El factor COVID-19: La potenciación de la transformación digital y de los medios de pago sin contacto

La pandemia de la COVID-19 puso al mundo entero en una difícil situación económica, social e incluso política. Muchos negocios se tuvieron que hacer cambios estructurales en su estrategia y sus procesos, realmente reinventándose. También se presentaron cambios sustanciales en el comportamiento del consumidor. Esto dio paso quizás, a una de las mayores transformaciones en el sector de negocios tanto como en la sociedad misma.

Bajo esta coyuntura, sin embargo, una plataforma de valorización tácita se estableció en favor de una variedad de tecnologías y métodos de pago que, si bien existían antes, no eran del conocimiento o uso común de la gente.

El factor COVID-19 ayudó a potenciar una serie de transformaciones digitales en casi la totalidad de sectores económicos del país. Partiendo de la misma sociedad peruana, que tuvo que adaptarse a priorizar sus transacciones, compras, pagos y pedidos de manera digital. Los sectores: comercial, de servicios y productivo, tuvieron que adecuar sus medios de funcionamiento de manera que una opción digital siempre pueda estar disponible para los consumidores. Más aún, hemos podido apreciar cómo hospitales, tiendas, supermercados, taxis, restaurantes, emprendimientos, aeropuertos, bancos, buses y demás se unieron a la aceleración de la transformación hacia lo digital con el objeto de asegurar su propia continuidad y dar cumplimiento a las medidas de salubridad pública necesarias para impedir el contagio del coronavirus.

Parte esencial de este proceso, sea cual sea la organización que lo estuviera experimentando, era entender la necesidad de habilitar opciones de pago para compras, que no involucren el contacto directo. Si bien implementar o fortalecer el comercio electrónico fue el paso obvio de la mayoría de las organizaciones, muchas otras entendieron que para los trámites y procesos físicos se necesitaría una opción válida también, lo cual trajo consigo la promoción de los pagos sin contacto mediante tarjetas de crédito y débito que cuenten con esta tecnología, como la mayoría de las existentes en el mercado ya lo hacen.

Y es que, según investigación de Mastercard, existen 6 beneficios principales de los pagos sin contacto: la posibilidad de realizar pagos rápidos, el hecho de que estas tecnologías se posicionan como una opción más segura ante la coyuntura actual, la posibilidad de incrementar tu capacidad de gasto y adquisitiva, la mayor eficiencia de las transacciones comerciales, el tener mayor seguridad a la hora de realizar un pago, y la clara conveniencia que presenta frente a los métodos tradicionales de pago con contacto físico. Todos estos beneficios generan mayores índices de satisfacción en los clientes y empujan a la población a querer seguir inmiscuyéndose en el mundo digital.

En esta línea, un reciente estudio de America’s Market Intelligence reveló que, en el Perú, el 64% de los peruanos encuestados comentó que había cambiado el método de pago que usaba más seguido antes de la pandemia debido a la conveniencia y seguridad que uno sin contacto les brindaba. Además, más del 50% afirmó que ha reducido el uso del efectivo en sus vidas tras la pandemia.

Por otro lado, también cabe resaltar que la pandemia sirvió para poner en valor la necesidad de los consumidores de acceder a productos financieros, con 89% de los encuestados peruanos admitiendo que habían adquirido uno nuevo durante la crisis de salud por el COVID-19, lo que directamente beneficia a los niveles de bancarización del Perú y a las tasas de inclusión financiera en esta nación. Incluso, también se descubrió que el 50% de ellos ya usaban las plataformas digitales de sus respectivos bancos para realizar sus operaciones y el 38% manejaban sus aplicativos móviles.

Es claro, entonces, que el factor COVID-19 sirvió no solo para generar mayor consciencia sobre la forma en la que velamos por nuestra salud como comunidad, sino también para traer a la luz la gran oportunidad de desarrollo que existía respecto al crecimiento de nuestros mercados en línea, el aumento del uso de tecnologías de pago digitales y la necesidad de bancarizar a nuestra población, lo cual, en mi opinión, nos quedará como una lección aprendida de por vida que empujará a la sociedad peruana y a todo el mundo hacia un futuro más digital y conectado; sin contacto, pero unidos.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño