¿Hacia un nuevo contrato social minero?

Llamó la atención el editorial del decano de la prensa nacional sobre la necesidad de construir un nuevo contrato social minero la semana pasada. El tema es relevante. No sólo se trata de poder aprovechar nuestras riquezas mineras en armonía con la sociedad y el ambiente, sino que serviría para evitar los conflictos que se producen periódicamente con la inversión extractiva. En la propuesta hay algunas ideas interesantes, pero faltan muchos otros elementos específicos. Por otra parte, esta iniciativa resulta útil ya que se enmarca dentro de otra mayor imprescindible orientada a construir un nuevo consenso económico, social y ambiental, como base de un proyecto nacional, que permita romper el equilibrio precario en que nos encontramos desde décadas atrás. Es urgente que los diferentes actores sociales nos pongamos de acuerdo por el bien de todos. La tarea es titánica. Su posterior concreción en algunos cambios constitucionales y en leyes específicas es el siguiente paso.

En positivo se propone que las actividades extractivas deben promover el desarrollo de cadenas productivas locales; el chorreo no es suficiente. También nos gustó, debido a la desconfianza de la sociedad con la fiscalización desde los diferentes niveles de gobierno, establecer sistemas de monitoreo participativo y de comunicación permanente que respeten las preocupaciones locales. Nos pareció inadecuado proponer restablecer esquemas como el óbolo minero que deducía de las regalías mineras las aportaciones a infraestructura y programas con impactos en su zona de influencia. Estas contribuciones empresariales son clave, pero son propias y naturales en todas las empresas que se autocalifican como responsables socialmente o que pretenden crear valor compartido. No se debe erosionar aún más las reducidas aportaciones fiscales netas de los sectores extractivos.

También habría que discutir como redistribuir los ingresos fiscales de las actividades extractivas que integran el canon. Se debe balancear su distribución entre satisfacer las necesidades básicas de toda la población ubicada en localidades específicas y los recursos que se asignan a las regiones y localidades donde se ubican los yacimientos. Los recursos del subsuelo son de todos los peruanos, no sólo de quienes están encima o cerca de estos. En esa dirección hay que desechar iniciativas como las relativas a que el propietario del suelo sea dueño del contenido del subsuelo, u otras que se eluden fácilmente en la práctica como otorgar a las comunidades aledañas un porcentaje del capital social de la empresa extractiva. Los conflictos socio ambientales no sólo son con quienes están encima o alrededor del yacimiento. Un instrumento a desarrollar es realizar estudios beneficio/costos (y realizar las transferencias necesarias) de forma tal que el balance generalmente positivo de un proyecto extractivo a nivel nacional tenga su contrapartida a nivel regional y local.

Cada proyecto extractivo es único; tienen aristas y facetas diferenciadas que dan origen a conflictos. Conga, Las Bambas, Tía María y Quellaveco tiene en común las protestas sociales, pero responden a condiciones particulares. La inadecuada trayectoria de la empresa conductora del proyecto Tía María en México y Perú es un lastre pesado que no se resuelve con desarrollar algunos proyectos sociales específicos. Los cambios en el proyecto en Las Bambas y no haber cumplido con todas las fases que corresponden son gran parte del problema. Por otra parte, hay un tema común relativo a la necesidad de mejorar la institucionalidad ambiental.

Los estudios de impacto ambiental (EIA) no deben ser contratados directamente por la empresa extractiva particular ya que hay una relación vertical de subordinación. Lo deben ser a través de un fideicomiso que reciba los recursos, seleccione y supervise a la empresa consultora ejecutora del mismo. Hay que contemplar la realización de estudios ambientales estratégicos (EAE) para regiones y zonas que están impactadas con muchos proyectos. Asimismo, en el proceso de evaluación y aprobación en el SENACE, el gobierno regional y local respectivo deben tener voz y voto fundado; todo dentro de un periodo razonable de tiempo. Hay que darle espacio al ordenamiento territorial, cuando este exista, aunque tampoco es un mandamiento irrevocable. Es vital mejorar los procesos de consulta previa en su fase preparatoria y de participación ciudadana con la voz de todas las partes. La transparencia y rendición de cuentas es esencial en todas las etapas. Hay que erradicar toda forma de violencia y de imposición vertical. Se debe promover toda la actividad extractiva que admita el medio ambiente en perspectiva de corto, mediano y largo plazo que quieran los ciudadanos.

Este nuevo contrato social minero es parte de otro más importante económico, social y ambiental donde todos tengamos un espacio y podamos construir un proyecto común. No es una utopía. En la edad de oro del capitalismo entre los años cincuenta y mediados de los setentas lo tuvimos tanto a nivel internacional como local. No sólo los empresarios y emprendedores importan. Hay que retomar lo que sea relevante de la Doctrina Social de la Iglesia Católica, de la Comisión Económica para América Latina y del Desarrollismo. Los trabajadores y nuestras remuneraciones son parte clave de este proyecto; se debe procurar un nuevo balance entre capital y trabajo. Ahora es imprescindible incorporar también el componente ambiental. La tarea es difícil, pero hay que hacerla.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño