Parte de Guerra

Pablo O'Brien

Mecanismos de búsqueda de renta y conflictividad en el corredor minero

Tras 8 días consecutivos de bloqueo por parte de la comunidad de Urinsaya (Coporaque, provincia de Espinar, Cusco), una nueva comitiva del ejecutivo llegará hoy (10 de marzo) a la zona para intentar reabrir el corredor minero. Desde que se inauguró la gestión de Pedro Castillo, esta vía está cerrada 92 días. Más de tres meses los de seis que dura este gobierno.

Los dirigentes de Urinsaya, comunidad ubicada a casi 250 kilómetros de distancia, de la unidad minera Las Bambas, que opera MMG, exigen que esta empresa los reconozca como Área de Influencia Directa (AID). El mismo reclamo que levantan todas las comunidades que se ubican a lo largo del corredor en las provincias cusqueñas de Chumbivilcas (las cuales estuvieron bloqueando el corredor 69 días el 2020 y 15 el 2022, y ahora demandan las de Espinar.

Reclamos para ser incluidos en el AID es un mecanismo de búsqueda de renta

Reclamos para ser incluidos en el AID son un mecanismo de búsqueda de renta

¿Porque comunidades que se encuentran a más de cien kilómetros de distancia de la mina protestan para que se las incluya en el AID de las Bambas? Por qué entienden que así se les concederá el “privilegio” de obtener una serie de “beneficios” que están apartados solo para aquellos que están siendo “impactados” ambiental o socialmente por las operaciones mineras.

Como señala el Senace: “Todo proyecto de inversión cuenta con áreas de influencia, espacio geográfico sobre el que las actividades y componentes de proyecto ejercen algún tipo de impacto ambiental y social. Esta área se define en base a los potenciales impactos del proyecto; y, en función a ello, se diseñan las principales medidas del Plan de Manejo Ambiental que tiene por objetivo minimizar, corregir, mitigar o compensar dichos impactos ambientales”

Efectivamente, el Área de influencia Directa e Indirecta de un Proyecto Minero se establecen en el Instrumento de Gestión Ambiental (IGA) mediante la determinación de los “impactos”, léase las afectaciones ambientales y sociales que sufrirán estos lugares. Para mitigar estos, se elabora el Plan de Manejo de Ambiental y se registran compromisos de inversión social. De acuerdo con el Decreto Supremo Nº 040-2014-EM, OEFA realiza fiscalización y seguimiento de estos compromisos sociales y ambientales.

Esa es la razón por la que las comunidades desean integrarse al Área de Influencia Directa y pugnan por demostrar que, a pesar de los más de cien kilómetros de distancia que los separan de las operaciones mineras, son afectados (impactados) por las operaciones mineras. De esta forma, exigen que se registren en el IGA los compromisos que asuma las Bambas con ellas. Pertenecer al AID, les asegura gozar de los beneficios del DS 052-2010-EM (compromiso previo como el requisito para el desarrollo de actividades mineras) y reclamar: (i) Relacionamiento Responsable; (ii) Empleo Local; (iii) Desarrollo Económico (apoyo a las empresas comunales). Incluso la distribución del canon es influida por el AID.

Sin proponérselo este diseño de política pública ha introducido un pernicioso mecanismo o conducta de búsqueda de renta (rent seeking behavior).

Además, de esta exigencia en el corredor se viene demandando incrementos en los aportes directos que realizan las empresas mineras vía convenios marco, ahora, también esperan “ser integrados a las cadenas de valor”. Es decir que se les den cupos para el transporte de mineral y otras actividades.

Urinsaya-bloquea-via-a-Las-Bambas

Esta situación es una nueva manifestación de que en el corredor minero se ha instalado un mecanismo de búsqueda de renta que ha sido introducido por políticas públicas y estrategias de responsabilidad social de las mineras, el cual se ha incrementado por el entorno de escaso potencial productivo de la zona.

El discurso de Pedro Castillo durante la campaña electoral, las declaraciones de ministros y congresistas, como la actuación de los funcionarios encargados de atender la conflictividad han disparado esta conducta de búsqueda de renta. Dirigentes, autoridades locales y oportunistas han encontrado la coyuntura ideal para exigir negociaciones a las mineras que les aseguren mejores y mayores aportes.

No debiera extrañar tanto lo ocurrido, esta es una conducta económica indeseable, pero perfectamente racional. Se la denomina, como se acaba de mencionar búsqueda de renta o rent seeking.

Como indica Anne Krueger, pueden ser ocasionados como fallas del gobierno cuando busca promover el desarrollo: “siempre que una política gubernamental tenga beneficiarios [integrase al AID] y/o víctimas específicas, aquellos grupos tendrán la tendencia a organizarse en apoyo u oposición a las políticas y posteriormente efectuar cabildeo para incrementar el valor de la ganancia o reducir el valor de la pérdida de esas políticas. Esto se presenta sin que importe si los instrumentos de política fueron adoptados por instigación de los beneficiarios o si fueron inicialmente el resultado de decisiones de interés público”.

A esta situación se suma la incapacidad, negligencia o el convencimiento de los funcionarios públicos del actual gobierno de que las exigencias de las comunidades son legítimas, así como sus métodos (bloqueos, tomas y otros) para plantearlos.

Por tal motivo, este gobierno parece renuente a imponer el orden público, y como ha quedado claro con el accionar del exjefe de la Oficina de Gestión Social del Minem, Marco Sipán, y las declaraciones de la expremier, Mirtha Vásquez y del exministro de Energía y Minas, Eduardo González, son las empresas mineras responsables de la conflictividad en el corredor.

Incluso ante acciones de violencia extrema la policía actuará de forma muy medida, tal y como ocurrió durante el ataque a las instalaciones del puesto Bravo 6 de MMG Las Bambas, en las que se quemó y apedreó equipos e instalaciones. O simplemente no hará nada, como en el ataque al campamento de Usamarca (Emprea Anabi), en la que los comuneros de la comunidad de Pumallacta (Quiñota) quemaron la garita de control, 16 viviendas, 2 comedores, caseta de garita de control, 2 almacenes, 1 módulo de vestuario y 1 generador. En total el 80% de las instalaciones sin que se haya responsabilizado a nadie.

Ante esta situación, como respuesta al pedido a todas luces injustificado de que se les incluya en el AID de la Bambas, la PCM ha creado la Zona de Atención Especial (ZAE). Un artilugio, que nadie entiende bien y del que las comunidades sospechan.

El 07 de enero, la PCM publicó la RM 005-2022-PCM con la que se crea la ZAE. Esta medida no es inocua, pues incentiva el mecanismo de búsqueda de renta, al otorgar a las comunidades un privilegio (la ZAE), por el cual podrán exigir a las empresas que pasan por la zona y al estado una serie de beneficios que no les corresponderían.

Como se sabe, es anticonstitucional cobrar u obtener algún beneficio por permitir la circulación de vehículos o mercancías. Este es, en toda regla, un “derecho de pase”, el cual esta proscrito pues atenta contra la libertad de tránsito, consignada como un derecho fundamental

Ante este impase, los bloqueos continuarán y las exigencias se dispararán, como ya viene ocurriendo, lo cual seguramente se agravará cuando la campaña electoral de este 2022 empiece a calentarse.

Mientras no se ponga un alto o se mitiguen las conductas de búsqueda de renta la conflictividad en el corredor minero, no se detendrá. Medidas como un ferrocarril o un mineroducto, solo cambiarán los lugares en los que se harán los bloqueos o cortes (según sea el caso), los reclamos continuarán por más renta o beneficios.

 

 

COMENTARIOS

  • 1
  • 10.03.2022
  • 06:21:13 hs
Guido zampillo

Ante promesas electorales populistas y desorden al gobernar q podemos esperar de las autoridades centrales…..nada….es lamentable lo q tienen q soportar las grandes mineras en el Perú.

  • 2
  • 10.03.2022
  • 10:35:29 hs
Kike Zuniga

Tremendo artículo. El gobierno debería asesorarse con profesionales de la talla y trayectoria del Sr. OBrien antes de legislar. Los conflictos sociales paralizan la actividad económica que afecta la recaudación y por tanto detiene programas sociales que benefician a más peruanos.

  • 3
  • 10.03.2022
  • 11:26:00 hs
Mauro Pacci

Una mirada clara, simple y docente sobre el tema del corredor minero.
Sin duda O’Brien escampa este problema con efectividad.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Marca Personal 360º

Silvia Moreno Gálvez

Creatividad al natural

Andrés Briceño

Mindset de CEO

Carla Olivieri

Clic Digital

IAB Perú

Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Profesor de ESAN Graduate School of Business Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño