Menú Legal

Oscar Sumar

¿Servicio militar anacrónico y discriminatorio?

El servicio militar obligatorio no es nada nuevo en Perú, sin
embargo este gobierno ha reabierto el debate convocando a sorteo a través de un
Decreto
en diciembre de 2012
. Este Decreto ha sido celebrado por el Ministro de
Defensa, pero criticado tanto por los amantes de los derechos
humanos
, como por los liberales
en, por lo menos, dos sentidos:

serviciomilitarsumarfin.jpg

[Foto
del autor]

(i) Anacrónico e
innecesario

Esto, por cuanto no estamos en tiempo de guerra y -en todo caso-
la mejor manera de convocar a reclutas sería creando incentivos. Además, las
fuerzas armadas deberían tender a profesionalizarse.

Si bien me parece que estas críticas tienen sentido, no me parece
que sean definitivas. Por un lado, el no estar en guerra hoy no es pretexto
para no estar preparados. Las guerras son como los perros que no muerden: no
muerden hasta que muerden. Muchos en Europa pensaron que era virtualmente
imposible que Alemania empezara una segunda guerra mundial y -sin embargo- lo
hizo. El resto es historia.

Por otro lado, si bien es cierto que deberían crearse mayores
incentivos para acceder a la carrera militar y que ésta debería profesionalizarse,
esto puede hacerse paralelamente a la obligatoriedad del servicio en caso no se
alcance el personal suficiente. Nada garantiza que incentivar la carrera hará
que se llenen las plazas.

(ii) Discriminatorio

Por cuanto es posible exonerarse mediante un pago de cerca de dos
mil soles. Obviamente, esto haría que -si uno tiene escasos recursos- tenga más
chances de ser convocado, contra su voluntad. Lo que voy a decir va a sonar
duro o injusto, pero es cierto: las personas con menos recursos tienen menos
acceso a todos los bienes, incluyendo la libertad o su propio cuerpo. El pago
por excluirse del servicio militar no se diferencia radicalmente del pago de
cualquier otra multa. Si una persona tiene escasos recursos, perderá su
licencia de conducir al cometer una infracción, cerrarán su negocio por no
pagar tributos o irá a la cárcel por no poder pagar una pensión a su cónyuge.
El Estado siempre da la opción a pagar, para considerar cuánto esa persona
valora la opción de no ser sancionada o se le quite algún derecho o privilegio.
Esa “valoración”, casi indefectiblemente, se expresará en dinero, una manera
objetiva y estandarizada de valorizar las cosas. No veo “discriminación” en
ninguno de esos casos, y tampoco en el servicio militar, en principio, aunque
podría variarse la regla, como menciono al final.

Temas como el servicio militar obligatorio traen a colación la
pregunta “¿somos dueños de nuestro cuerpo?”, igual que la posibilidad de vender
nuestros órganos básicos o abortar, ambos prohibidos en Perú [para una amplia
discusión al respecto, recomiendo leer a
Guido
Calabresi
]. La opción de pagar por salirse del servicio entraña una respuesta
-parcialmente- positiva a la pregunta: “sí somos dueños de nuestro cuerpo, si
es que pagamos”. Así, tendríamos más libertad, aunque ésta genere una tensión
en términos de equidad.

Sin embargo, esa tensión no es distinta a cualquier otra producida
por la realidad, o inequidad, si quieren, del mercado. La respuesta inversa
implicaría excluir a nuestro propio cuerpo -o cualquier otro bien- de la
propiedad [de
nuestra propiedad],
volviéndonos más pobres, y menos libres. Paradójicamente, excluir más bienes
del mercado, suele generar más pobreza y más necesidad de intervención en pos
de la igualdad.

Por otro lado, se podría pensar en sistemas alternativos de
exclusión, como considerar a los que están estudiando en una universidad o los
que “pelean mejor”. El primero, simplemente es una deformación innecesaria del
sistema de pago. Se asume que el tiempo de los universitarios es más valioso,
pero esto es completamente subjetivo y -en la práctica- puede llevar a
resultados similares que el pago monetario. El segundo, llevar a los que pelean
mejor, independientemente de sus ingresos, sí es un criterio realmente
alternativo, pero lamento decir que es anacrónico. Actualmente, la habilidad de
pelear no es determinante en el ejército, salvo excepciones.

Dejando esta discusión de lado, en realidad, aun si quisiéramos,
no podríamos excluir completamente la posibilidad de pagar la multa. La multa
solo sería pagada en un “mercado negro” [
i.e.
la corrupción e influencia] y sería más alta y, por tanto, aun menos equitativa.

Finalmente, quizá la solución pase por un “afinamiento” de la
regla. Se podrían considerar multas diferenciadas en base al nivel de ingreso.
Esto no excluiría el problema, pero por lo menos lo aliviaría en parte.

Pd: Pueden contactarme en Twitter @osumar

COMENTARIOS

  • 1
  • 05.04.2013
  • 03:37:11 hs
Gaston Sciolli

Es anacrónico porque potencia una cultura de guerra y eso de por si no es avance de ninguna manera. La evolusión debe de ir hacia el conocimiento . Debería haber un reclutamiento gratuito, facil y libre para involucrar a las masas de jóvenes en la ciencia y la tecnología.
Mientras menos le demos importancia a las guerras mas adeptos hacia el conocimiento tendremos. El resto es mantener mafias mayores , los armadores de paises para que beligeren y mafias menores de militares corruptos y politicos que suelen ganar prevendas y coimas millonarias. Eso es la historia del mundo entero. Despierten!!! ya !!! demos pase a la EVOLUSION es el momento, todo está CAMBIANDO, forma parte de el, protesta y elvidemonos de paramilitares y asi desaparecera el fantasma de la guerra en el mundo. Demos el ejemplo seamos valientes de verdad.
Saludos cordiales.
Gastón.

  • 2
  • 08.04.2013
  • 06:04:43 hs
Fernando

“Es anacrónico porque potencia una cultura de guerra y eso de por si no es avance de ninguna manera. La evolución debe de ir hacia el conocimiento .”

Me ha gustado eso.

Realmente da gusto ver cómo la gente debate bien por aquí, es agradable a pesar de los diferentes puntos de vista (quiero destacarlo porque es algo que no he encontrado en otros sitios en los que he podido debatir).

Personalmente, estoy en desacuerdo con el SMO. Opino que la obligatoriedad en asuntos de éste tipo no son más que pasos hacia atrás para nuestro país, uno debe poder elegir si desea servir a su patria o no. Hay gente con planes de futuro (me incluyo) a los que perder dos años les supondría una pérdida irrecuperable. Todos tenemos planes y prioridades, y el SM debe ser para quiénes cuya prioridad sea su patria (que los hay, sino no habrían reclutas). En una situación peliaguda para el país puedo entender algo como esto, pero no hoy en día. Hoy en día en la mayoría de países desarrollados un SMO sería un escándalo.
Es cierto, el país debe de estar preparado. De eso no cabe duda, pero la militarización de la sociedad no es el único medio para estar mejor preparados ante un conflicto. La mejor forma de prepararse es profesionalizando a nuestros militares, mejorar y modernizar nuestro armamento y equipos, educar a la sociedad y hacer el SM más atractivo, con incentivos reales, preparación real y buenas condiciones. Está más que demostrado que un ejercito masivo no profesionalizado es pura carne de cañón en una guerra, son vapuleados, y es algo normal y lógico teniendo en cuenta cómo está el mundo hoy en día, con todo tipo de bombas, misiles, drones no tripulados y militares altamente preparados de Estados que SÍ han sabido hacerlo bien… Y nosotros seguimos pensando en enviar a -casi- civiles en caso de guerra.

Luego, ya dando por hecha la obligatoriedad del mismo, considero correcta la exclusión de estudiantes universitarios y la imposición de una multa, sin embargo respecto a ésta última opino que debería ser equitativa y de acuerdo a los ingresos de la familia o la persona. Y también opino que el dinero recaudado de las multas, sea cual sea, debería ser destinado a aquellos que sí decidieron realizar el servicio militar para mejorar sus beneficios y condiciones (no sé si será así, francamente no me he informado de este punto, pero espero que así sea).

Un saludo a todos

  • 3
  • 02.04.2013
  • 11:48:18 hs
talia fernandez

que sea obligatorio para todos (que nadie se pueda salir). eso seria una injusticia porque los hijos de los que tienen plata no irian.

  • 4
  • 02.04.2013
  • 11:21:33 hs
Walter

Hola Oscar,

Interesante tu post, y luego de leerlo con cuidado, creo que estás obviando algunos puntos del DL que tienen que considerarse para analizar el tema en su cabalidad, en especial sobre el tema de la libertad ya que la crítica sobre el anacronismo es casi absurda porque el SM existe desde hace ya mucho tiempo y es una práctica en casi todos los países del mundo

Pasando a los detalles:

En primer lugar, en la misma definición del Servicio Militar se indica:
El servicio militar es retribuido mediante una serie de beneficios y derechos que buscan compensar las necesidades de los participantes y brindar posibilidades de desarrollo personal para su futuro.

Dentro de estos beneficios en el Artículo 54 se señala que dentro de los beneficios está la asignación económica (punto 4). Si bien no se especifica, también es sabido que por lo menos en el Ejército (que a diferencia de la Marina y la Aviación, no tienen el problema de cupos) no se otorgan todos los beneficios especificados fuera de que la remuneración está por debajo del salario mínimo. De inicio, ya tenemos un problema no sólo económico (falta de incentivos) sino moral. Si obligas a las empresas a pagar un salario mínimo, debes hacer lo propio con tus trabajadores, ¿no te pareces? Es verdad que no te asegura cubrir las vacantes, pero también es obvio que el problema de cupos se reduciría si los beneficios se cumplieran e incrementaran.

Sobre el tema de los otros beneficios ya especificados en el Decreto como beca 18, me parece que es mezclar papas con camotes ya que hasta donde entiendo la beca es otorgada como recompensa por un buen desempeño académico que no necesariamente se equipara con el servicio militar. Pero felizmente indica que éste será de acuerdo a sus propios requisitos, lo que suena más a un saludo a la bandera (valga el eufemismo en temas militares).

Finalmente, en el Art. 50 indica:
Están exceptuados de prestar Servicio Militar Acuartelado los elegidos por sorteo que adolecen de discapacidad física o mental grave y permanente, quienes se encuentren cumpliendo pena privativa de libertad, quienes acrediten ser responsables del sostenimiento del hogar, aquellos que se encuentren cursando estudios universitarios, quienes acrediten estar prestando algún servicio voluntario a la comunidad y los residentes en el extranjero. Mediante Decreto Supremo se podrán establecer otras excepciones, debidamente fundamentadas.

Ya de inicio se consideran criterios de exclusión, por lo que el sistema de pagos ya está distorsionado. Apostaría que el número de universitarios se incrementará ya que será más económico que pagar los 1,800.

Tampoco me parece malo pagar la multa, pero no deja de ser objetable por el contexto político (un gobierno que tiene como bandera la inclusión) una política tan transparente de pagos por la valoración de las personas sobre determinado deber u obligación, quizá un reflejo de un Ministro de Defensa liberal.

Un abrazo.

  • 5
  • 03.04.2013
  • 02:27:19 hs
Juan

MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES. Por favor sea mas concreto, decir que no estamos en guerra es un error, sin lo estamos, contra el narcotráfico, el terrorismo, la delincuencia. Sobre las multas, es una buena solución, el que no quiere ir al servicio, que pague, este dinero puede servir para implementar mejor los programas que tiene el ejército y que beneficiará a los que si quieren ir, no faltan patriotas por ahí que quieren ser blanco fácil de los terroristas del VRAE. Gracias

  • 6
  • 02.04.2013
  • 11:37:37 hs
Geison Linares

Se rescata buenas conclusiones de su post, personalmente el Servicio Militar no lo considero discriminatorio, por el contrario deja abierta la posibilidad de que todos tengan las misma posibilidad de salir en el sorteo (con excepción de los universitarios).
Servir a la patria es algo que muchos personas de nuestra generación perdimos, así como el respeto por los símbolos patrios. Es una buena oportunidad para fortalecer nuestra alicaída Fuerzas Armadas, ya que el aumento de personal de tropa lograría un mejoramiento económico e institucional tanto en la Marina y en la FAP (que es dónde existe menos personal de tropa), se lograría mejoras para dicho personal.
Por otro lado el beneficio social es positivo, al insertarse al servicio Militar, los muchachos podrán aprender a ser más ordenados, aprender un nuevo oficio, acceder a una licencia de conducir, estudiar, y tendrán menos tiempo de estar expuestos a perder el tiempo en muchos casos.
El camino está abierto a nuevas posibilidades, no le pongamos piedras a estos muchachos, ayudemos a que este Decreto Supremo se cumpla, y que las autoridades competentes soliciten mejoras para las FFAA.
P.D.: Investiguen cual es la rutina de un personal de tropa en el día a día, comparen, y comenten después.
Investigar es gratis!!

  • 7
  • 02.04.2013
  • 11:36:09 hs
carlos diaz

El columnista aborda el tema de manera ambigua (dice esta mal, pero tambien esta bien). Se aduce falta de personal (reclutas) pero hay que preguntarse . ¿Cuantos reclutas necesita el ejército para ser eficiente?. Creo que no importa la cantidad sino la calidad. El llevar a cabo un sorteo en caso no se cumpla con la cantidad de voluntarios, afecta la libertad de la persona y, el sancionar con una multa considerada y casi impagable por los de menos recursos no solamente discrimina sino tambien humilla. La opinión absurda del columnista, que dice que hay que estar preparados para una eventual guerra y por esa razón hay que tener personal a disposicion, entonces deberiamos estar preparados “todos” sin distincion alguna (salvo los ancianos y los niños) y no solamente los que no puedan pagar los S/. 1,880.00.

  • 8
  • 04.04.2013
  • 12:19:48 hs
carlos adolfo meza gonzales

esperamos que Ud. tome la iniciativa a fin de que desaparezca ese draconiano código de justicia militar policial, donde se atenta contra los derechos constitucionales y derechos humanos de las personas, la persona está en la condición de un manumitido, donde ese contenido conlleva a que reine ese famoso mal llamado espíritu de cuerpo entre la oficialidad, siendo que los oficiales de armas funjan de jueces en sus tribunales sin ser abogados y acometer para ser de juez y parte a la vez, sometiendo a los profesionales abogados asimilados que son de menor jerarquía que también son miembros del tribunal y jamás llegan a presidir la sala, los oficiales de armas dicen que es para protegerse entre ellos (oficiales), los oficiales, desde su formación de cadetes son sometidos con eso que ellos dicen: el superior siempre tiene la razón, y si reclamas ante los abusos, te dirán aquí reina la ley del gallinero ” el que está arriba, caga al que está abajo”,o si buscas justicia te amedrentan con que “la pita siempre se rompe por el lado mas débil” y a si un sin fin de atropellos. el sevicio militar no es para que el soldado se dedique a lustrarle el zapato al oficial o superior de grado, para que este de guachiman del general , que paguen su servicio de seguridad particular, igual ese mal llamado espiritu de cuerpo para protejerse llevandose todos los alimentos de la tropa, por la guardia salen todos los dias sacos de azucar, cajas de aceite, cajas de leche, sacos de arroz, la carne, los repuestos de vehiculos todo lo que compran igual se roban desde alferez hasta el general esa es la gran corrupcion todos los meses del año y la tropa come de lo peor ¿quien controla eso?, el servico militar no debe limitarse a tener que hacer tan solo hacer orden cerrado, sino al aprendizaje tecnico de tropas de elit.

  • 9
  • 06.04.2013
  • 03:48:34 hs
Gustavo Beathyate

Acá el problema es el incentivo para formar parte del ejército. Si el incentivo fuese mejor no habría tanta falta de reclutas y tal vez no habría la necesidad de hacerlo obligatorio. Me parece que este no debió ser el primer paso a tomarse. No se puede solo depender del incentivo del ‘patriotismo’, que además creo que hay muchas formas de demostrarlo no solamente yendo a morir a la guerra.

Es un poco contradictorio hablar de mercado libre y de obligar a la gente a hacer cosas que no quiere en el mismo artículo.

Me parece, además, que estar preparándonos para una guerra bastante improbable cuando hay otros temas más urgentes como educación y salud es una falta de orden prioridades.

  • 10
  • 02.04.2013
  • 05:19:27 hs
Renzo La Torre

Lo anacrónico no significa que sea negativo, por el contrario la falta de creatividad y de reinventarse difirenen de esta persepctiva. Por otro lado el tema de discriminatorio es desde el punto de vista del cual lo veas, sea negativo o positivo, toda posición tiene ambas partes, este tema debe tomarse con mayor promoción de los beneficios que el servicio trae, la re-inversión del dinero de las multas en mejora de servicios internos, debe buscar para atraer a la capacitación constante.

El beneficio de poder postular a Beca 18, es una gran oportunidad para las personas de menores recuros, y la mejora de las propinas lo haría mas atractivo el servicio militar.

Todo depende de saber re-formular la norma, para mejores beneficios de nosotros los jovenes, como tras cumplir este servicio, tener alguna preferencia en una busqueda de trabajo sea público o privada por la especialización estudiada o temas así, puesto que un estudiante militar tiene mejor sentido del deber y cumplimiento, es un plus que debe darle, hay muchas iniciativas a considerar.

  • 11
  • 02.04.2013
  • 05:38:33 hs
Carlos Montezac

Hola Oscar. Interesante punto de vista, pero me gustaría saber qué opinas tú de la importancia de la libertad y de la manera en la que ésta es afectada con el servicio militar obligatorio. Modestamente, creo que perder la licencia de conducir por no poder pagar una multa luego de cometer una infracción o ir a la cárcel por no pagar alimentos luego de haber incurrido voluntariamente en la obligación y negarse a cumplirla (la prisión por este delito requiere dolo, es decir que no vas a la cárcel sólo por no tener dinero para el pago) no afectan la libertad de la misma manera en la que lo hace el servicio militar. En el mismo sentido, la prohibición de venta de órganos (respecto de la que no digo que estoy a favor) tampoco limita la libertad del mismo modo que el servicio militar obligatorio que, en mi opinión, es más o menos como meterte preso sin haber cometido delito alguno. Además ¿no debería pagar alguien por la defensa nacional, sea lo que sea que cueste?

  • 12
  • 02.04.2013
  • 06:09:43 hs
Carlos Monteza

Gracias Oscar. Yo creo que de algún modo es difícil hablar de “estar preparado” para una eventual guerra” como justificación para limitar la libertad a través del servicio militar obligatorio y a la vez decir que se trata de una medida frente a un caso extremo. Es decir, si bien tiene cierto sentido hablar de prevención, no veo el caso extremo que justifique la medida tal como se está implementando. Espero haber captado bien tus ideas y también dejarme entender con relación a la relativa contradicción que encuentro.
Por otro lado, mi último punto se refiere a la parte de tu post en la que dices que “nada garantiza que incentivar la carrera hará que se llenen las plazas”, como otro elemento que justifica el servicio obligatorio. Entiendo que con eso quieres decir que ofrecer un mejor pago no garantiza que se tengan todos los soldados que se necesitan y que por eso habría que obligarlos. Mi punto frente a eso es que así, como sociedad estaríamos asegurando un bien público por el que no pagamos o por el que no pagamos el verdadero precio. Las plazas se deberían llenar al precio que cuesten ¿no? sea el que sea, hasta cubrir las plazas. Justamente a través de más impuestos si eso es necesario. De lo contrario ¿no daríamos lugar para que se regule la provisión de otros bienes públicos de la misma forma? es decir ¿obligando a quienes los prestan a darlos por un precio que está por debajo de lo que ellos están dispuestos a cobrar? Me parece que evaluar si se genera riqueza con la obligatoriedad del servicio (porque la sociedad gana más de los que los obligados pierden) es muy difícil y costoso y frente a ese problema sería mejor respetar la libertad y pagar lo que se debe pagar. Lo que yo creo es que el gobierno prefiere hacer el servicio obligatorio porque es políticamente difícil aumentar los impuestos para pagar lo que la defensa nacional cuesta.

  • 13
  • 02.04.2013
  • 06:13:41 hs
Alberto Morán

Como siempre, muy inteligente tu planteamiento Oscar, dejando descolocados a quienes cacarean al respecto.

Quiero comentar un aspecto que no se ha tocado en el “debate” que se viene dando a través de los medios, y es la falta de capacidad del Estado para lograr que la gente respete y admire a las fuerzas armadas del país. Asunto básico para hablar de reclutamiento elementalmente civilizado.

En los Estados Unidos, en general los soldados son personas admiradas, los civiles los tratan con deferencia y manifiestan su orgullo por las fuerzas de su país. Se puede observar por ejemplo, que en casi toda clase de programas de los canales Discovery existe prácticamente una obsesión por destacar el patriotismo y la acción de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, y el resultado es real: Ser un soldado en dicho país, es algo deseable por muchos jóvenes no sólo de ese país, apuesto 1 contra 10 que muchísimos jóvenes peruanos, serían dichosos de servir en las FFAA de los Estados Unidos con gran fervor patriótico.

La propaganda funciona, los soldados gringos son los “good guys” los enemigos son los “bad boys”, siempre hay una banderita al fondo de las tomas, o pintadas en un sombrero, o un comentario adulón de algún ciudadano de la calle, pero como dice el dicho de Rospigliosi que no se cumple en el Perú, en EEUU a las FFAA y la policía “se la respeta”.

Bien harían las FFAA del Perú en fortalecer sus departamentos de relaciones públicas, para que diseñen estrategias de comunicación que destaquen las innegables virtudes de nuestras instituciones, que de buenas nos han salvado, utilizando intensa y perseverantemente (no campañitas) las modernas técnicas de comunicación y evitando por supuesto anuncios de baja calidad de efecto seguramente opuesto al deseado. Naturalmente en una acción coordinada con el Ministerio de Defensa.

En resumen, estoy de acuerdo plenamente con lo que planteas y reitero la necesidad de
llevar a la práctica una inteligente por persuaviva y por persistente, me atrevo a decir que permanente, propaganda que estimule a los jóvenes a formar parte de las FFAA del Perú, en el proceso simultáneo de su profesionalización.

  • 14
  • 02.04.2013
  • 06:48:40 hs
Michel Azcueta

Amigo Oscar,
Es muy importante que haya comentado este asunto que pareciera muchos no quieren tocar…Sinceramente, creo que es un retroceso para la sociedad peruana y hasta para las propias Fuerzas Armadas, si consideramos que, en pleno siglo XXI, la tecnología hace que se pueda volar saviones sin pilotos y enviar un misil desde 8000 KM. de distancia…!! el anacronimso que señala en su comentario nadie lo puede negar…
Y con respecto a la discriminación, la pretendida Ley es aún más clara desde cualquier ángulo que se le mire…como era antes seguirán siendo mayoría los jóvenes provincianos que se transformen en soldados, junto con los más pobres de las zonas urbanas…como era en el tiempo de la vergonzosa “leva”…Creo que esta situación no sólo hay que cambiarla sino denunciarla, y espero que el Presidente Humala y el Congreso se atrevan a hacerlo.
Pienso que, coincidiendo con sus opiniones, mejor es ir profesionalizando las fuerzas armadas y asegurar al Perú y América Latina como una REGION DE PAZ, objetivo perfec tamente posible en el siglo XXI.
El tema de los impuestos, con todo respeto, creo que es mejor no relacionarlo con este tema del servicio militar obligatorio, sería largo comentar cuánta gente en el Perú le gustaría poder pagar impuestos y tener los benficios y servicios que un Estado moderno debe dar…!!!
Saludos cordiales.

  • 15
  • 02.04.2013
  • 07:12:04 hs
Miguel Miní Olivera

“… va a sonar duro o injusto, pero es CIERTO”. Interesante fórmula para hacer evidente la inequidad social que nuestra República no sabe superar, pese a sus dos centurias. La pregunta es ¿Queremos superarla?

La escuela pública tendría que ser el primer lugar de socialización en igualdad de condiciones, contrariamente es el primer lugar de discriminación (educación de baja calidad para pobres).

Nuestro país ya estaba encaminándose a superar la injusticia de la conscripción militar, como tuvo que superar la conscripción vial y el tributo indígena ¿Retroceso en el Tercer Milenio?

  • 16
  • 02.04.2013
  • 09:33:27 hs
Luis Alberto

Estimado, el Servicio Militar debería ser obligatorio para todos, para todos los quieran ejercer mas adelante el servicio publico (empleados públicos, funcionarios, congresistas, policías, militares, alcaldes, regidores, presidentes o consejeros regionales, diplomáticos, embajadores, etc.), debería ser un requisito obligatorio, donde se les instruya ciudadanía.

  • 17
  • 02.04.2013
  • 10:36:45 hs
Miguel Miní Olivera

¿Servicio Obligatorio? Sí, para todas y todos. ¿Actividad profesional? Para quienes opten y sean seleccionados/entrenados.

Hay revisiones hechas a los casos de Israel y Corea del Sur (sin simpatías por estos regimenes) donde el servicio militar es un espacio para la disciplina y la cohesión social.

¿Cómo atraer talento a la seguridad y la defensa? Es una pregunta que se hacen diversos sectores productivos y de servicios en el País. USA y China (nuevamente, sin simpatía por tales regimenes) aprovechan los videojuegos para atraer a la juventud: http://www.bbc.co.uk/news/world-asia-22001123 .

  • 18
  • 02.04.2013
  • 10:38:46 hs
KArla Romero

Es un arma de dos filos, el SMO puede ayudar a formar verdaderos patriotas o a repotenciar a criminales incipientes, el caso es que siempre han sido reclutas los de clase baja, adolescentes con primaria o secundaria inconclusa, de familias disfuncionales(un buen %) ; entonces también debe ser algo selectivo, que los reclutas tenga un perfil psicológico que los haga aptos para hacer el SMO, esto se puede fomentar desde los colegios y haciendo campañas que resalten algún beneficio potencial y como dicen debe tecnificarse y brindar una ocupación paralela al tener la baja.

  • 19
  • 03.04.2013
  • 01:31:17 hs
Abel yampul

muy interesante tu post. pero hay varias realidades que quiero poner en maniefiesto y a partir de eso proponer una alternativa. Se ve al servicio militar obligatorio como algo ya pasado de moda y anticuado y nadie quiere ir, tambien como algo que los integran son personas de clases marginadas(ESA ES LA REALIDAD) pero tambien es muy cierta que muchos jovenes se mueren por ser POLICIA, por integrar la FUERZA AREA DEL PERU (FAP) Y LA MARINA, viendo esta realidad propondria lo siguiente: que los que quieren integrar o ingresar a estas tres instituciones que son muy similares primero integren el ejercito por un periodo de 6 meses o un año luego de esto mediante evaluaciones se se promuevan a los aptos, para ser POLICIA, DE LA FAP Y LA MARINA, claro para esto tendria que reestructurarse el ejercito.

  • 20
  • 03.04.2013
  • 02:26:24 hs
Víctor Segovia

Tanto la vida de una persona, la libertad, como también el cuerpo humano, no son bienes reales (muebles, menos inmuebles), sino que pertenecen a la categoría de bienes antropológicos, objeto de derechos fundamentales que corresponden a un prevalente orden juridico sin contenido patrimonial en si mismo, por tanto, carecen de atributos comparables a una licencia de conducir o a infracciones tributarias, que implican el ejercicio de derechos reales de contenido patrimonial en sus diversas manifestaciones.

Por tal consideración, resulta inaceptable que tales bienes antropológicos y los derechos fundamentales que lo protegen, pretendan ser afectados por los gobiernos de turno desde las instituciones del Estado, invocando ideales o fines superiores

El servicio militar obligatorio es, en esencia, una vulneración a los derechos fundamentales de la persona humana y, en el caso peruano, constituye una incoherencia normativa del propio texto constitucional que reconoce expresamente tales derechos fundamentales, por consiguiente, le es oponible a su ejecución estos últimos, lo cual carece de vinculacion con el sentido de patria o patriotismo que pueda tener un ciudadano.

En mi opinión, el Perú merece tener un servicio militar voluntario que convoque vocaciones y talentos personales compatibles con tan digna actividad, la misma que debe ser atractivamente remunerada y constituir pre requisito para el ingreso a las Fuerzas Armada y Policiales, disminyendo las posibilidades de encontar en sus filas señoritos y señorones parasitarios del prespuesto nacional.

  • 21
  • 03.04.2013
  • 02:28:12 hs
cesar rodriguez

Las obligaciones para con la Patria debe ser por igual para todos y en proporción a sus limitaciones. En principio creo que nadie debería ser excluido, pero la función que cada quien ejercerá será según su estado físico y sus posibles limitaciones físicas (minusválidos incluidos y hasta los niños Down que también construyen la Patria, como nos lo demuestran constantemente). Todos podemos y debemos servir a la Patria de acuerdo a nuestras limitaciones y ventajas.
Sólo después de cumplir con nuestra obligación para con la patria y su pueblo todo, deberíamos recién pensar en cual es nuestro derecho. En otras palabras si hay ciertos derechos que detentamos por el hecho de nacer peruanos, deberíamos a través del Servicio Obligatorio Universal ser acreedores de seguir siendo peruanos o tener la libertad de no serlos.

  • 22
  • 03.04.2013
  • 04:01:59 hs
wilfredo elias pimentel serrano

La pregunta de todos los peruanos es, ¿Cuáles son las medidas de fortalecimiento que se han dictado para que las FFAA tengan los mejores reclutas?. Rpta: CASI NADA. Por su puesto que es necesario que las Unidades de Defensa, tengan sus cuadros necesarios, deben ser jóvenes idóneos con vocación de servicio, debidamente seleccionados, entrenados y estimulados. Lea la página completa en http://es.slideshare.net/wilpicos/servicio-militar-por-sorteo

  • 23
  • 03.04.2013
  • 04:12:41 hs
Gilder

Soy un Licenciado del Ejercito del Perú, y me da mucho orgullo serlo porque fui voluntario en la primera llamada del año 1983, a mi no me llamaron, no salí sorteado ni cosas por el estilo, pero quiero afirmar algunas cosas que pasaban en esa época:
1.- En el año 1983 servir en zonas rojas (sierra) era de hombres, porque solo teníamos tres de formación y eso era suficiente para defender a la patria.
2.- Recuerdo también que el 99% del personal militar era de familias pobre o de extrema pobreza, esto porque se pagaba para no ir a servir, no estaba normado pero eso pasaba.
3.- Estando en servicio pasamos de todo, teníamos que parchar el uniforme porque no teníamos otros.
4.- Cuando un soldado es preparado para lucha con el enemigo, también debería ser preparado para la vida civil, tanto profesionalmente así como psicologicamente.
5.- Tantos de mis compañeros deberían ser héroes por lo que hicieron y por lo que pasamos, desgraciadamente eso no paso, y cada uno tubo que luchar para salir adelante en la vida civil.
6.- No me arrepiento de haber servido a mi patria, y lo volveria hacer si me lo pide, no entiendo a tantos políticos se rompen las vestiduras solo por ser figuretis, debieran aportar ideas para mejorar el SMO.

  • 24
  • 03.04.2013
  • 10:35:12 hs
julio mendoza

Hola, Oscar.
Yo estoy de acuerdo con elservicio militar obligatorio porque contribuye con la formación del caracter de las personas, sobre todo, desarrollando el sentido de la resposabilidad.
No me arrepiento de haber servido a mi patria, por el contrario, lo considero un privilegio. aprendí a querer a mi terruño alma, corazón y vida. Hoy a pesar de los años, muchos como yo, estaremos allí donde la patria nos necesite.
Como bien dices en tu artículo, nadie pensó que Alemania iniciaría la II G. , pero así fue; en el caso que acontezca con nuestro país algún percanse, los que nunca se prepararon con que tiempo lo harán? como se defenderan ellos?, como defenderan a sus familias?. Como padre de familia, cómo puedo enviar a mis hijos despreparados a un conflicto donde solo sobrevive el mejor? El Estado debe sí preparar a sus ciudadanos para qualquiereventualidad. ” Es mejor sudar en la paz que sangrar en la guerra”.
“promoción 78′”

  • 25
  • 03.04.2013
  • 03:37:35 hs
mario ascorra

es facil legislar yo no creo que el hijo de un congresista va a hacer el servicio militar obligatorio y no poemos comparar con los EEUU hay um ano luz de diferencia…alla es una oportunidad de especializarse en algo y los salarios son muy buenos cosa que en el PERU solo le va servir a un jovem como curriculum vitae para servicio de vigilante por que no especializacion en nada…otra cosa hablan de prepararse para una guerra? con quien…ese rs negocio de algun pais interesadoen vender armas y empieza aconsejando que el PERUesta falto de soldados etc etc para asi poder vender pertrechos ahora que el PERU tiene dinero en reservas…ese cuento ya lo lei y comienzan por el mas debil reclutandolo si o si … bueno es mi opinion…hay muchos jovenes emprendedorres que se van desperdiciar con eso del servicio obligatorio para los mas pobres.

  • 26
  • 03.04.2013
  • 05:51:18 hs
Jose Pulido

Estimados,
me parecen muy acertados los comentarios y los diversos puntos de vista. Pero yo tengo una propuesta propia: Que se haga que el Servicio Militar si sea obligatorio para los chicos que están en los reformatorios y también a los jovenes integrantes de pandillas. Creo que la disciplina castrense podría ayudarles en su formación inculcándoles otros valores. Personalmente conozco algunos casos de chicos a los que el servicio militar les ayudó en este sentido.

  • 27
  • 03.04.2013
  • 07:22:53 hs
Carlos Quinto

Estimados,

Seamos prácticos e ingeniosos: Puede ser una combinación de obligatorio y voluntario.

En primer lugar, hay que saber de que se esta hablando:

Que enseñan en el servicio militar ?, cual es la curricula ?, que se pretende formar en los jóvenes ?

Una vez aclarado/validado esto, si debe ser obligatorio para todos los que estén en edad entre 16 a 20 años. Pues si se obliga a los de mayor edad, seria truncarlos o desviarlos del camino que desean o están siguiendo. Es buena opción que para los de mayor edad (hasta 25 años) sea voluntario.

Saludos.

  • 28
  • 03.04.2013
  • 08:39:38 hs
Víctor Marroquín

Hice servicio militar al ingresar a la Escuela Naval. Luego estudié derecho. Pienso que todo ciudadano tiene el deber de servir a su país cuando es convocado, sin distinción de ninguna clase, salvo impedimento físico o mental. En Estados Unidos, que tiene el ejército mejor preparado, mejor equipado y más numeroso del mundo, no hay excepciones. En realidad, en muchos casos, los norteamericanos consideran un privilegio y un honor el cumplir con el servicio militar, y muchos políticos exhiben su récord militar como parte de las calificaciones que el pueblo valora al momento de elegir (es cierto que algunos se escapan con “vara” a la Guardia Nacional, donde el servicio es más suave y la posibilidad de ser enviado a zonas de combate es remota, pero la mayoría cumple, inclusive la gente más pudiente). Lamentablemente en nuestro medio se ha desprestigiado a las Fuerzas Armadas del Perú, a tal punto que la calidad de los cuadros que se presentan a los exámenes de admisión de las Escuelas de Oficiales no es la misma de hace 20 o 30 años. Antes se presentaban todos, gente de clase alta y de los mejores colegios particulares así como gente humilde de colegios nacionales, todos con el propósito de servir y hacer carrera militar. Hoy en día no es así. No se valora la carrera militar como antes. Y eso hace necesario, primero, que se establezca el servicio obligatorio para todos los que salgan sorteados, sin excepción, y segundo, que se elimine la posibilidad de evadir el servicio pagando una multa.

  • 29
  • 03.04.2013
  • 10:50:30 hs
Jorge Salazar

Buenas tardes,
me parece irresponsable categorizar como “innecesario porque no estamos en tiempo de guerra” al SM. Las FFAA no están sólo para la guerra externa, cumplen otras misiones más: desastres naturales, colabora en el orden interno cuando es necesario, lleva presencia del estado a zonas alejadas como las fronteras. desarrolla acción cívica donde no llega otra ayuda, etc. Independientemente de la profesionalización de las FFAA, el caracter de obligatorio es (a mi modo de ver) similar al pago de impuestos: Porqué tengo que pagar impuestos? porque vivo en este pais llamado Perú. y esto requiere una contribución, en parte de esa contribución está la defensa del pais y las otras funciones que desarrollan las FFAA. ¿Porqué tengo que pagar a ESSAlud si tengo seguro privado? es una pregunta en la misma idea: estamos en un pais y este requiere nuestra contribución. Lo que veo mal en esta ley es el caracter discriminatorio: no debe de existir más excepciones que las dadas por la ley (limitaciones físicas por ejemplo). La multa debe de existir, pero no exonerar al sorteado. Y todo esto además del aliciente económico para los conscriptos y darle el presupuesto que requiere . Buenas tardes.

  • 30
  • 04.04.2013
  • 05:06:52 hs
Augusto Peralta

Estoy de acuerdo con lo que se sostiene de que somos dueños de nuestro cuerpo si es que tenemos para pagar por él, (Claro este es un resumen forzado) Pero lo que sostienes en el cuarto párrafo de esta publicación, realmente no me parece correcto. Me explico, si es que no pagas una multa de tránsito, pueden quitarte el brevete, eso es correcto, pero para que tengas que pagar una multa, antes debes de haber cometido una infracción.

Cuando se habla del servicio militar, debo de preguntar. ¿Cuál es la infracción que se ha cometido?

  • 31
  • 04.04.2013
  • 07:39:06 hs
Edwin

Aqui una opinio. Saludos. Coyuntura peruana: Servicio Militar Obligatorio http://edwinenelblog.blogspot.com/2013/03/servicio-militar-obligatorio.html?spref=tw

  • 32
  • 05.04.2013
  • 12:20:07 hs
XABIER ETXEBELSEA ZUBEROGOITIA

Oscar, bien por el tema elegido.

Para empezar, retiro los signos de interrogación al titulo: servicio militar anacronico y discriminatorio. A secas.

0. ¿Quien sirve a quien? o ¿Quien se sirve de quien?

1. Que en Perú, el servicio militar es discriminatorio, no hace falta demostrarlo.

2. Que en paises democraticos, el servicio militar obligatorio, es dinosaurio del jurasico, no hace falta demostralo. Tal y como se plantea en Perú, el servicio militar dejo de existir, en la mayoria de paises democraticos, hace mucho.

3. El Estado, no puede amparar practicas discriminatorias. El Estado esta obligado a tratar de la misma manera a todos sus ciudadanos. Sin distinciones de ninguna clase. Es decir, el Estado debe garantizar, que si algo es obligatorio, lo es para todos o no lo es para ninguno.

4. Si las fuerzas armadas, necesitan personal, que ofrezcan contratos laborales decentes y/o adecuadamente remunerados. No basta con el rancho, la propina y el uniforme. El que trabaja, merece su sueldo y lo demas son cuentos de soldaditos.

5. Paises europeos, en los cuales desaparecio el servicio militar, ofrecen interesantes ventajas a todos aquellos que se incorporan como personal de apoyo, sin graduacion militar.

En primer lugar, ofrecen carreras cortas y la posibilidad de incorporarse a la carrera militar.

En paises europeos, en los que el tema militar, no tiene el menor interes para la poblacion, las fuerzas armadas convocan extranjeros -a los cuales incorporan mediante contrato temporal- y facilitan la respectiva nacionalizacion.

Es decir, la propina y uniforme, no bastan. Si las fuerzas armadas, requieren personal, que lo paguen adecuadamente o que replanteeen el trabajo de aquellos, que forman en sus escuelas y habitan sus cuarteles.

  • 33
  • 09.04.2013
  • 12:27:56 hs
Walter

Oscar,
Releyendo tu artículo y varios otros sobre el tema, creo que si es totalmente discriminatorio. No es comparable a una multa ya que una penalización por una falta es eso, un castigo por actuar en contra de una norma (de tránsito o convivencia) pero no algo que obliga a todos.
No encuentro otro paralelo donde tienes que pagar de manera obligatoria para evitar algo. Si tienes otros ejemplos bienvenidos.

Que una persona tenga menos recursos para acceder a muchas cosas, precisamente resalta su discriminación y la necesidad de políticas que reduzcan esas brechas para la igualdad de oportunidades.

Entiendo perfectamente el punto de la valoración del tiempo de las personas, pero precisamente el negar eso a una persona por una restricción presupuestaria por parte del Estado es un atentado contra la libertad. No se puede equiparar el pagar unas vacaciones (por un ejemplo extremo) donde sólo acceden quienes tengan dinero a quienes no. Otro extremo es la salud, las personas con menos recursos tienen al SIS como alternativa (menor calidad en muchos casos), pero no privación del servicio.

El tema no es qué haces durante 2 años, sino que sólo aquellos que no pueden pagar están obligados a hacerlo.

Saludos,

Walter.

  • 34
  • 12.04.2013
  • 12:35:37 hs
Alicia Pastor

Muchas gracias, es justo lo que buscaba. Un beso!

  • 35
  • 15.04.2013
  • 04:33:21 hs
carolna

Bueno si tienen razon de que el servicio militar tiene que ser para todos, pero yo tengo una duda, xque ai genete que no vive hace años en peru y ahora quieren ir de vaciones pero no pueden ir x el servicio militar, a lo que voy es que que se puede hacer en ese caso de que vaya y lo y se lo lleven?

  • 36
  • 09.06.2013
  • 04:57:46 hs
darwin

francamente esto es discriminatorio. lo universitarios no tienen la obligacion de servir??????? osea que tiene una universidad que no tenga otra casa superior de estudios ( instituto. tecnologico .etc ) basicamente solo la gente con posibilidad económica estudia en una universidad y el resto que. esto del smo se hizo para la gente de bajos recursos economicos. por mi parte estudio una carrera técnica y es mi último año, ahora tengo que prestar servicio 2 años mejor dicho perder 2 años de mi vida solo por no contar con el dinero suficiente para pagar el 50% del uit. Esta medida que tomo el estado si que es discriminatoria la idea era o van todos o no va nadie asi de facil. ¿creen que los hijos de gente que ocupan cargos importantes prestaran su smo?

  • 37
  • 20.11.2013
  • 10:44:49 hs
EDUARDO MANUEL ALEJOS TORIBIO

La ley que regula dicho sorteo, señala la “prohibición del reclutamiento forzoso” . En esa vertiente, el ejército peruano al momento de ordenar que el sorteo deba ser implantado de manera obligatoria, iría en contra de la Constitución, ya que la vulneración de esta no se da de manera abstracta, sino al momento de afectar derechos fundamentales. Así pues, esta ley no llega a tener un fin constitucionalmente permitido y relevante, ya que va en contra de la norma fundamental.

Así también, al no ser un reclutamiento voluntario, por el contrario forzoso, ya que no se llega a dar por iniciativa de los propios jóvenes, llegaría a restringir la libre voluntad de decidir qué es lo que los jóvenes prefieren, por lo cual, al vulnerar el derecho a la libertad, contraviene a lo establecido por la Constitución. Asimismo, el fin del sorteo para el reclutamiento de personal, no cuenta con justificación alguna para vulnerar los derechos de los jóvenes, por lo cual no resulta útil limitar sus derechos.

En este caso el legislador introdujo la norma para establecer el sorteo del servicio militar obligatorio, con la intención de proteger la seguridad del Estado peruano (al que se llamará “a”), toda vez que al incluir más personal al ejército peruano, se daría mejor seguridad nacional.
Esta seguridad del estatal puede ser concebida como un principio, el cual está dirigido a un bien colectivo (al que se llamará “b”). Asimismo, la libertad de los jóvenes peruanos llega a ser un derecho individual fundamental (al que se llamará “c”). Ahora bien, supongamos que “a” no es idónea para promover “b”, esto es, la seguridad nacional del Estado, y sin embargo, infringe “c”, o sea, el derecho a la libertad de los jóvenes peruanos.

En este caso existe la posibilidad de declarar invalida “a”, pues, aceptar la validez de “a” no conlleva a ninguna ganancia para “b” sino sólo pérdidas para “c” . En definitiva, en el caso concreto, mediante el control de idoneidad no se ha podido detectar que se desarrolle un fin constitucionalmente posible y que dicha medida sea adecuada para concretizar el fin que se pretende alcanzar.

Lo señalado ex ante permite manifestar que en el caso concreto no se puede afirmar la existencia de una finalidad constitucional por parte del sorteo para el SMO, entonces al no existir dicha finalidad, es menester precisar que se incurre en un estancamiento en el primer juicio de proporcionalidad, es decir, no llega a superar la idoneidad, por ende, dicha medida es desproporcionalidad.

Asimismo, la vulneración de derechos fundamentales por medio del SMO es visible; toda vez que este proceso puede llegar a convertirse más en un obstáculo que en un servicio para el país. En ese sentido, sería factible implantar, cursos especiales para universitarios, como los han venido haciendo países aledaños, como se da en el caso chileno.

Sin embargo, ¿Qué sucedería cuando un alto porcentaje de jóvenes tenga la posibilidad de perfeccionarse después de los dieciocho años? ¿Es posible diseñar un sistema de conscripción que además del respectivo entrenamiento militar, permita a los jóvenes no desvincularse de sus intereses vocacionales futuros?

En buena cuenta, es necesario señalar, que hoy en día lo primordial no sería obligar a las personas a realizar actividades, más aún si es en contra de su voluntad; si no, se debe implementar nuevas políticas públicas que coadyuven al desarrollo académico y social de las personas, más no políticas que discrimen a sectores de la sociedad, puesto que estos cuentan con derechos inherentes por su naturaleza humana como todos los demás.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño