Redistribución del ingreso para el crecimiento económico en tiempos del Covid-19

La semana pasada nos sorprendió positivamente el artículo de la ex economista en jefe del Banco Mundial Pinelopi Koujianou publicado en el decano de la prensa nacional. Este se refería a la reducción de la pobreza y la desglobalización. De partida pensamos que se trataba de un refrito típico de ese organismo internacional, pero no lo era. Se plantean una serie de elementos que serían una herejía para la mayoría de los economistas estándar, nuestras autoridades y obviamente para los grupos de poder económico y mediático locales.

En el artículo se parte de varias premisas, con las cuales coincidimos, pero que no quieren ser internalizadas por muchos para mantener el statu quo. Las economías desarrolladas se han vuelto cada vez más cerradas, restringiendo el comercio, socavando el multilateralismo y cerrando sus fronteras a los inmigrantes. A este fenómeno se suma que la pandemia del covid-19 parece haber reducido la globalización. Estos dos supuestos generan como resultado que las economías en desarrollo sean cada vez más pesimistas, excepto en el Perú, en la idea de impulsar el crecimiento básicamente por las exportaciones como la vía para salir de la pobreza. Se plantea que hay que mirar otras opciones.

Más redistribución
La autora repasa las alternativas. La primera es que las economías enfaticen en la integración regional, profundizando los lazos transfronterizos con países vecinos o cercanos en una etapa similar de desarrollo. No está mal, pero nos recuerda que niveles de ingreso similares no son en principio fuente de grandes oportunidades comerciales; asimismo, que ello requeriría de un cambio de mentalidad para pensar más en la colaboración y en la complementación económica.

De allí salta a la necesidad de que las economías se centren más en sus propios mercados internos; esto obviamente es más pertinente en las economías de mayor población y de mayores mercados, menos en las más pequeñas con poblaciones de bajos ingresos. De ahí la recomendación es directa. Es más importante que nunca que los responsables de las políticas enfaticen las medidas para garantizar la igualdad. Koujianou señala que, en ausencia de comercio, la única forma de crear y apoyar una clase media en nuestros países es mediante la redistribución de los recursos de los ricos.

Una distribución más equitativa de los recursos no solo contribuiría a la armonía social, también crearía las condiciones para el crecimiento, porque garantiza que cualquier recurso adicional generado por un choque de riqueza positivo (por ejemplo, el aumento de los precios de las materias primas) se filtraría generando el poder adquisitivo para apoyar la producción nacional. Concluye anotando la necesidad de equilibrar igualdad con crecimiento con el objetivo de reducir la pobreza y lograr objetivos más amplios incluso bajo un entorno mundial problemático como el actual.

Adiós dilemas neoliberales
Es un avance significativo reconocer la inexistencia del dilema tradicional entre eficiencia y equidad, con el cual los economistas estándar justificaban elevados niveles de desigualdad. A la par se cancela la perspectiva de que cualquier política redistributiva es un acto populista que afecta la producción. La redistribución del ingreso contribuye al crecimiento, obviamente dentro de determinados márgenes.

Este tema no es nuevo; está presente en economistas clásicos como Adam Smith que planteaban la necesidad de un balance entre adecuadas condiciones de ingreso y laborales para los trabajadores y rendimientos para el capital. Lo anterior, con el propósito de que se garanticen adecuadas condiciones de vida y mercados para las empresas. J. M. Keynes retoma la problemática de la redistribución del ingreso con el crecimiento económico en el capítulo 24 de la Teoría General cuando con la política monetaria y fiscal anticíclica, aplicable para tiempos de crisis, señala la necesidad de aplicar impuestos a los ingresos y a las herencias a los más pudientes y redistribuir los recursos a los de menores ingresos de la sociedad.

En el cuadro 1 se plantea un ejercicio de simulación en que se redistribuye ingreso a través de impuestos de ricos a pobres (10% del total) que eleva la propensión media a consumir de la sociedad de 0.7 a 0.76, elevando el multiplicador del gasto de 3.3 a 4.2, aumentando la demanda de bienes y servicios en 25.1% ya que existiría capacidad instalada ociosa. Esta simulación no incluye las filtraciones hacia el exterior como resultado de las importaciones. Tampoco considera que esta mayor demanda podría generar presiones en la balanza de pagos, impactos sobre precios si hay restricciones por el lado de la oferta y una reacción adversa significativa del sector privado. Todos estos efectos pueden ser evaluados en el marco de los modelos postkeynesianos.

Cuadro 1. Ejercicio de simulación efectos redistribución de ricos a pobres
ingreso1

Otros economistas estándar
Pinelopi Koujianou no es la única economista que impulsa el tema. En los últimos años en el Foro Económico Mundial hay también mucha preocupación. En el reporte anual sobre tendencias y riesgos de la economía internacional se anota que la elevada desigualdad en la riqueza y los ingresos comparte prioridad con el cambio climático, la elevación de la ciber dependencia, el envejecimiento poblacional, la destrucción de la biodiversidad, entre otros. Algunos estudios de funcionarios del FMI señalan que una excesiva desigualdad impacta negativamente sobre la demanda agregada a través de la reducción de la propensión media a consumir, contribuye a la formación de burbujas en los precios de los activos, disminuye el crecimiento económico y genera mayor inestabilidad y menor sostenibilidad en el largo plazo (Ostry, Berg, Tsangarides, 2014; Cingano, 2014; Lakner & Milanovic, 2015).

A nivel empresarial, ya se ha comentado anteriormente la propuesta de creación de valor compartido propuesta por Porter y Kramer (2011) como una respuesta al capitalismo bajo crítica. Este involucra crear valor económico de una manera que también cree valor para la sociedad al abordar sus necesidades y desafíos. Las empresas deben reconectar su éxito de negocios con el progreso social. Es una perspectiva más integral y profunda que la Responsabilidad Social Empresarial.

Elementos estructurales
Desde Marx se formalizó el análisis para explicar esa tendencia en el capitalismo para intensificar la inversión en capital (con nuevas tecnologías) reduciendo el contenido de mano de obra por unidad de producto. Los efectos en términos de la generación de empleo son negativos y al mismo tiempo reducirían la participación de los salarios en el producto. De allí, la reconcentración del ingreso a favor del factor capital y en particular de los estratos de mayores ingresos generaría problemas de demanda efectiva y menor crecimiento económico. A este fenómeno estructural se suma la menor capacidad de arrastre de actual ciclo tecnológico.

También se ha comentado en otros artículos previos cuales serían los impactos de la automatización sobre el empleo. El estudio más pesimista señala que entre 2030 y 2035 la inteligencia artificial podría sustituir 47% de los empleos en EE.UU. y 57% en las economías de la OCDE. Hay estudios menos pesimistas que señalan que se perdería entre el 9% y 10% de la fuerza laboral, a la par que las diferencias salariales se ampliarían entre trabajadores creativos y los manuales. Hay también problemas a nivel macroeconómico con las denominadas plataformas tecnológicas digitales muy en boga en estos tiempos, que ya comentamos críticamente.

Impactos del Covid-19
La actual pandemia viene promoviendo el uso más intensivo de las tecnologías digitales, el desarrollo de la inteligencia artificial, la automatización y otras tecnologías. Estas si bien facilitan la interconexión de las personas y tienen aportaciones positivas a la sociedad pueden contribuir a reducir la participación de los salarios en el producto y elevar la cuota de las ganancias; asimismo, perjudican a los trabajadores directos y a los menos calificados. Harvey (2020) señala que las actuales circunstancias perjudican a los que él llama trabajadores esenciales respecto de los trabajadores a distancia. En la misma dirección, Mazzucatto (2020) plantea que el covid-19 está exponiendo la creciente precariedad del trabajo caracterizada por la economía de plataformas y el deterioro del poder de negociación de los trabajadores.

En el gráfico 1 se muestra la evolución de la población económicamente activa (PEA) e inactiva en Lima Metropolitana desde 2019 que refleja el reducido crecimiento de la PEA en la fase de crecimiento y la severa contracción desde marzo de 2020. A fecha la PEA se ha reducido a la par que la inactiva se ha elevado en un millón de trabajadores y posiblemente alrededor de 3 millones para todo el país, que en lugar de trabajar permanecen en sus casas sin recibir ingreso alguno. La recuperación de la PEA no iría al ritmo de la evolución de la producción, ya que faltarían incorporar 330,000 trabajadores en Lima y un poco menos de un millón en todo el país.

Desafortunadamente, pareciera que aún cuando se alcance la producción de 2019 en 2022, no se recuperaría la PEA y menos la población adecuadamente ocupada por los cambios estructurales y el tecnológico resultado de la pandemia. La población adecuadamente ocupada se encuentra al 53% del nivel observado el mismo periodo de 2019, mientras que la producción nacional ha caído 11.7% a la fecha. Lo que ha crecido es el subempleo especialmente por ingresos y después por horas de trabajo (ver gráfico 2). La precarización laboral afecta más a las mujeres que los hombres, a los que tienen menos de 24 años, a los menos calificados y a los que laboran en pequeñas empresas. La estrategia de redistribución de ingresos debería orientarse especialmente a este tipo de personas.

Gráfico 1. Evolución de la PEA Activa e Inactiva en Lima Metropolitana 2019-2020
ingreso2
Fuente: elaboración de Martin Astocondor con INEI (2020).

El impacto de la crisis sobre el ingreso promedio de los trabajadores también ha sido dramático. En el gráfico 3 se muestra la evolución de sus ingresos mensuales nominales, sin restar el efecto de la inflación que ha afectado más a los pobres del país. La caída promedio es de 9% respecto del mismo periodo del año anterior, afectando más a los hombres que a las mujeres. Sin embargo, hay que recordar que estas tienen menores ingresos de base que los hombres.

Grafico 2. Evolución de los componentes de la población ocupada en Lima 2019-2020
ingreso3
Fuente: elaboración de Martin Astocondor con INEI (2020).

Gráfico 3. Evolución de los ingresos promedio mensual en Lima Metropolitana 2019-2020
ingreso4
Fuente: elaboración de Martin Astocondor con INEI (2020).

Política redistributiva
No hay que desechar la opción exportadora a los mercados globales y regionales, ya que se requieren divisas. Sin embargo, las circunstancias actuales obligan a mirar más hacia adentro, asignando un rol central a las políticas redistributivas. De ninguna forma se trata de castigar a los más ricos de la sociedad, sino que una mejor estructura distributiva beneficia a todos, incluyéndolos a ellos. Mayores ingresos a la población generan más consumo, demanda, producción y ganancias.

Es imprescindible una reingeniería tributaria como la que hemos propuesto anteriormente. Queda pendiente discutir las reformas por el lado del gasto público, la creación de empleo comunitario de emergencia y las políticas por el lado de la oferta que deben acompañar una estrategia redistributiva.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño