ReinventaRSE

Elsa del Castillo

Desde Avatar hasta Inferno: cambiando conciencias

El concepto de Desarrrollo Sostenible aparece a fines de los años ochenta, cuando la Comisión Mundial para el Medio Ambiente y el Desarrollo de la ONU publica el Informe Brundtland. En dicho informe se llama la atención al mundo sobre la idea de buscar un nivel de desarrollo tal que permita satisfacer las necesidades presentes de la  humanidad, sin comprometer los recursos que las generaciones  futuras requerirán para satisfacer sus propias necesidades.

Si bien se trata de ideas fundamentales para asegurar el futuro de nuestro planeta, aún no todos las entienden y, menos todavía, las asumen como parte de su filosofía de vida. Para generalizar este concepto se requiere, como dice M. Zaragoza, de una revolución de mentalidades o de “una metamorfosis cultural, científica y social que busca romper con una larga tradición de indiferencia, por no decir de hostilidad” (J.C. Toscano).

Mucho se ha hecho por buscar entusiastas. Se han trasladado las discusiones sobre las vías para un desarrollo sostenible, desde el espacio de las iniciativas globales hasta las agendas de gobierno, las aulas y hasta las sesiones de directorio de aquellas empresas interesadas en evaluar los posibles impactos generados por su actividad. Lo cierto es que, aún a la fecha, no se ha logrado sensibilizar a un grupo significativo que genere un real impacto y, en consecuencia, los esfuerzos siguen siendo limitados pues juegan muchas veces en contra de los intereses de quienes viven del incremento en el consumo.

Entre las posibles vías para extender estas ideas de forma efectiva, surge una que puede prometer más éxito: la expresión artística. El lector podrá hacer una búsqueda rápida sobre muestras de arte en torno al tema de la Sostenibilidad y descubrirá cientos de páginas dedicadas a esto en internet. Así también, podemos dar una mirada a la literatura contemporánea y a las cinematografía moderna y descubriremos cómo el concepto de Desarrollo Sostenible cobra protagonismo.

Un lenguaje más cercano a las masas y la posibilidad de despertar la emoción del observador o del lector seguramente serán las claves para que, finalmente, se extienda la conciencia ecológica y la preocupación social. Paul Shrivastava, Director del Centro David O’Brien para la Empresa Sostenible, decía con gran acierto: “ningún esfuerzo humano ha logrado ser significativo sin pasión. La ciencia y la tecnología por sí mismas no son suficientes. Tenemos que recurrir a las artes a fin de infundir esa pasión en la búsqueda de la sostenibilidad y obtener unos resultados reales que curen este planeta” (El Arte del Desarrollo Sostenible).

Muchos recordarán Avatar, película que en 2009 remeció a expectadores de todas las edades cuando observaban cómo una apacible tribu de humanoides azules debía proteger sus tierras ante la inminente llegada de colonizadores interesados en el cotizado mineral. En un género totalmente diferente, el cine independiente nos recordaba en 2004 el documental “Super Size Me”, donde su protagonista experimentaba los efectos nocivos del consumismo, al acceder sin medida a las ofertas de comida chatarra de una marca reconocida. En la Belle Verte, película francesa de 1996 dirigida por Colline Serreau, los pobladores de un planeta ficticio prescindían del dinero y deseaban vivir en armonía con la naturaleza. Se preguntan si valdría la pena visitar un planeta tan primitivo como la Tierra donde el consumismo estaba destruyendo a la humanidad. A quienes gustan de la ecología, el cine y la literatura, les sugiero revisar Ehusfera, página web en la que su autor, con mucha constancia, analiza desde hace seis años piezas de cine y literatura que aluden a  conceptos de sostenibilidad y medioambiente (ehusfera).

Un ejemplo muy reciente de este efecto es el que viene causando el nuevo libro de Dan Brown, Inferno. El libro se inspira en la Divina Comedia de Dante Alighieri para describir una problemática muy actual: la sobrepoblación y sus efectos sobre la sostenibilidad del planeta. El autor nos recuerda una realidad que se repite en diversas conferencias académicas sobre el tema. Se refiere al hecho de que la población mundial creció en los últimos doscientos años, más de los que lo hizo en los anteriores doscientos mil años. En paralelo, nos recuerda que ha habido una evolución tecnológica sustancial que no logra elevar la productividad de la tierra en niveles suficientes que permitan compensar el nivel de consumo humano experimentado.

Si bien se trata de conceptos que, como mencionamos, están presentes en las mesas de discusión desde hace varias décadas, tal vez sea la magia de la pluma y de la pantalla la que nos permita comunicar mejor, sensibilizarnos y darle impulso a esta necesaria revolución de mentalidades.

COMENTARIOS

  • 1
  • 21.06.2013
  • 06:19:04 hs
Ramon Noriega

Felicitaciones por el enfoque, es interesante ir vinculando a temas actuales el desarrollo sostenible, tan vinculando en nuestro paìs con la industria energetica y dejar un mensaje que invita a la reflexion.
Buen post.

  • 2
  • 26.06.2013
  • 07:39:51 hs
Diego Gonzales

Excelente Post

  • 3
  • 26.06.2013
  • 08:47:39 hs
Carlos

Les recomiendo este blog: LOS LUGARES TRAS EL LIBRO INFERNO DE DAN BROWN: http://infernofirenze.blogspot.com

  • 4
  • 26.06.2013
  • 06:47:03 hs
Arturo Santos Rojas

Interesante articulo. Muy bueno. Bastante didacta, me gusto mucho que hagas la analogía con literatura y cinematografia.

  • 5
  • 29.08.2013
  • 10:39:09 hs
Alejandro Chambi Buscaglia

Elsa, de acuerdo y no. Creo que el proceso de sensibilización al público en general está bien y debe hacerse responsablemente pero infundir temor a través de arte (con pasión) no solo esta errado sino que puede tener consecuencias contraproducentes. El hecho de que por ejemplo National Geographic publique en su edición de Agosto a la estatua de la Libertad cubierta con agua (arte que infunde pasión) hasta 65m!!! eso es 80 veces más que el nivel máximo pronosticado en el peor escenario del reporte IPCC!. Si totalmente de acuerdo que el cambio climático es un problema, pero publicaciones alarmantes como esta solo han producido políticas pobres y han costado trillones de dólares con poco beneficio. Al igual Avatar es una exageración que no representa de ninguna manera a la gran minería y que sin embargo puede crear inconscientemente rechazo a proyectos mineros de gran envergadura que el Perú requiere ahora “que llego la crisis” :D

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño