Diagnósticos y propuestas económicas internacionales ante el Covid-19

La contraofensiva neoliberal lleva semanas de actividad; se agudizó en esta última cuando se ventilaron los problemas relativos a la asignación de recursos del programa Reactiva Perú. Las primeras críticas fueron sobre el costo económico de la suspensión de actividades no esenciales, luego por la demora y las restricciones que se imponen a la apertura de actividades productivas. Su objetivo es activar los negocios rápidamente sin regulación estatal, sino con autoregulación, como si alguna vez esta hubiera funcionado.

Los poderes económicos y mediáticos, primero indirectamente y luego a través de sus gremios empresariales, insisten no solo en el cambio de políticas sino de gran parte del gabinete ministerial. No les gustan las observaciones, como si el desempeño del sector empresarial hubiera sido ejemplar en esta pandemia, con casos como la especulación en medicinas, oxígeno y clínicas. Quieren la cabeza del Ministro de Salud, de otras autoridades que no estén alineados a sus intereses y del Presidente del Consejo de Ministros. Desean como siempre un gabinete y gobierno a su servicio. Es difícil, pero ojalá el Presidente de la República no ceda a sus pretensiones.

Muertes evitadas
Es indiscutible que el gobierno ha cometido muchos errores por la velocidad de los acontecimientos. Hemos destacado, desde meses atrás, sobre la ausencia de planeamiento estratégico, análisis prospectivo y sistémico que proporcionan una visión integradora. Se dejó convencer por una seudo capacidad del Estado basada en la disponibilidad de ahorros fiscales, pero olvidó las décadas de abandono, del Estado mínimo promovido por los neoliberales y nuestras severas restricciones estructurales e institucionales.

Solo como ejemplo, desde el inicio, no se sabe si por descuido o por ese Estado capturado cometió errores con Reactiva Perú al no considerar prioridades sectoriales, no condicionar los créditos al mantenimiento del empleo, a la falta de evaluaciones financieras con estándares preestablecidos, al reducido énfasis en las Mypes y a la ausencia de criterios a favor de la diversificación productiva.

Los analistas estándar se olvidan que si el gobierno no hubiera decretado la suspensión de actividades no esenciales el número de fallecidos por el Covid-19 sería claramente superior al actual; también hay que destacar que se ganó tiempo para mejorar la capacidad de atención del sector salud, aunque no estructuralmente. Con modelos epidemiológicos R. Burhum (2020) estima que si no se hubiera actuado se tendrían desafortunadamente 83,038 fallecidos en 5 meses y 463,643 en 7 meses.

En un cálculo conservador se evitarían al menos 60,000 decesos al 15 de agosto. Los costos de esas muertes evitadas son tanto los gastos realizados para atender a los infectados como el PBI perdido. Con una caída del PBI del 12% se perdería US$ 27,000 millones. ¿No vale acaso la vida de cada peruano al menos US$ 450,000? Aún con una estimación crudamente economicista de la evaluación social de proyectos es evidente que la suspensión y medidas aplicadas valieron la pena.

Nueva década perdida
Ni nuestras autoridades, ni la ciudadanía deben confiarse al momento de la reapertura de actividades económicas. La vida vale mucho para sus familias y para todos nosotros. Ya la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones han señalado el peligro del rebrote; más en el caso de una economía como la peruana. Asimismo, hay que tomar conciencia de que la economía internacional enfrentará en el futuro serios problemas.

Hemos comentado los relativos a la desglobalización y su ralentización, sin considerar los impactos negativos al reducir el contenido de mano de obra por unidad de producto de la aceleración del cambio tecnológico. No podemos pretender seguir produciendo y exportando lo mismo de siempre; la diversificación productiva y la transición ecológica son necesidades imperiosas. No hay que dejarse seducir por la subida temporal del oro.

Roubini (2020), economista y financista cercano a la economía estándar, acaba de plantear que toda esta nueva década será de estancamiento económico; recién en la década siguiente podremos ver la luz si tenemos nuevos liderazgos, políticas adecuadas e impactos positivos de los cambios tecnológicos. Este autor plantea 10 elementos que se muestran en el cuadro 1, que explicarían esa tormenta perfecta.

La salida de la crisis implicaría déficits fiscales superiores al 10% del PBI en épocas de altos niveles de endeudamiento público y privado. Las tendencias demográficas, la pandemia actual y posiblemente otras por venir obligarían a incrementar los gastos en salud. Existe un riesgo creciente de deflación, por los altos niveles de capacidad instalada ociosa de las empresas y elevado desempleo, que aumentaría el peso de la deuda real generando un mayor riesgo de insolvencia. Sin embargo, también habría el peligro de presiones inflacionarias por los déficits fiscales y las políticas monetarias heterodoxas que podrían generar estanflación.

Dos factores importantes que plantea Roubini para explicar el estancamiento prolongado sería la desglobalización resultado del desacoplamiento de la economía norteamericana y la china que estaría acompañado de más proteccionismo a nivel del resto de las economías desarrolladas y del mundo en general. Al mismo tiempo, la disrupción digital que generaría un balance negativo en términos de los niveles de empleo y de mayor desigualdad.

Las actividades productivas tenderían relativamente a relocalizarse en sus países de origen, pero a la par promoverían mayores niveles de automatización con impactos negativos sobre el empleo y de reducción de los salarios promedio. Esto a su vez detonaría más nacionalismo y xenofobia, aislando más a las economías, estableciendo mayores restricciones a los movimientos comerciales, de capitales, de servicios y personas. El enfrentamiento geoestratégico entre EE.UU. y China y una guerra fría ampliada entre otras economías coadyuvarían a un mayor aislamiento. Por último, la disrupción medio ambiental promovida por el hombre podría poner en jaque a la economía mundial.

Cuadro 1. Elementos explicativos de la nueva década perdida
diagnostico covid1
Fuente: Roubini (2020).

FMI Inclusivo
La semana pasada la directora gerente del FMI Kristalina Georgieva (2020) acaba de plantear que las autoridades económicas deben hacer todo lo que esté a su alcance para promover una recuperación más inclusiva, que beneficie a todos los segmentos de la sociedad. Si bien un acceso más equitativo a las oportunidades está asociado a un crecimiento más fuerte y sostenible, también debe generar un mayor aumento del ingreso de los pobres.

Se plantean tres políticas: 1) Usar el estímulo fiscal de manera apropiada que redunde en beneficios para las personas. Esto significa aumentar la inversión pública en los servicios de salud para proteger a los más vulnerables y reducir a un mínimo los riesgos derivados de epidemias futuras. También significa reforzar las redes de protección social; ampliar el acceso a una educación de calidad, agua limpia y saneamiento, e invertir en infraestructuras climáticamente inteligentes. 2) Empoderar a la nueva generación mediante la educación enfrentando la pobreza del aprendizaje y cerrando brechas entre educación e ingresos; y 3) aprovechar el poder de la tecnología financiera para cerrar la brecha digital respecto de los más pobres.

Nuevos peligros
Stiglitz (2020) acaba de publicar un recuento de algunos problemas y errores de las políticas económicas que se están implantando a nivel internacional. Se pretende optimizar sus impactos internos. Esto implica una mayor preocupación con lo que ocurra con el nivel de empleo, la masa salarial y selectividad que no aumente simplemente la liquidez internacional generando más burbujas en los precios de los activos y por tanto problemas hacia adelante. Hay que tener una mirada de largo plazo. Asimismo, propone la entrega de cupones para alimentos y bienes básicos (ver el cuadro 2).

En términos prácticos hay que maximizar los efectos multiplicadores de las políticas expansivas promoviendo mayor gasto en bienes y servicios locales, menos en importados; vinculados a Mypes como señaló aquí el Acuerdo Nacional (2020); en actividades intensivas en el uso de mano de obra y que sean útiles para mitigar los efectos del cambio climático.

Cuadro 2. Riesgos y políticas para maximizar impactos económicos
diagnostico covid2
Fuente: Stiglitz (2020).

Algo más
La semana pasada la Comisión Independiente que plantea la Reforma de la Fiscalidad Internacional (ICRICT) difundió un estudio donde plantea una reforma fiscal internacional para financiar una recuperación económica sostenible frente a la pandemia. Incluye muchas celebridades como Fitzgerald, Ocampo, Piketty, Stiglitz y Zucman, entre otros.

El grupo propone ahora 5 medidas: 1) Introducir impuestos sobre los servicios digitales, diseñados con carácter progresivo y que se apliquen sobre las rentas económicas generadas por las empresas globalizadas de este sector; 2) aplicar un tipo impositivo más elevado sobre los beneficios extraordinarios de las grandes empresas en los sectores oligopolizados; 3) acordar a nivel global un tipo mínimo efectivo del 25% en el impuesto sobre sociedades en cada país para detener la erosión de las bases imponibles y el desplazamiento de beneficios; 4) exigir más transparencia a las empresas que reciban apoyo público y que estén obligadas a publicar su reporte país por país; 5) publicar datos sobre la riqueza offshore para que cada jurisdicción pueda gravar de forma efectiva y progresiva el patrimonio neto de sus residentes, con un mayor control de las tasas que paguen las grandes fortunas y los contribuyentes de altos ingresos.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño