ReinventaRSE

Elsa del Castillo

Fichas de ajedrez: el hombre bueno y el hombre malo

Es gratificante leer algunas líneas escritas por un joven de 19 años, al reflexionar sobre la bondad o maldad de los seres humanos. Transcribo sus reflexiones porque grafican bien algo que discutimos constantemente en las instituciones educativas: la importancia de ofrecer cursos de ética a los jóvenes profesionales. Esto permite que puedan fundamentar su forma de pensar, pasando de un comportamiento ético intuitivo a un comportamiento ético razonado. Me atrevo a pensar que cambiaría en gran medida la forma de gestionar nuestras organizaciones si todos nos permitiéramos los espacios para reflexionar del modo en que este joven estudiante lo hace. Un mayor conocimiento de quiénes somos nos llevará a un comportamiento ético personal y, luego, colectivo. Actuar en base a convicciones morales resulta básico para una responsabilidad social a prueba de todo.

Este joven inicia su reflexión preguntando: “¿Existen las personas buenas y las personas malas? ¿Somos acaso como las fichas en una partida de ajedrez: cada uno en un bando contrario al otro y en constante lucha?” 
Para responder esta interrogante recurre a las predisposiciones al bien y al mal por parte de los seres humanos, explicadas en la teoría kantiana. 
Según esto, utiliza la metáfora de las fichas blancas del ajedrez para describir nuestras predisposiciones al bien: 
“Cuando Kant habla de las predisposiciones al bien, él reconoce que hay tres aspectos a tomar en cuenta: la animalidad, la humanidad y la personalidad (de los seres humanos). En el primer caso (la animalidad), esta se caracteriza por no tener su raíz en la razón, sino más bien en lo subjetivo, lo corporal. Esta animalidad nos habla de cómo el hombre puede llegar a hacer el bien sin necesariamente proponérselo. Como ejemplo, utilizaré el acto de alimentar con la lactancia al bebé recién nacido. En este caso, la madre da de lactar a su hijo sin pensar en lo que hace, por ende, sin ser racional. Este comportamiento es instintivo, automático y el cuerpo mismo responde de esta manera. No solo es un acto bueno el alimentar a su bebé, sino que responde a instintos humanos como el de la protección al hijo, de la progenie y, por ende, de la especie.
En el segundo caso (humanidad), esta ya posee una raíz en la razón, pero esta no solo se basa en la razón y el cumplimiento del deber, sino también en la comparación con otros individuos. Hago, cumplo el deber, pero lo comparo con el cumplimiento de otros, lo que no es necesariamente aquello que se busca moralmente. Es este acto de comparación el que con mayor probabilidad puede tornarse en algo negativo que nos lleve a las propensiones del mal. Por último, el tercer caso (personalidad), esta sí posee su raíz en la razón y determina que nuestras acciones deban ser guiadas por el deber y solo por el deber. No debo robar porque simplemente no debo, no necesito otro motivo impulsor; sé que es una acción contraria al deber y por ello no debo hacerla. Cabe resaltar que es la personalidad la que nos permite respetarnos a nosotros mismos y a los demás”. 
Para describir a las fichas negras del ajedrez, es decir, a nuestras predisposiciones al mal, anota: 
“Para Kant existen tres predisposiciones al mal: la fragilidad, la impureza y la malignidad. En el caso de la primera (la fragilidad), hablamos del reconocimiento de la fortaleza de una máxima pero, al mismo tiempo, consideramos no poder seguirla (lo que podría ilustrarse con la frase: “el espíritu está dispuesto mas la carne es débil”). En el segundo caso (la impureza), se da efectivamente el reconocimiento, se es capaz de seguir la máxima, mas se necesitan otros motivos ajenos al deber para seguirla. En el tercer caso  (malignidad), las máximas que uno sigue son perversas, malas, aunque esto no indica que no pueden estar conforme a las leyes jurídicas. Este podría ser el caso del comerciante que no cobra un precio excesivo al cliente porque quiere que este regrese y compre nuevamente. No lo hace (cobrar un precio excesivo) por creer que sería un precio injusto, sino que lo hace por una motivación egoísta”.
El joven concluye: “No somos fichas de ajedrez. Teniendo como base esta teoría, yo considero, al igual que Kant, que el hombre no puede tildarse ni de bueno ni de malo por naturaleza. No somos ni blancos ni negros. Somos una combinación y esto lo veo claramente reflejado en un personaje como  Jean  Valjean, de “Los Miserables”. Valjean, ex convicto y ladrón y, a la vez, un hombre amoroso, que cambia su vida después del encuentro con un obispo. Valjean no es ni una ficha blanca ni una ficha negra. Valjean es un hombre, como nosotros”.
El propio texto del estudiante creo que resalta algunos elementos centrales que mueven el comportamiento ético en las organizaciones, las cuales están integradas finalmente por personas. Los directivos deben tener claro que la actuación ética responde a la convicción del deber cumplido. Según esto, no se deja de actuar de manera responsable cuando otras empresas o instituciones no lo hacen de igual forma. Por supuesto, se procura también no actuar de manera injusta atropellando los derechos de otros y se propone tomar decisiones basados en las razones correctas, muchas veces dejando los intereses particulares de lado. Incluso, en muchas ocasiones, yendo más allá de lo que la ley exige. 
El lector podrá o no estar de acuerdo y discutir estos planteamientos. Eso es bueno. Lo malo sería ni siquiera preguntarse qué convicciones guían nuestro accionar. Como bien dice el joven, esto equivaldría a convertirnos en fichas de ajedrez que se mueven al ritmo que imponen otros que tienen la partida muy bien pensada.

COMENTARIOS

  • 1
  • 19.06.2013
  • 07:22:05 hs
Oswaldo

Buen Post

  • 2
  • 07.06.2013
  • 04:10:17 hs
Cesar

Orientador, Bueno. El hombre es un matiz de muchos aspectos que vienen desde dentro de su SER hacia afuera y viceversa, y desde antes de que nazca está en constante ebullición. El problema comienza cuando se “compara con el otro” y “NACE EL EGOISMO” es ahí donde nace la competencia Y “TODO VALE”,….. Es el punto de quiebre, aquí desaparecen los valores, la ética, virtudes, etc, etc,….
La Inteligencia y las hábilidades de un “BUEN GERENTE” o equipo de gerentes debe ayudar a corregir esos defectos que desde ya son de alto riezgo en el manejo empresarial.
Las empresas de hoy en paises muy adelantados siguen cuidando mucho su Imagen y Prestigio, pero hoy basados en la inteligencia, valores y principios morales muy fuertes de sus colaboradores, comenzando desde sus mas altos directivos, hasta el último trabajador,…

Un fuerte abrazo Elsa.

  • 3
  • 11.07.2013
  • 08:04:25 hs
Johanna

que bueno que posteen más sobre temas relacionados con la ética, también estoy de acuerdo que se debe tocar más a fondo este tema en las instituciones educativas, excelente reflexión.

  • 4
  • 07.06.2013
  • 02:49:41 hs
JJ

Todas las personas tenemos algo de bueno y de malo…lo que escojamos que predomine en nostos en nuestra educacion, nuestro bagaje cultural, y creo yo ciertos atributos al carectar como la empatia y otros. Lo que pasa en un mundo de dicotomias, tendemos a ver todo en los polos, como antagonicos, y nos vemso que uno puede contener algo del otro…Que este tema entre al campo de los negocios y profesiones creo que es un sintoma bueno, y permite ver que el hombre siempre busca lo correcto….

  • 5
  • 07.06.2013
  • 05:14:53 hs
Elsa Del Castillo

Muchas gracias por sus comentarios

  • 6
  • 07.06.2013
  • 05:27:56 hs
Harold Cuichap

Es verdad que el hombre es un mix de lo bueno o lo malo que puede llegar a ser como personan humana, mucho influye en cada uno de nosotros los ejemplos que se puedan ver en el día a día, más aun cuando no tenemos fijada las bases éticas morales que nos ayuden actuar bajo el principio del bien común, pues en la actualidad actuamos de una manera individualista, diciendo si él actúa de esa manera porqué yo no, más aun si no se tienen castigos ejemplares.

  • 7
  • 07.06.2013
  • 09:06:30 hs
Daniel

Felizmente existen las matemáticas para poder decir que estadísticamente el ser humano promedio es bueno o malo, siguiendo determinados patrones éticos o estándares. El ejemplo del personaje ficticio Valjean no es acertado porque no representa a la media o promedio de nosotros, es un ideal. ¿Qué tal si en lugar de Valjean utilizamos como ejemplo a Nerón o Alan García? ¿Seguiríamos afirmando que no podemos clasificarnos como buenos o malos?
Resulta más claro analizar la utilidad o inutilidad de algo o alguien. ¿Cómo podríamos entender si somos útiles cuando no sabemos porqué existimos? Con la teoría de ser productos de la evolución o la casualidad, simplemente no somos ni útiles ni inútiles y nos queda disfrutar de la vida sin prejuicios que atenten contra nuestra existencia evolutiva. Pero si alguien sabe para qué existe y se persevera para este fin, sabrá que es útil, aunque nadie más lo sepa. No se puede decir mucho sobre la creación divina porque no tiene más que un sustento dogmático.
Es como el pegamento que se despega, nadie sabía qué utilidad tenía y el invento fue archivado. Actualmente lo utilizamos en los post-it, por ejemplo.
Claro está que una persona puede ser útil para diseñar armas de destrucción masivas, pero es más claro entender el concepto de utilidad y su contraria.
Finalmente, creo que sí participamos de un tablero de ajedrez de manera inconciente, porque ¿Alguien se atrevería a decir que lo que sucede en Siria, Corea, Somalia, etc no son resultados de movidas de grandes jugadores mundiales en constante lucha por el poder y el dinero, no por el bien y el mal? ¿Acaso no estamos en el tablero de ajedrez peruanos vs chilenos y toda esta xenofobia es heredada a los descendientes?

  • 8
  • 07.06.2013
  • 10:01:22 hs
Guillermo Del Solar

el tema es simple y complejo a la vez .El ser humano es afectado por dos fuerzas internas si se queire , el alma pura y el “ego’ ( en terminos espirtuales , no psicioanaliticos) , mas conocido (erroneamente) en las religiones como Satan, cuya veradera traducion del arameo es “adversario” y no diablo o demonio. Es la fuerza que nos habla de nosotros , solo nosotros (hay que meterle el carro al de al lado , no dejar pasar a nadie, quitarle el puesto al compañero en el trabajo,etc..yo, yo, yo primero y segundo y tercero) ….La vida consiste en derrotar al ego, es asi de facil ( y a la vez muy dificil en la practica) . Pero tendemos a perder de vista esto, a quedar en el dia a dia atrapados , en las obligaciones, en la familia,etc… No tiene nada que ver con cumplir o con etica o con obligaciones o con moral. ASI SE JUEGA EN ESTE JUEGO LLAMADO VIDA SI SE QUIERE GANAR, PUNTO….Se hace si se quiere tener una vida plena, si se quiere cumplir con la msision para la que existimos.

  • 9
  • 08.06.2013
  • 08:53:07 hs
Javier

Interesante proposición reflexiva de Madame Del castillo, así que de las personas que han reaccionado a ello, sin ánimos de juzgar o cosa por el estilo, hace algunos meses veo las noticias del Perú , estaba al final un poco decepcionado o frustrado de tanta noticia negativa, me refiero a los problemas sociales, como, de sicarios, robos secuestros, estafas, engaños, violaciones, y de pronto ustedes y sus reflexiones. Y hop, una luz que se prende, una otra faceta del Lobo stepario, un otro adversario, los buenos managers. Enfin siempre estamos en ese constante binomio bueno malo. No habría que olvidar que esas fichas de ajedrez no están solas sino en un tablero, pudiera decirse en un contexto social en ese caso?. Como juzgar a Jeanvaljean sin su tablero? O fuera de su tablero?. Cómo definiríamos a Alan García, o a Sadam Husseim, después de todo lo que sabemos acerca de su desaparición? Es más bueno Humala porque no indultó a Fujimori?. Con optimismo, es siempre alentador y debería ser una norma o ley o como, quieran llamarla, deberíamos ocuparnos de nos Jóvenes que se plantean esas preguntas, ello nos indica que hay mucho a hacer para prepararles Tableros límpidos, justos, razonables, que los lleven a nuevos estadios de humanidad, donde los intercambios comerciales sean justos, las relaciones laborales de respeto, que tengan todos oportunidades en acuerdo a sus capacidades, y, etc.. allí me detengo, este blog me permitió soñar. Gracias Perú :)

  • 10
  • 08.06.2013
  • 09:17:18 hs
Jorge Luis

Hace miles de años el hombre continua preguntándose sobre el bien y el mal. Por qué, de pronto, cuando nuestro ego se siente amenazado, estallamos en cólera y nos convertimos en furibundos animales. Tenemos ejemplos de sobra en nuestro tiempo. Mujeres y hombres que hacen daño a a su pareja de miles formas que no vienen al caso comentar, en la alta y baja esfera. Lejos de entrar a disquisiciones filosóficas y religiosas, solo debemos recordar las enseñanzas de Jesús cuando predicaba. Conocerse uno mismo, ser como una mansa oveja, amaras a tu prójimo como a ti mismo, ofrecer la otra mejilla. Lamentablemente muy pocas personas han comprendido su mensaje de amor. Lo que representa hacer por amor. Solo debemos ver cuando una pareja empiezan a descubrir que se quieren. ¿Hay en ese sentimiento un atisbo de pensamiento?. Cuando una Madre cuida a su bebe recién nacido, acaso su mente se puebla de pensamientos, o es solo sentimiento. No creen que nuestro pensamiento es aquel que impide que seamos buenos, y quien es el pensamiento, nuestro EGO.
Y si nosotros conocemos su recorrido, sus formas, sus caminos, cómo se presenta en cada actuar, quizás en ese momento podamos descubrir ser una persona nueva, que tanto habló Jesús en sus predicas.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño