Parte de Guerra

Pablo O'Brien

“Acudían sanos [a los mercados] y regresaban trayendo con ellos la muerte”

El escritor Daniel Defoe, nos ha legado uno de los retratos más vívidos de la peste negra que asoló Londres entre 1664 al 1666. Basado en el diario que dejó su tío y otros relatos de la época, El Diario de la Peste reconstruye con precisión la atmósfera apocalíptica que se respiró en la Capital Británica en pleno siglo XVII y deja no pocas lecciones sobre las conductas y medidas a tomar cuando una epidemia desata su aliento de muerte.

carro-antes-kf7E--510x349@abc

 “La necesidad de salir de las casas para comprar provisiones fue, en gran medida, la ruina de nuestra ciudad, pues en tales ocasiones las personas se contaminaban unas a otras, y hasta las provisiones quedaban a menudo infectadas (…) la pobre gente no podía aprovisionarse y tenía necesidad de ir al mercado o de enviar a sus sirvientes o a sus hijos; y como esta necesidad se renovaba día tras día, había en el mercado un gran número de personas enfermas: muchos acudían sanos y regresaban trayendo con ellos la muerte”.

Casi cuatrocientos años antes de que el Covid-19 infectara al país, Defoe advertía del peligro de contagio que representan los mercados al desbocarse una pandemia. Si la Inglaterra del siglo XVII les parecía a nuestras autoridades un precedente demasiado remoto, debieron recurrir a uno más próximo: el mercado de mariscos de Wuham, la zona cero desde la que se propagó el virus por esta ciudad y el mundo. Un antecedente tan obvio, que no considerarlo es, como mínimo, negligente e indignante.

El virus llegó a los mercados y se infectó el Perú

En las últimas semanas, hemos constatado, no sin horror, que la falta de previsión para elaborar una estrategia sanitaria y de control público que evite que los mercados mayoristas y de abastos se conviertan en centros de infección (como indicamos en “Parte de Guerra”), es probablemente la principal causa del fracaso de la política de los martillazos a la curva de contagios. Los clavos (y la clave) eran los mercados y el gobierno no tuvo el tino, ni la “puntería”, para golpear a uno siquiera.

Juan Infante, el cinco de mayo, en una carta abierta a los comerciantes de Gamarra, pone como ejemplo lo que está pasando en los mercados de abastos, para pedir que no apuren la reapertura de sus Galerías.

“Lo que ha pasado con ellos [comerciantes de mercados], es terrible. Muchos contagiados: comerciantes y trabajadores de los mayoristas e igualmente muchos transportistas, comerciantes minoristas, cargadores y ahora clientes. Una pena, porque los muertos y contagiados en los mercados van en aumento. El virus llegó a algún mercado, saltó a los mayoristas de frutas, verduras y pescado y desde ahí se ha distribuido a todo el Perú”.

La peste, esa antigua enemiga de la humanidad, tiene memoria y nos conoce bien. Solo tuvo que repetir en el Perú su viejo método: seguirle los pasos a los comerciantes para infectar los mercados uno a uno. El resto, era solo esperar. Pronto la curva de contagios creció sin parar. Los martillazos no le hicieron daño.

El 10 de abril existía evidencia de que su plan daba resultados. Cuatro comerciantes del Terminal Pesquero de Ventanilla habían sido alcanzados por el Covid-19 y fallecieron (ver “Parte de Guerra”). Al terminal de Villa María del Triunfo llegó un transportista de pescado que se contagió en el desembarcadero de San Andrés y murió al día siguiente. El Terminal fue cerrado, al igual que el desembarcadero.

Ahora sabemos, por los testimonios de dirigentes del Mercado de Frutas y la periodista Melissa Pérez, que a fines de marzo la peste se presentó en ese lugar. Cinco comerciantes habrían muerto en ese entonces y, a la fecha, unos 25 serían víctimas del virus.

“Una verdadera vergüenza que recién ayer, en el día 59 de la cuarentena, el Ministerio de Agricultura, el Ministerio de Defensa y la Municipalidad de La Victoria hayan realizado la toma de muestras a apenas 200 comerciantes del Mercado Mayorista N° 2 de Frutas de La Victoria, de los cuales se reveló que el 79% tenía Coronavirus. Pero esas cifras aumentarán sin duda cuando se hagan las pruebas al total de 890 comerciantes, sumados a sus ayudantes y/ o arrendatarios. Más vergonzoso aún es que las autoridades SABÍAN que en dicho mercado en las últimas semanas murieron más de 20 comerciantes, tres de ellos familiares míos. Funcionarios del Ejecutivo y del municipio de La Victoria que conocían esta terrible realidad solo callaron [las mayúsculas son de la autora]”.

El programa de la peste estaba ejecutándose sin alteraciones: la gran mayoría de mercados de Lima se abastece de frutas de este centro de abastos.

Sin reflejos, como muestra el indignado relato de Melissa Pérez, a duras penas, el Gobierno en las últimas dos semanas se ha dedicado a constatar y reportar, como si la epidemia le hubiese entregado su cronograma, el avance de la infección: El 02 de mayo, el Presidente, Martín Vizcarra (con cierto tono de reproche) recordó que el 20% de los comerciantes del mercado de Caquetá había dado positivo a Covid-19 el 29 de abril y que más del 40% (261 personas) del Mercado San Felipe de Surquillo acababan de dar positivo.

Doce días después, el Presidente continuó  relatando los progresos de la peste en los mercados: en el Micaela Bastidas, de Villa María del Triunfo, 61% de los comerciantes dieron positivo; en el de Sullana, el 39%; en el de La Capullana (Piura), el 51%; en el de Iquitos, el 100%; en el Mercado Minorista N°1 de La Victoria (Lima), el 42%.

No es mera coincidencia, entonces, que en todas las localidades donde se levantan estos mercados, el Covid-19 esté mostrando toda su furia. El viejo método de la peste, en un país sin memoria, en donde la previsión es un concepto ininteligible, prosperó sin contratiempos.

Sin política de seguimiento ni cercos sanitarios

Lo ocurrido en el mercado de frutas demuestra que no se está aplicando una política de seguimiento a los contagiados y de cercos sanitarios para cerrarle el paso a la peste.

Si a fines de marzo se hubiera actuado al detectase los primeros contagios en el mercado de frutas, probablemente la mayoría de mercados de Lima no estarían contaminados. En ese momento debió cerrarse, poner en cuarentena a las personas que tuvieron contacto con los infectados y empezar el tratamiento para evitar que enfermen, mueran y sobre todo continúen propagando la peste.

Como le dijo a la cadena CNN Park Neunghoo, ministro de Salud de Corea del Sur, la clave para combatir al Covid-19 es:

“Detectar el virus en sus etapas más tempranas para poder identificar a las personas que lo tienen y de esa forma poder detener o demorar su expansión (…) Eso nos ha permitido también planear adecuadamente la atención en salud”.

En el Perú se aplica una política sanitaria pasiva: Esperar que se manifiesten los signos para realizar las pruebas y si hay casos positivos, empezar los tratamientos. No hay un trabajo  planificado de geolocalización para tratar de cercar a la epidemia. El pésimo manejo de los mercados lo demuestra. Y eso que Grade alcanzó, a mediados de abril, un mapa de riesgos en los que se mostraba los mercados que podían ser los principales focos de contagio.

Es vital que el Gobierno convoque a expertos en geolocalización y que entiendan los hábitos sociales y de consumo de los peruanos para poder efectuar cercos sanitarios en los cuales aplicar masivamente pruebas para iniciar tratamientos. La estrategia de los martillazos no ha funcionado, debemos emplear la tecnología y pasar a la ofensiva.

Si no renovamos lo que venimos haciendo, la plaga seguirá avanzando con su metódico plan. Debemos impedir que la descripción que plasmara Defoe hace cuatrocientos años, siga teniendo vigencia en el Perú del siglo XXI. Es un escándalo que la gente acuda sana a los mercados y regrese acompañada de la muerte. Es hora de cambiar. La viabilidad del país está juego, no podemos esperar más.

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 18.05.2020
  • 09:53:44 hs
Victor Hugo Rondinel

Es muy cierto que es hora de cambiar, pero no solo en la estrategia, si no en la conciencia de la gente, y lamentablemente como hemos visto esto va a ser muy difìcil … de nada vale tener la mejor estrategia del mundo, los mayores cuidados y prevenciones si la gente no la acata. Ya hemos visto los ejemplos de como sale la gente en “manada” a hacer sus compras sin los cuidados respectivos, sin temor hasta que alguien conocido o alguien cercano se enferma.

Este tipo de crisis saca lo peor de la gente, personas que lucran con el dolor y necesidad ajena, se ve a todo nivel, pero tambièn saca en muchos solidaridad y ayuda. Coincido que el gobierno pudo y puede hacer mucho mas y mejor las cosas para aminorar los daños, pero sabido es que la crisis en salud viene de decenas de años atràs, ningùn gobierno se preparò para mejoras las condiciones sanitarias del paìs y el peruano no es una persona disciplinada, ahora no queda otra que pagar los platos rotos hasta que se masifique la cura o vacuna bendita.

  • 2
  • 18.05.2020
  • 09:56:56 hs
Ángela Diaz

No hemos aprendido nada de la historia…

  • 3
  • 18.05.2020
  • 10:17:46 hs
Aravec Clarke

Excelente enfoque Pablo! Y lamentable la falta de tino y visión por parte de nuestros gobernantes. El Gobierno solo debió contratar un buen historiador como parte de su equipo de asesores COVID-19 para observar este detalle y nos hubiéramos ahorrado un mes adicional de cuarentena, bancarrotas innecesarias, miseria y perdidas billonarias para el País.

  • 4
  • 18.05.2020
  • 10:36:53 hs
carlos báez lecourt

FELICITACIONES, la especie humana es la única que tropieza dos veces con la misma piedra. En Perú poseen el conocimiento de los antiguos habitantes que sería conveniente desempolvar y aprender de sus experiencias sobre una variedad de temas.

  • 5
  • 18.05.2020
  • 11:17:18 hs
Jorge zegarra

Durante varios gobiernos el Ministerio de Salud ha estado en completo abandono y justo ahora le achacan las deficiencias de su gestion.No es correcto que el actual Gbo. Cargue con toda la culpa.Seamos honestos.

  • 6
  • 18.05.2020
  • 03:22:00 hs
Juan Ricardo

Ya antes de que se declare la pandemia, cuando ibas a un hospital y pedías una cita médica, te la daban mínimo para dentro de 1 mes, y si era una especialidad muy requerida, el plazo podría extenderse hasta 6 meses, si necesitabas hospitalización para operarte o algún otro procedimiento te agregaban a una lista de espera. El Sistema de Salud ya estaba desbordado antes de la pandemia, gracias a la cuarentena ha resistido casi 2 meses, a pesar de los miles de pacientes inesperados que ha tenido que recibir. Es cierto que en estos momentos está al borde del colapso, pero no todo es culpa del Gobierno, una parte de la gente no ha tomado en serio la situación y ha buscado mil formas de sacarle la vuelta a la ley, algunos por necesidad, otros por hobby.

  • 7
  • 18.05.2020
  • 04:13:59 hs
OSCAR DEL VALLE AYALA

Excelente análisis estimado Pablo, en ella se demuestra clara y objetivamente el fracaso del plan de acción para combatir el Covid-19, ya que el principal punto de contacto de la población son los mercados. Según el último Censo Nacional de Mercados de Abastos 2016-2017, nos indica claramente que el país a sufrido un incremento altamente significativo del número de mercados llegando actualmente a contar con 2612 mercados identificados y censados, incrementándose en 49.2%, respecto al Censo del 2008. Lo más grave aún es que se cuenta con 328,946 puestos en donde se estima que trabajan directamente más de 700 mil personas e indirectamente más de 2 millones de personas, razón la cual las pruebas muestrales tomadas a algunos mercados nos indica en promedio un 50% de trabajadores directos contagiados. Esta situación es muy crítica, por lo que considero que no hemos llegado al máximo del contagio, situación que se agrava por la inacción del Gobierno. No entendemos porque el Ministerio de la Producción, no ha tomado una verdadera y efectiva acción frente a dicho problema, ya que son los responsables de haber diseñado oportunamente los mercados modelo o tipo que mediante norma legal ya se había definido. Finalmente debo indicar que las condiciones e infraestructuras de salubridad en los mercados fe a datos a nivel URGEN ser atendidas a la brevedad para lo cual se tiene que trabajar en forma conjunta entre las instituciones estatales competentes (Produce, Minagri, Minam)

  • 8
  • 18.05.2020
  • 04:18:02 hs
JOSE GARCIA

Efectivamente no se tomo en cuenta los mercados, a todos se nos paso, sobre todo a los asesores del gobierno que parece no conocen donde se adquieren los alimentos que llegan a sus mesas desde los supermercados tipo Wong.
Cuando Perú exporta un producto alimenticio fresco a cualquier otro País del mundo se exige el cumplimiento de normas fito sanitarias que garanticen lleguen a los anaqueles de dichos países aptos para su consumo. Pienso que esa debería funcionar para su consumo en Peri para todos los productos alimenticios y no en la forma que se hacia hace 400 años. De la chacra a la planta y de allí a los anaqueles (no a los sucios y malolientes mercados) de locales dedicados a su venta en buenas condiciones y a precios competitivos asegurando que los agricultores y productores se beneficien como debe ser.

  • 9
  • 21.05.2020
  • 03:32:10 hs
Rosa

En realidad el contagio no disminuye, al contrario va en aumento. Pero no echemos la culpa al gobierno, la falta de conciencia civica y el irrespeto a las normas por parte de la ciudadanía es el motivo que sigue aumentado el contagio del coronavirus. Hay que empezar por casa primero, y aumentar la fiscalización de los grandes almacenes que atienden al público en forma directa

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño