Menú Legal

Oscar Sumar

Qué nos viene dejando 2017: calidad regulatoria y propuestas populistas

Este año ha sido un año muy activo para la regulación económica. El tema parece estar cobrando mayor relevancia fuera del ámbito académico, desde que Perú está acogiendo recomendaciones de la OCDE en términos de calidad regulatoria. También ha sido el año de varias propuestas sin sentido por parte del Congreso. Esto último, no es una sorpresa. En este breve post tocaré de manera somera algunos de los temas que más han ocupado mi atención -al menos en los últimos meses:

(i) En calidad regulatoria, varias entidades del Poder Ejecutivo han comenzado una revisión de sus trámites, todo bajo la supervisión de una Comisión Multisectorial. He tenido la suerte de participar desde el comienzo, siendo testigo de la creación de este mecanismo, y ahora participando en su implementación; donde he podido asesorar a algunas de las primeras instituciones que han pasado por esta revisión. Mi balance del proceso, hasta el momento, es positivo. La manera en la que se están aproximando, tanto la Secretaría como la Comisión, es pragmática y no encasillada en sus propios parámetros como temíamos al comienzo. Las entidades también se están tomando muy en serio el proceso. El resultado será despercudir a la administración pública de muchos trámites innecesarios, en beneficio del ciudadano.

La revisión, sin embargo, no está exenta de algunos problemas de implementación. Por ejemplo, existen serias dificultades para obtener data sobre los costos de los procedimientos en las pocas semanas que dura la revisión de cada entidad. Además, las entidades no han estado obligados en el pasado a levantar esta data, por lo que en muchos casos no existe y se tiene que crear de cero. Otro tema, también relevante: muchas veces los trámites están regulados mediante leyes que -teóricamente- están fuera de la revisión hecha por la Comisión. Sin embargo, las entidades deben justificar ante la Comisión por qué un determinado trámite es “necesario”. La respuesta parece ser “para mi es necesario porque la Ley me manda a hacerlo”. Sin embargo, la Comisión revisará una justificación “sustancial” del trámite, lo que en la práctica implica discutir si se debe o no respetar la ley. No creemos que sea un problema insoluble, pero sin duda es un reto para la Comisión cómo resolver este dilema.

(ii) Se ha propuesto extender la prohibición de crear nuevas universidades por dos años más. Es inaudito que una medida como ésta sea incluso considerada para el debate y más aun que -como todo parece indicar- vaya a ser aprobada. Ningún país en el Mundo -y menos aún uno en desarrollo- se puede dar el lujo de darle la espalda a la educación de esa manera. La justificación es que se podrían crear universidades de  baja calidad. Si esta “actitud” del Congreso fuese la actitud de cada peruano, sin duda nos llevaría a la parálisis total. A todos nos pueden pasar cosas malas con solo salir de nuestras casas, sin embargo lo hacemos esperando que todo vaya bien y porque es necesario hacerlo. De igual manera, el Congreso ha puesto un filtro para la creación de universidades (y su permanencia). Confiamos tan poco en ese filtro? Entonces, para qué está? Qué pasa si estamos impidiendo que justamente la actual demanda por educación de mayor calidad sea respondida por el mercado? Es increíble como los peruanos tenemos un gusto por dispararnos a los pies. Y no es un consuelo, pero tenemos a varios economistas “de lujo” para ser culpados por estos despropósitos.

(iii) Durante varias semanas hubo un animado debate sobre la mejor manera de informar a los consumidores sobre los alimentos que consumían. Digo animado y no informado, porque sobraron certezas de parte de los pro-regulación, pero poca discusión sobre aspectos que pudieran si quiera acercar este debate a uno sobre la racionalidad económica de la regulación. Existe mucha literatura sobre las fallas y los problemas de la regulación de advertencias, comenzando por los famosos y reconocidos profesores de regulación Kip Viscusi y Omri Ben-Shahar. El tipo de discusión relevante para elegir la mejor herramienta regulatoria no se encuentra en libros de medicina.

Sin caer en las falacias ad-hominen, falta entender que la regulación, en sí misma, es un campo de estudio. Un campo de estudio tan fértil que incluso ha dado varios premios Nobel. Pensar que un médico es el más apto para opinar sobre regulación de la salud es como pensar que los médicos -y no arquitectos o ingenieros- son los más aptos para construir un hospital. Sin duda, sería útil escuchar sus sugerencias, pero no más que eso.

(iv) La Comisión de Protección al Consumidor del Congreso ha planteado la iniciativa de “fortalecer” a los organismos reguladores. Esto hubiera estado muy bien en los años noventa, cuando nuestra economía estaba haciendo el tránsito de estatizada a libre. Sin embargo, hoy en día deberíamos de pensar más bien como ir retirando a los reguladores de los mercados. Hoy en día, a diferencia de en 1990, comprar un teléfono es como comprar cualquier otro bien: un carro, una camisa o una hamburguesa. No existe justificación para darle un trato distinto más allá de la inercia regulatoria y el famoso dicho “la regulación llama a más regulación”.

(v) Finalmente, al igual que la eterna y estéril discusión sobre la pena de muerte, cada cierto tiempo resurge la discusión sobre el control previo de fusiones. La regulación “anti-trust”, en sí misma, no está exenta de críticas. Y solo de manera antojadiza podríamos concluir -a falta de data- que lo que le falta a Perú para ser más productivo es que sus empresas tengan más limitaciones para crecer. Cuántas fusiones o compras de empresas peruanas hubieran calificado para una aprobación previa de fusiones que tuviera unos estándares similares a los aplicados en USA o Europa? Cuánto de la concentración del mercado peruano se explica en compras de empresas? (fuera del socialmente irrelevante ejemplo de la cerveza que -además- ya no se podría deshacer). Cuánto de la concentración se explica, más bien, en la regulación estatal que -como en el caso señalado en el punto ii (prohibición de creación de nuevas universidades)- reduce artificialmente la competencia?

Yapa: acaban de realizarse las elecciones del CAL, una época irritante para todos los “coleguitas”. Y con razón: los colegios de abogados no tienen razón de ser, son una burla, un botín para corruptos y comechados. Es indignante que tengan el apoyo del Estado que los ha vuelto semi-públicos. Uno está obligado a pagarles para poder ejercer la profesión.

 

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Corrupción bajo la lupa

Eduardo Herrera Velarde

Pablo O'Brien

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Tacos Fuertes

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño