Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

Hablemos de ideas… (primera parte)

Un buen amigo me decía que la forma en que describimos la realidad “política” de un país suele ser simplista. Es como cuando llegamos a un partido de fútbol y preguntamos “¿cómo va el partido?” y nos responden con el marcador, 2-2. El marcador, me decía, es una mera foto sin movimiento.

Aplicado a la realidad política sería como describirla hablando de nombres, juicios, escándalos, congresistas, leyes, cifras, etc. pero sin tocar fondo. Tanto la realidad en general como la realidad política no son ni estáticas ni epidérmicas. Y así como en un partido vale la pena analizar cómo van las líneas, cada jugador, si la estrategia funciona, de qué lado está el árbitro y hasta el clima; con mayor razón se exige profundidad y complejidad en el análisis de la realidad y el destino de un país. Y la política de un país vive de las ideas, se gana con ideas.

La forma en que las ideas se difunden y se instalan en una cultura no suele ser como uno la imagina. Mientras algunos piensan que los políticos son “líderes”, en realidad estos son mas bien “seguidores”. Ellos necesitan ideas que seguir. Y las ideas vienen del mundo académico, de los centros de pensamiento, de los think tanks, de los intelectuales (no de los lobistas, los periodistas o los comunicadores, los opinólogos o analistas, ojo).

¿Quién “coloca” entonces esas ideas? Las colocan aquellos que se dedican tiempo completo a pensar, producir y divulgar. Generalmente trabajan en la universidades como investigadores y viven de las mensualidades que nosotros como padres de familia pagamos. Son los trabajadores más cómodos del mercado: viven de pensar y nosotros les pagamos el sueldo.

¿Cómo se difunden? Se difunden a través de libros, revistas, eventos, plataformas de comunicación y gracias a la prensa, también. ¿No es acaso crucial invitar al mejor especialista o académico a que comente tu libro, tu ensayo o a que divulgue sus últimos hallazgos en tu conferencia o congreso? Claro que sí. Los académicos venden más de lo que uno cree.

¿Qué ideas se instalan de manera hegemónica y con poder en nuestras mentes? Se instalan en nuestras mentes las ideas más convincentes, pero no necesariamente las mejores o las correctas. La educación, la formación ética, la conciencia que forjamos en la infancia tienen mucho que ver al momento de adherirnos o no a estas ideas o paradigmas que ganan terreno.

Primera conclusión, entonces: el mundo e incluso un solo país, es un conglomerado de ideas, paradigmas, creencias y tradiciones, que no son necesariamente iguales. No seamos simplones. Además, dado que esta época (mucho mas que antes) nos exige convivir bajo las virtudes del respeto y la solidaridad, la aceptación activa de dicho conglomerado se vuelve tan obligatoria como la necesidad de sostener los propios valores y principios sin dejarse someter y sin acudir a la violencia.

Segunda conclusión: hay una pregunta fundamental que no nos estamos haciendo: ¿quién le está poniendo las ideas a nuestros políticos? ¿quién le marca la agenda ideológica a Vizcarra? ¿a Salvador del Solar? Les aseguro que no son aquellos que creen en la libertad económica y en las libertades fundamentales del ser humano. Hoy en día la batalla cultural la vienen ganando aquellos que defienden el “progresismo” o “liberalismo social”, pero para el progresista las libertades económicas no son necesarias. Él prefiere la intervención estatal, y si el dinero de los contribuyentes servirá para financiar su agenda de derechos, bienvenido sea y que lo maneje el estado.

¿Qué está haciendo entonces el empresariado para promover ideas, paradigmas, “verdades” y no solo recetas políticas superficiales o quejas? ¿Qué está haciendo el estado si supuestamente cree en el modelo de libre mercado (por algo está en la Constitución)? ¿Por qué no lo defiende promoviendo sus valores, sus logros y su aporte en nuestra historia?

Pocas empresas quieren financiar “ideólogos” o “académicos”. Paradójico. Lo que no entienden es que ya lo están haciendo cuando pagan la carrera de sus hijos. Sus profesores de ética, historia del perú, realidad social, economía, derecho, sociología y demás, en algún momento se cruzarán con ellos y les dejarán una postura ideológica sobre la realidad. Les dejarán paradigmas. Los convencerán. Amigos empresarios y padres de familia, ustedes ya están pagando la batalla de las ideas, y, aunque no lo crean, ya están financiando a uno de los bandos. La pregunta es cuál…

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño