Menú Legal

Oscar Sumar

Billetera mata galán: “democracia directa” y revocatoria

Que las personas con más recursos influyen desproporcionadamente en el proceso político, a nadie le va a sonar a un hallazgo y quizá hasta van a decir que es “obvio”, aunque muy pocas personas conocen el detalle de las investigaciones al respecto (podrían empezar por leer a Mancur Olson). Tampoco solemos asumir completamente las consecuencias de entender que el proceso político es dominado por grupos de interés. El control de los medios de comunicación -por otro lado- puede ser vital en esa ecuación (ver artículo de Petrova).



taxcredits.jpg

[Imagen tomada de Tax Credits].
Como una respuesta a esto, en algunos países, se crearon figuras que pueden ser clasificadas como “democracia directa”. De esta manera, se pensó, las personas podrían participar activamente en el proceso político, cuando los representantes elegidos respondieran a la influencia de los grupos de interés. La revocatoria forma parte de esta idea. Así, Garrett ha señalado que “El objetivo de la democracia directa, sea que se cumpla o no, es permitir a las personas esquivar el proceso legislativo tradicional, dominado por poderosos intereses particulares”.
Sin embargo, tal como hemos podido experimentar en el proceso de revocatoria de la alcaldesa de Lima, el dinero (ver: cuestionamientos, uso de fondos públicos y el costo de los paneles) y el control de los medios (ver: especulación de Beto Ortiz acerca de Aldo Mariátegui) también tendrían influencia en los procesos de democracia directa, tanto en Perú como en otros países. Tal como señala Hoesly “De hecho, algunas veces más dinero es gastando en campañas de iniciativas populares que en campañas de elección de funcionarios públicos o para hacer lobby ante el gobierno”. 
Sin embargo, tal como señala el mismo Hoesly, el solo hecho de llegar a proponer algo -conseguir las firmas necesarias para presentar una iniciativa o una revocatoria- no garantiza ganar. Así, señala que “(…). En 2000, por ejemplo, solo dos de las diez campañas más costosas fueron exitosas (…)”. De acuerdo a esta investigación, el dinero es mucho más efectivo para parar las  iniciativas ajenas que en hacer ganar las propias. En ese sentido, el opositor logró bloquear iniciativas el 80% de las veces en las que tuvo más dinero que el proponente.
Si asumimos que el dinero no debería ser el juez del “mérito político” de una propuesta -y creo que esto merecería un comentario aparte-; entonces tenemos un problema. Ante este supuesto problema, se han planteado muchas medidas, tanto en Perú, como en el resto del mundo. Enumeraré algunas de ellas solo para propiciar el debate:
  1. Subir la valla de firmas para presentar una propuesta (California) o exigir que las personas firmen en una determinada locación para mostrar su “compromiso”.
  2. Pedir más firmas a los que tengan recabadores de firmas “profesionales” que a los grupos “amateurs” que recaben sus propias firmas. 
  3. Prohibir la recabación “profesional” de firmas (declarada inconstitucional en EE.UU).
  4. Prohibir que las empresas financien campañas políticas o realicen acciones políticas directas (declarada inconstitucional en EE.UU en el famoso caso Citizen United).
  5. Poner un límite al monto de las donaciones hechas por un solo donador (EE.UU.).
  6. Que el Estado financie las campañas políticas o a los grupos políticos que tengan un determinado apoyo popular (se aplica limitadamente en Perú y Canadá. En EE.UU. solo para elecciones presidenciales). Una refinación de esta propuesta, en la que las personas decidirían a quien asignar el dinero, sumado a donaciones anónimas, ha sido propuesto Ackerman y Ayres en “Voting with Dollars“.
  7. Obligar a los medios a transmitir publicidad de todos los grupos políticos o “franja electoral obligatoria” (Perú, en caso de elecciones/ Canadá). [Este comercial es particularmente ameno].
  8. Regular la publicidad electoral, sea prohibiéndola temporalmente en épocas cercanas a la votación (Perú/ Canadá) o en algunos medios específicos, como la televisión (Taiwán).
  9. Poner un límite a los gastos de campañas (EE.UU./ Canadá/ Taiwán).
  10. Revelación de información sobre donantes (Perú/ EE.UU./ Canadá).
P. D.: Mis posts salen los martes.
P. D. 2: Me pueden contactar en Twitter @osumar
P. D. 3: He usado las siguientes referencias para preparar este comentario:
- CHENG, Clement. “A Comparative Approach to Regulating Money Politics in Taiwan: Learning from the Mistakes of Others”. 20 Loy. L.A. Int’l & Comp. L.J. 535. [Sobretodo para las propuestas].
- GARRETT, Elizabeth. “The Law of Democracy: New Issues in the Law of Democracy: Democracy in the Wake of the California Recall”. 153 U. Pa. L. Rev. 239.
- HOESLY, Cody. “Reforming Direct Democracy: Lessons From Oregon”. 93 Calif. L. Rev. 1191.

COMENTARIOS

  • 1
  • 12.02.2013
  • 05:48:23 hs
Jose A. Esquen

Concuerdo Mucho con el Sr. Sebastian de La Fuente , no le dan uso a ese código de Barras del DNI , también sería muy Útil en la Guerra contra la estafa , ya que si un DNI se pierde se podría enviar un SMS o hacer una Llamada para que Bloquee la Validez del DNI (Es decir Bloquear ese Código de Barras) y otras personas NO! le puedan dar un mal Uso . Así como el Pasaporte con un nuevo código se podría dar Validez de Vigencia al Nuevo DNI , quizás de esa forma frenemos la estafa y las falsas Proyecciones que la verdad SIEMPRE AN DEFORMADO LA VERDADERA OPINIÓN PÚBLICA.

En este País caemos tanto al Colmo de la Informalidad ,de que si una fuente como Datum o del Chino de la Esquina valga el Criollismo presente algun tipo de Una Proyección escandalosa ,empieza a Vender y darle un Falso Raiting al Canal o Periódico que lo Publique ,eso se debe que cualquiera en este país puede hacer lo que uno quiere Por que las leyes no estan debidamente diseñadas para Un Verdadero Rol de Controlaría o Regularización . Simplemente si nos queremos ahorrar Plata, Diseñar una Ley Tajante en que Prevenga la Estafa ,es decir si Datum Proyecta una encuesta basada en Firmas y Controlaría detecta que no es valida en una de ellas ,El estado tiene el Poder de Cerrar ,Multar y castigar esa Fuente … Así lo pensaran 10 Veces antes de Hacer una Encuesta.

Recordemos que hizo Datum con la encuesta del Sr. Humala y Keiko Fujimori? como se prestaron los Medios de Prensa y Corruptos Funcionarios de la BVL en bajar las Acciones por mera y falsas Presunciones ??? Se acuerdan como Bajo la Bolsa ??? y no se Investigo para NADA! ,quien Fué el Responsable ??? Es que este Tema Señores se ha Sobre Dimensionado Tanto que ya se Salio de Control y Si no somos tajantes con Las Leyes ,solo respiraremos hasta el Día de la Revocatoria u Otro Evento Electoral con Puras Mentiras!

Es hora que El Perú ,ahora que tiene su mejor Bonanza Económica ,tenga ahora la Capacidad de Tener Autoridades con Exelencia en Administración y Gestión , para que el País salga Adelante ,de lo contrario el Pueblo tiene el Completo derecho de REVOCARLOS POR INCAPACIDAD ! Dicho proceso deberá ser para el Legislativo y el Ejecutivo en Mediano Plazo … eso si Sería un Acto DEMOCRÁTICO.

  • 2
  • 06.02.2013
  • 03:46:49 hs
Bruno Ravina Moreno

El punto es: participación política=dinero; grupo adinerado arrolla porque se vale de los medios masivos (manipula mentes) y en 80% de casos destruye propuesta de adversario antes que resaltar su propia propuesta; casi no tiene argumentos porque sus verdaderos intereses están ocultos. Solución, equiparar condiciones: solo canal 7, bloque de 15 minutos diarios por sorteo. Espacio en la Web del JNE con tope de 3 pantallas por grupo; prohibido mencionar al adversario ni a sus propuestas. Cero paneles, cero volantes, cero afiches, cero mítines o actividades destinadas a regalos o alimentos envasados o cocinados en el sitio, visitas a lugares públicos como parte de la campaña. No hay forma que candidatos hagan compromisos o representen el interés de grandes corporaciones. Si un grupo tiene mucho dinero y desea una actividad, deposita en el JNE el total del costo de la actividad y en esa actividad tienen que participar todos los grupos en igualdad de condiciones. El JNE organiza todo y no puede ni debe mencionar que grupo o grupos financiaron, y dirige y pone reglas.

  • 3
  • 06.02.2013
  • 04:20:43 hs
JUAN ARBILDO PAREDES

Algo muy cierto hoy en dia.

  • 4
  • 06.02.2013
  • 04:33:55 hs
Walter

Hola Oscar,

Creo que uno de los principales problemas tiene que ver con el control de gastos en campaña. Que no va necesariamente con la relación de donantes. Me explico:

Dada la coyuntura, el tema de moda es la revocatoria, si yo utilizo todo mi tiempo disponible para abogar en uno u otra posición. Estoy apoyando una causa. De hecho el conversar con todos mis conocidos tratando de convencerlos para un SI o NO, es una contribución, pero los promotores puede que ni estén enterados.

La gente que pone en sus casas carteles con una posición tiene impactos parecidos.

El mito (no tengo idea si es cierto) de señoras que organizaron donaciones para comprar votos también.

Pasando a las grandes ligas, el control de las cuentas de campaña debe ser uno de los temas más complicados y poco transparentes que exista (el caso de España es ilustrativo). Sin contar con la filtración del narcotráfico en las mismas. Ni siquiera se me ocurre poder regularlo porque no tengo idea de cómo se podría registrar todos los aportes que no van directamente a una cuenta de los promotores. Así las cosas, creo que estamos lejos de campañas mas “equilibradas”.

Sobre las propuestas en particular:
1. Muy de acuerdo.
2 y3. ¿Quién determina qué recolectores son “profesionales”?
4 y5 Si la empresa “dona” a una persona natural para que ésta haga lo propio a la campaña, ¿sería legal? Esa propuesta no tiene sentido económico en la imposibilidad de controlarla.
6. Entiendo que se aprobó una ley en Perú (el financiamiento era proporcional a la cantidad de votos) pero luego fue considerado un escándalo y fue derogada. No conozco el estado actual pero tenía mucho sentido y volvía independiente a los partidos sobre intereses particulares. Digamos que evitaba que estos se “hipotequen”.
7. Tiene sentido en que facilita la información, muy de acuerdo.
8. Creo que ya no tiene mucho sentido ya que la comunicación y la publicidad ahora tiene diversos canales.
9. De acuerdo al inicio de mi comentario, el límite sería rebasado sin poder controlar.
10. Funciona sólo parcialmente como comentaba antes.

Espero tus comentarios sobre los puntos, en cuales coincides y difieres.

Un abrazo!

Walter.

  • 5
  • 05.02.2013
  • 08:48:02 hs
carlos

Algunas incoherencias apuntas en la nota del autor:
Si la idea es “Prohibir la recabación “profesional” de firmas (declarada inconstitucional en EE.UU)”. para que “Pedir más firmas a los que tengan recabadores de firmas “profesionales” que a los grupos “amateurs” que recaben sus propias firmas”.

  • 6
  • 05.02.2013
  • 08:52:29 hs
Alfonso Garcia

De las medidas mencionadas en el articulo, cuales realmente podrian ser implementadas en un medio como el nuestro?

  • 7
  • 05.02.2013
  • 09:54:58 hs
victor

El galán pierde cuando la billetera es gruesa Cuando los intereses empresariales están en juego, el poder político se mueve al compas donde más le alumbre, se mueve fichas en el tablero y se sobrepasa y hasta se rompen las reglas de la ética y los patrones democráticos donde la libertad de expresión queda en peligro si la billetera comienza a temblar. Como es el caso de Aldo Mariátegui fue aforado por ser peligro en la cúpula y sus objetivos no son buenos. Hay pugnas de intereses encontrados se aplica la ley del embudo ancho para algunos angosto para los demás.

  • 8
  • 06.02.2013
  • 08:48:36 hs
Sebastián La Fuente

Las firmas son un medio poco fiable para garantizar que la voluntad del ciudadano inscrita en la causa, demora mucho, se hace en papel (osea ke ase) y por lo tanto se vuelve un medio falsificable y manipulable. Los DNI tienen un código de barras, por qué no recaudan las “firmas” (o la buena pro) “pasando el DNI”, eso lo haría más verosímil: la firma con el número de DNI resulta lento, engorroso y falsificable. Tenemos los medios tecnológicos para llevar un lector de código de barras portátil, ahí que regule la ley al desestimar las firmas solamente. Adicionalmente, la persona que se encarga de recaudar las firmas, o la entidad, para entrar al proceso de recabación ya sea de firmas electrónicas o sobre papel, debe estar supervisado por el organismo regulador, es decir, el JNE. Si no, su movimiento no es válido. Los recolectores/recolectoras de firmas necesitan estar “visados” cada vez que inicien el proceso de levantamiento de firmas, para cualquier causa. En este caso, el JNE no tiene poder de vetar la iniciativa ciudadana, solo de supervisarla y darle legitimidad en el marco del Estado y sus mecanismos. De lo contrario, se hace muy pobremente ejecutado, al llevar “firmas” en un “papel” (!!!) donde cada una es luego revisada (no me queda claro, si es sobre papel, ¿tienen que revisar cada firma una por una?). Yo pienso que con el DNI electrónico podemos encontrar una manera de valernos de la tecnología existente para darle validez a nuestros procesos democráticos, que no tienen por qué ser así de rudimentarios y desorganizados. Por otra parte, estoy de acuerdo con elevar la valla de “firmas” de ciudadanos aceptantes o garantes, pero a un porcentaje del electorado, no a una cifra relativa. Entonces, el porcentaje, ¿cómo podría determinarse? En principio, ¿de dónde sale la cifra de 30 mil firmas? Eso no es muy representativo para el costo del proceso. Sin embargo, pienso también, que cualquier iniciativa ciudadana tiene el mérito de ser evaluada por los demás ciudadanos, de todas formas habrá un resultado, beneficioso o no para los grupos interesados, conforme decida la gente. El incoveniente es que nuestro proceso electoral es también de por sí engorroso. Con el voto electrónico, espero que se agilice, y que haya entrada para que la democracia “directa” sea más dinámica. Incluso, desde Internet, se puede fomentar la participación ciudadana. Si el correo electrónico valida tu identidad en facebook, ¿por qué no tu DNI con una clave podría validar tu opinión y voto para el Estado a través de un portal determinado? Ya estamos en otras épocas, donde nos podemos valer de la tecnología existente. ¿Qué dice que el proceso se tenga que seguir haciendo de este modo? La convocatoria del voto es la misma, solo cambian los medios, que me parece la harían más factible, reducirían el tiempo total, los costos de papel y personas, los costos ambientales, los costos de movilización, y daría los sufientes incetivos para que todos queramos participar. Por otro lado, el voto obligatorio… no: me gustaría debatir este punto, pues aún no encuentro que sea lo más óptimo, el voto obligatorio. pragmáticamente).

  • 9
  • 19.02.2013
  • 04:18:26 hs
Rosa

Ya estamos hartos de tanta corrupción que existe en todo el Perú, como quieren que siga las obras si no dejan nada para continuar las obras, el tramo que falta que paso? no hay dinero para eso o es que se están gastando la plata en la bendita revocatoria la cual podría haber sido para terminar el terminal.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño