agenda de compromisos, usar un servicio de asistente de voz como Alexa o Siri para enviarle un mensaje a su mamá y decirle que llegará tarde a la cena del domingo, y pronto usará Google Assistant, un servicio que hará llamadas por él para hacer la reserva de un restaurante o peluquería (presentado como prototipo por Alphabet en el Google I/O 2018).

En menos de una generación hemos pasado por cambios drásticos en nuestra vida cotidiana, y evidentemente las empresas también los han vivido. La permanencia promedio de una empresa en el índice S&P 500 era de 33 años en 1964, de 24 años en el 2016 y para el 2027 se espera que solo permanezcan 12 años en promedio. Si se mantiene la tasa actual de desapariciones de empresas, en diez años casi la mitad de las empresas que hoy están en el índice serán reemplazadas por otras.

¿Qué causa este fenómeno? Es una pregunta compleja, pero no es difícil esbozar algunas respuestas. El ciclo de las economías tiende a verse reflejado en el crecimiento o la contracción de las empresas, pero la historia demuestra que, hoy, las nuevas tecnologías son las que básicamente configuran los mayores cambios en el mundo de los negocios.

En el 2000, el top 4 de empresas con mayor capitalización de mercado estaba conformado por General Electric, Exxon Mobil, Pfizer y Citigroup. Quince años después fue el turno de Apple, Alphabet/Google, Microsoft y ExxonMobil. En el 2018, Amazon subió al cuarto lugar, seguido de Tencent y Facebook, el quinto y el sexto lugar. La tendencia es clara: lo que todas estas firmas líderes tienen en común es que cuentan con poderosas plataformas digitales con escalabilidad y alcance para expandirse en nuevos mercados y geografías en expansión a velocidades que antes eran imposibles.

Las empresas nuevas con mayor velocidad de crecimiento también tienen en común el componente tecnológico, principalmente digital. Las llamadas “unicornio” —término creado en el 2013 para identificar a las startups valorizadas por encima de los US$1,000 millones— eran 39 hace cinco años. Uber, Airbnb, Xiaomi y Dropbox son algunas de las más conocidas. Para marzo del 2018, hay tantas empresas unicornio (279, según TechCrunch, 68 de ellas en la categoría “internet en móviles”) que hoy se usa la palabra “decacornio” para identificar a las startups valorizadas en más de US$10 mil millones.

La tecnología digital impacta e impactará en el éxito y la desaparición de las empresas, antiguas y nuevas, en todos los sectores, de todos los tamaños y en todos los ámbitos geográficos. La discusión no es si estamos convencidos o no de la disrupción causada por ella. La discusión está en cuándo se dará, con qué impacto y por dónde empezar.

Por ejemplo, un banco puede incorporar metodologías ágiles para cambiar su estructura organizacional tradicional y buscar eliminar jerarquías (BBVA Continental), mientras que otro crea células de innovación como el primer paso de su transformación digital (BCP). Un retail, por su parte, incorpora la omnicanalidad para reducir el tiempo de compra a sus clientes, incrementar su fidelidad y generar eficiencias en su organización, mientras que el gobierno busca democratizar los servicios públicos a través de la digitalización de los servicios ciudadanos.

Detrás de cada empresa hay una historia diferente y esto busca demostrar que la transformación digital impacta independientemente del sector, el ámbito geográfico o el tamaño de la empresa, y que el camino adoptado por cada empresa depende de sus propias circunstancias. No hay una fórmula única que garantice el éxito del cambio.

(Este texto forma parte de la introducción del libro Revolución.pe (Conecta 2018) escrito por Alexander Chiu Werner y David Reyes Zamora)

[Twitter: @alexanderchw | LinkedIn | Artículo en mi Web]

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño