Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

Prendan la luz… Estamos ciegos.

Al estado peruano no le falta ni dinero ni gente. Lo que falta son personas que sepan gestionarlo y quieran servir al emprendedor, que es el que mueve al país hacia adelante.

Al presidente Vizcarra, por ende, no le faltan recursos ni mano de obra. Tiene más de 1 millón de trabajadores. Pero, ¿cómo pedirle a alguien que gestione bien un dinero que no es suyo? ¿Cómo pedirle que lo use eficientemente cuando no se le da ningún bono por hacerlo? ¿Cómo pedirle al presidente que además de la reforma política se dedique a sacar adelante las reformas más importantes, aquellas que tienen que ver con la competitividad, la informalidad y la productividad?

Prendamos la luz un segundo, porque nos están dejando ciegos.

Sector Salud. Mientras el presidente, bastante mal asesorado, empieza a arremeter contra el sector privado, la ejecución presupuestal del sector es paupérrima. A mayo 2019, Salud solo ha ejecutado el 32.5% de sus recursos. Ojo que el monto es bastante engañoso porque las transferencias al SIS alcanzan casi el 70% desde enero, llegando a 88.6% en mayo, y eso sube el ”devengado” global del sector. El Ministerio de Salud como pliego sólo tiene 25.9% de ejecución, y en las categorías de “Compra de Bienes”, “Productos Farmacéuticos”, y “Medicamentos” apenas se ha ejecutado 21.2%, 14.8%, y 17% respectivamente. Penoso.

Si tomamos en cuenta que 8 de cada 10 unidades de medicamentos son distribuidas por el estado; que es el estado el comprador del 90% de las medicinas del mercado; y que todas las encuestas confirman que los pacientes no tienen acceso oportuno a las mismas en las farmacias del estado… Estado, estado, estado. Caramba, vale la pena preguntarse, ¿qué hace Vizcarra enfocándose en las farmacias privadas cuando el problema está en el sistema estatal de salud? Primero que ordene su casa, porque es ahí donde se atienden los más pobres, aquellos que el llama “las amplias mayorías”.

Canon de la industria extractiva. Las cifras son patéticas. No solo la Asociación de Contribuyentes, también la Sociedad Nacional de Minería, la de Hidrocarburos, y otros varios actores han denunciado el tremendo desperdicio de estos recursos. Para que se hagan una idea, en los últimos 3 años, solo Arequipa, Tumbes y Piura han recibido más de 3,700 millones de soles por canon, sobrecanon y regalías (incluyo aquí canon minero y petrolero). En promedio, el 40% de este dinero se aplicó a gasto corriente, compra de combustibles, consultorías menores de 30 mil soles, canchas deportivas, parques, veredas, jardines, servicios de mantenimiento, sueldos de asistentes en las calles…

¿Agua y saneamiento? Nada. ¿Desarrollo productivo? Casi nada. ¿Educación, salud? Menos aún. Alguno dirá que dado que la minería y el petróleo tienen larga vida, las autoridades regionales y locales tienen “derecho” a usar estos recursos en sus gastos ordinarios… No estoy seguro de ello. Pero si fuera así, entonces lo que debemos exigir son 3 cosas: 1. que el gasto esté vinculado a una planificación correcta; 2. que sea fiscalizado por el mismo estado, por el Ministerio de Economía y Finanzas y por la Contraloría, y 3. que el estado acompañe la inversión extractiva en vez de darle la espalda, porque si supuestamente cuenta con esos recursos en los siguientes 30 años (para gasto corriente), en vez de enterrar la cabeza, debería salir a poner el pecho por la industria extractiva formal y responsable. Qué tal cuero, Dios mío.

Ni qué decir de la informalidad y el subempleo, de la parálisis de los proyectos de infraestructura, de nuestros tímidos avances en innovación, gobierno digital, simplificación administrativa, y eliminación de barreras burocráticas. Todo esto se mueve gracias a algunos náufragos en el sistema estatal y al empuje de la sociedad civil y el sector privado.

Voy terminando. La culpa la tenemos nosotros, no Vizcarra, no Del Solar, no Oliva. Por dos razones principalmente.

1. No nos interesa la Política Pública. Nos interesa la “política” con “p” minúscula. Y si el estado es paternalista y le pega a los ricos, bien hecho. Y si el estado le pega a los venezolanos que nos quitan el trabajo, bien hecho. Pero no es así. Los venezolanos no tienen la culpa de que falte trabajo. La culpa de que no haya trabajo la tiene el estado porque no promueve la inversión privada que es la que da trabajo. El estado no tiene dinero para ser paternalista, querido amigo sindicalista o agremiado, el dinero lo tiene la inversión privada que es la que produce riqueza. Pero esto no lo sabemos o no lo queremos aceptar, y entonces aplaudimos al presidente popular, víctima de los grandes grupos de poder.

2. Nunca legitimamos el modelo de libre mercado con ética y compromiso. Más allá de esfuerzos aislados y loables, el empresariado, grande, mediano y pequeño, fue inmediatista, desconectado de la realidad, lobista; preocupado en apagar incendios o prevenir leyes o regulaciones que afecten su bolsillo, nunca tuvo la intención honesta de formar jóvenes y trabajadores que creyeran en la libertad económica. ¿Pensaban que de eso se debía encargar el estado? ¿Ese que no sabe usar el dinero y no entiende de libertades porque vive del control?

Entonces, ¿cómo hacerle entender al ciudadano de a pie que alrededor del presidente hay un grupo con una agenda clara que nos está manteniendo a pan y circo con los cuentos de los venezolanos delincuentes, el control de precios de medicamentos, la bendita reforma política, los blindajes, las promesas de 40 o 50 hospitales, y otras tantas mentiras, medias verdades o ilusiones? ¿cómo hacerle entender al ciudadano que solo la inversión privada trae riqueza, desarrollo y trabajo, no el estado, no la burocracia? Aún no tengo la respuesta, pero tengan por seguro que así como la Asociación de Contribuyentes, ya hay muchos que están buscando el interruptor, porque hay que prender la luz. Nos están dejando ciegos.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño