La economía es multidisciplinaria

¿Por qué los economistas cada vez logramos explicar menos lo que pasa para luego encontrar justificaciones a nuestros errores? No es un fenómeno nuevo, pero se ha acentuado en las últimas décadas. Más allá de la ideología que cada uno tenga, lo concreto es que cada vez acertamos menos, no solo en lo que se debería hacer, sino en las proyecciones que hacemos. Para colmo, salvo honrosas excepciones, todos creemos saber qué es lo que debería hacer el gobierno ante tal o cual situación. Se ha perdido la humildad. Veamos dos razones, que pudiendo estar equivocadas, buscan apuntar a la pregunta planteada.

En primer lugar, la economía es una ciencia social; como tal, necesita de las demás ciencias sociales para poder explicar la realidad. Veamos. La economía no funciona en un vacío, sino en una realidad concreta, que incluye aspectos políticos, culturales, sociológicos e institucionales, entre muchos más; además ese contexto cambia con frecuencia. Por lo tanto, si en cualquier estudio económico no se toma en cuenta ese entorno, es muy poco lo que se puede explicar. Coloquemos un ejemplo. Si las autoridades de un país no tienen la capacidad de gestionar recursos, entonces de nada sirve que un economista recomiende tal o cual medida, pues tendrá problemas de implementación.

Otro; si un gobierno no es capaz de explicar en términos simples lo que pretende hacer, no logrará el apoyo de nadie (salvo de aquellos que lo entiendan). Admito que es casi imposible incorporar todos los aspectos que pueden determinar el éxito o fracaso de una medida económica. Sin embargo, creo que se ha perdido el balance. En las últimas décadas el uso excesivo de modelos matemáticos ha generado que perdamos el norte. Ojo, que menciono el uso “excesivo”, no el uso en sí mismo. Y eso se refleja en los planes de estudio de las carreras de economía; cada vez más temas abstractos y menos análisis de la realidad. El esfuerzo debe orientarse en conectar con la realidad y para lograrlo es fundamental incorporar cursos más profundos de ciencia política, geopolítica, historia, sociología, psicología, etc.

En segundo lugar, se piensa que la economía sirve para predecir. Error. En economía se proyecta, lo que significa asumir ciertos comportamientos de las demás variables involucradas. Por ejemplo, ante la pregunta sobre el precio del dólar en dos meses, ¿qué se debería responder? Pues algo así: si China se mantiene creciendo al ritmo actual, la Reserva Federal no sube sus tasas de interés y la población retoma la confianza en sus gobernantes, entonces el tipo de cambio tendrá determinado comportamiento. En consecuencia, no es una adivinanza, sino que la proyección dependerá del cumplimiento de los supuestos de partida. Si uno de ellos falla, entonces la proyección estará equivocada.

Se sigue que cuanto más comprendamos la realidad a estudiar, mejores supuestos colocaremos y por ende, mejores conclusiones obtendremos. Y para conocer mejor la realidad se necesita de las demás ciencias sociales. Comprender el funcionamiento de cualquier economía supone una visión multidisciplinaria con un alto grado de apertura de pensamiento. De lo contrario será muy difícil avanzar en la comprensión de qué funciona y qué no. A pesar que creamos que sí sabemos.

COMENTARIOS

  • 1
  • 17.11.2017
  • 09:51:55 hs
Enrique Cabrera

Muy buen comentario profesor Carlos Parodi, creo que su reflexión también puede ser válidamente utilizada para el caso de otras profesiones. Siendo abogado, considero que en la carrera de Derecho debería también fomentarse la aplicación del pensamiento económico a dicha carrera, dado que al parecer los abogados también cada vez acertamos menos en lo que pensamos que deberían ser las normas aplicadas a nuestra sociedad.

  • 2
  • 17.11.2017
  • 10:42:41 hs
David Tarazona

Buenos dias, me parece una reflexión muy acertada y creo además que es válida para muchas otras disciplinas científicas. Lamentablemente hay muchos “toditas” que se creen dueños de la verdad y menosprecian las enseñanzas que otras ciencias pueden aportarnos. Saludos

  • 3
  • 17.11.2017
  • 12:22:15 hs
orlando

Muy buena introduccion pero ello sucede cuando los que tomamos decisiones siempre queremos adelantarnos a los hechos y queremos que nuestras decisiones sean acertada,sin embargo en economia se debe entender que es un mundo de PROBABILIDADES cuando queremos anticipar algo. Ahora, en estos tiempos para criticar los errores de las decisiones hay muchos quienes estan a la espectativa que un modelo fracase para decir que el suyo era el adecuado,desde temas micro a los temas macro siempre entraran al juego disciplinas que quiza no sean vistas como relacionadas a ella y que finanlmente podrian ser decisivas para la implementacion de un modelo

  • 4
  • 17.11.2017
  • 03:47:27 hs
RICARDO CESPEDES MOZO

Muy acertada apreciación Profesor Carlos Parodi. Y sobre todo es planteamiento de reflexión a muchos políticos que desean ser nuestras autoridades y nisiquiera han hecho un diagnostico situacional para saber cuales son las necesidades prioritarias en una ciudad y comienzan a lanzar ofrecimientos que terminan siendo mensajes demagógicos que en nada ayudarán am crecimiento y desarrollo de los pueblos.

  • 5
  • 17.11.2017
  • 11:12:16 hs
Gian Carlo

No guardo desacuerdo con su opinión, pero es trivial y súper conocido que toda Ciencia debe buscar apoyo en otra perspectiva para acumular mayor conocimiento y aprehensión de su objeto. No se puede hablar de lo económico desde la economía en sí misma, debido a que se pecaría de un error de soberbia y de dogma. Es más, todo conocimiento, en principio filosófico, posee una orientación holista y orgánica de agregación de elementos y explicaciones múltiples. Generalmente esa falta de proyección y de alternativas de solución que la ciencia económica carece es justamente por construir y simular un mundo que se rige bajo los márgenes de la racionalidad y la necesidad básica. El mundo de hoy se mueve bajo ondas que no guardan relación con la moral y la moderación, sino su contraria, incluso cualquier parámetro de comparación.
Debatir al respecto lo considero superfluo y que el pensar científico divida su carga en diversas disciplinas y áreas de trabajo se realiza por la utilidad y especialización del método y división de ciencias, mas en verdad el pensar propiamente original es el filosófico, y como tal es íntegro, indivisible y abierto. La ciencia económica necesita un preguntar a la par de esta realidad filosófica, pero seguimos hablando de crecimiento, desarrollo y vagos parámetros de bienestar que no se reflejan, al menos, en la población peruana que se complace con vivir el día a día.

  • 6
  • 19.11.2017
  • 09:10:47 hs
Marcelo Rojas C

Bien. Para coadyuvar en la precisión del titulo. El pensador francés Edgar Morín, planteó el pensamiento complejo o multidimensional, para entender, interpretar y sistematizar las cosas o problemas en su verdadera realidad. Mejor si se los puede percibir holísticamente en el Diagrama de Venn. Un ejemplo: http://mrojas.perulactea.com/http://mrojas.perulactea.com/wp-content/uploads/2017/10/Tesis-Grados-Taller-PDF-2017.pdf

  • 7
  • 22.11.2017
  • 10:43:56 hs
LG

Si la economía no puede predecir el futuro, ¿realmente puede entender el pasado?

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto Stein

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia Rizo Patrón

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Dominguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño