De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño

Construcción de los flujos de caja: un ejemplo

Ahora sí lo prometido. Considere este pequeño caso: Un proyecto cuya inversión es de 100 soles y dura tres años, será financiado en un 50 por ciento con un préstamo a una tasa del 10 por ciento anual y, cuyo principal, será pagado en una cuota al final del año 3.

La estructura de la inversión es 70% activos fijos y 30% capital de
trabajo. Asumamos que la utilidad operativa del proyecto, sin
considerar depreciación
, es de S/.180 y esta asciende al 33.33% anual
(es decir el activo fijo se deprecia hasta S/.0 en los tres años del
proyecto). Al final de la vida útil (cuando el proyecto se liquida), el
activo fijo se vende en S/.10. Asimismo, la tasa de impuesto a la renta
está fijada en 30% y, por simplicidad, supondremos que no hay IGV. Con
estos datos hallemos el FCL y el FCA.

Antes de hacer las proyecciones, precisemos los puntos siguientes: uno.
El proyecto es de una empresa nueva (en otras palabras la empresa es el
proyecto
); segundo. Es un proyecto apalancado (los accionistas han
decidido tomar deuda para financiar parte de la inversión); tercero. El
proyecto dura 4 años (1 año de inversión (año 0) y tres años de
operación (vida útil). A efectos de simplificar el caso, asumiremos que
el proyecto se liquida en el último año de vida útil (año3). También,
podríamos haber considerado un año 4, que sería el año de liquidación.

Armados con esos datos y precisiones, hallaremos el FCL por el método
del NOPAT (lo invito a hacer el flujo por los otros dos métodos
discutidos en las entregas anteriores: Directo y Ebitda). Debemos
empezar proyectando el estado de ganancias y pérdidas económico (esto
es, sin considerar los intereses a pesar que el proyecto tiene deuda).
Recuerde que lo necesitamos para poder determinar el NOPAT, que es la
base de la proyección por este método.

La proyección arroja los resultados siguientes:

lira_nuevocuadro.jpg

Ojo, que utilidad operativa del estado de ganancias y pérdidas es igual
a la utilidad operativa sin considerar la depreciación (S/.180) – la
depreciación (S/.23.3 o S/.70 x 33%).

No pierda de vista los comentarios insertos en el cuadro. Note que al
ser un proyecto de una empresa nueva, no hay ningún efecto tributario
en el año de inversión.

Con el NOPAT podemos proyectar el FCL.

lira_nuevocuadro2.jpg

Interpretemos estos resultados a la luz de lo explicado. El proyecto
recibe S/.100 y entrega, en efectivo, S/.133 cada año durante los dos
primeros años, y S/.170 en el tercero. Como dijimos en el post anterior
en el FCL, al proyecto no le importa quienes lo financian. Recibe
S/.100 y genera en efectivo, a lo largo de su vida útil, un total de
S/.436. Cómo se lo repartan los que lo financiaron, no es de su
incumbencia.

Para saber cómo se lo reparten los que aportaron estos S/.100, debemos
hallar el FCA. En otras palabras, queremos saber cuánto reciben en
efectivo los acreedores y los accionistas. La línea final (FCA),
muestra cuánto le queda al accionista luego que el proyecto paga la
deuda contraída.

lira_nuevocuadro3.jpg

Obviamente, al FCL debemos quitarle lo que los acreedores se llevan y,
luego, calcular el efecto fiscal (el menor monto del pago en el
impuesto) en el que se incurrió, al no incluirse en el estado de
ganancias y pérdidas los intereses. Nuevamente, no deje de prestar
atención a los comentarios insertos en la proyección.

Interpretemos los resultados. A los accionistas, el proyecto les pide
S/.50 (S/.100 la inversión total – S/.50 que ponen los bancos) y les
entrega, en efectivo, S/.129.5 por dos años y S/.116.5 en el tercero.
Observe que en el año 3, no sólo se paga intereses (S/.5), sino que
también, se debe devolver el principal (S/.50) de la deuda contraída.
También, es valioso tener en cuenta que el EFI aplica en todos los
años, porque hay utilidades en los tres años de vida útil del proyecto
.

Ahora, debemos contestar la pregunta fundamental en las Finanzas. ¿Este
proyecto agrega valor a los accionistas? Para eso, es necesario
discutir primero el concepto de la tasa de descuento. No se preocupe,
que en el próximo post se lo explico.

Aviso parroquial: En el post anterior, por error, invertí los estados
de ganancias y pérdidas. Al que denominé “normal” era en realidad el
“económico” y viceversa. Ya lo subsane y agradezco al lector que me
hizo la observación.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño