Complementariedad público privada

Los editoriales del director periodístico del decano de la prensa nacional son un buen material para comentarios. Nos remontan a la macroeconomía neoclásica, previa a los desarrollos keynesianos que nos permitieron salir de la gran crisis de los años treinta del siglo XX. El pasado fin de semana calificó a todos los grandes proyectos de inversión del gobierno: gasoducto, refinería de Talara y los Panamericanos como equivalentes al monumento a la maca: inútiles. Señaló que la única inversión importante es la privada. Asimismo, que el criterio de evaluación de los proyectos es que cada uno debe producir más de lo que costará; en otras palabras si satisfará necesidades por un mayor valor a lo que se invertirá.

De partida, coincidimos en la crítica de que en esos proyectos hubo descontrol. Nos preocupa en particular la inversión asociada al gasoducto y cómo se elevó la inversión de la refinería de Talara de US$ 3,500 millones a US$ 5,400 millones. Faltó en ambos casos ingenieros, economistas y contadores de costos que hallaran las combinaciones técnicas adecuadas que maximicen impactos y minimicen inversión y costos.

El director periodístico se equivoca en las otras cosas. Efectivamente, los proyectos deben pasar la evaluación beneficio costo, pero esta no es sólo financiera, sino económica social. No sólo se debe garantizar el retorno financiero, sino que los proyectos generen muchas externalidades positivas que deben ser medidas. Pueden existir proyectos con reducidos retornos financieros pero que se justifican por la suma de sus rendimientos económicos y sociales. Por ejemplo, una buena carretera central se justificaría plenamente por los accidentes y muertes evitadas, los ahorros de tiempo, la reducción de emisiones, los mayores volúmenes transportados, los menores costos unitarios, la integración de mercados y la mayor actividad económica, entre otros, más allá del cobro por peajes que no convendría realizar.

En la perspectiva neoclásica todo gasto e inversión pública, aun cuando esté perfectamente financiada, sólo genera demanda, nunca oferta. ¿Acaso la infraestructura pública no mejora cuantitativa y cualitativamente el desempeño y rendimientos del sector privado?, ¿la posibilidad de tener más gas natural de manera continua a precios competitivos no es una ventaja para el sector privado? También se olvida de la magnitud de errores de apreciación que ha cometido el sector privado. ¿Acaso la inversión privada es siempre exitosa? Es erróneo pensar que más inversión pública presiona las tasas de interés reduciendo opciones de inversión privadas. Desde Keynes se sabe que la inversión puede generar su propio ahorro y que los bancos crean dinero y más crédito. La inversión pública y privada es complementaria, no sustituta.

COMENTARIOS

  • 1
  • 08.09.2017
  • 08:35:51 hs
Julio

Estimado German, importante las precisiones sobre las inversiones publicas, pero es necesario que los proyectos sean priorizados tomando como base los beneficios, que la refinería de Talara se necesita si, pero debió nacer del interés de los privados, en base a las condiciones que el Estado les otorgue al proyecto, este proyecto esta vinculado al transporte, y es un factor importante en la rentabilidad económica y social para el precio de los productos y servicios, que impactan en el desarrollo económico y social de las economías regionales. Estos proyectos se amparan en el mercado monopólico, donde el perjudicado es el país, por la postergacion de su desarrollo, dado que el precio del combustible sumado a la distancia, es un factor que acerca o aleja los productos y servicios del mercado. Entonces, el Estado debe generar condiciones para la co-participación de la inversión publica o privada; enfocada al desarrollo y a la mejora de la calidad de vida de las personas, porque el mercado esta sujeto entre otros factores a la disponibilidad económica de los consumidores.

    • 2
    • 08.09.2017
    • 10:26:55 hs
    Germán Alarco

    Estimado Julio: muchas gracias por el comentario. Coincido contigo en muchas de tus ideas. Sin embargo, en el caso de Talara estamos hablando de una empresa pública presionada por una exigencia ambiental. Es obvio que el proyecto tiene una rentabilidad financiera reducida, pero alta económica y social. Por otra parte, no es monopolio y hay regulación de tarifas ex planta por Osinergmin. El problema mayúsculo se genera en la gasolineras que son las que tienen la menor inversión relativa pero tiene una muy alta rentabilidad. Hay una clara asimetría de inversiones. Por eso la importancia de que la actividad petrolera sea integrada verticalmente. Obviamente hay que hacer los proyectos con cooperación privada como estaba previsto hasta 2013. El problema fueron todos los atrasos promovidos por el MEF y las decisiones del gobierno actual de convertir el proyecto en exclusivamente público.
    Saludos cordiales, G.A

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño