Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Financiamiento de Largo Plazo y Regulación Financiera

En la literatura económica y financiera se suele reconocer la importancia del financiamiento de largo plazo a los tomadores de créditos hipotecarios y a las empresas y proyectos para la estabilidad de la economía en general. Ese tipo de financiamiento, cuando está ampliamente disponible, contribuye a un mejor planeamiento estratégico por parte de las empresas, y permite una menor vulnerabilidad a la volatilidad de las condiciones macroeconómicas, y al mismo tiempo reduce dicha volatilidad y contribuye a la estabilidad financiera.

 Por ello es alarmante escuchar al director gerente general  de uno de los mayores bancos del país alertar sobre una tendencia excesiva de muchas empresas a financiar necesidades de largo plazo mediante créditos de corto plazo. Es alarmante porque desde el punto de vista de la gestión del riesgo empresarial, no es razonable hacerlo y porque ese tipo de errores se ha cometido mucho en el pasado en numerosos países, empeorando las crisis financieras y sus efectos en la economía real. En la misma línea cabe recordar que muchos créditos hipotecarios en los países anglosajones, y que entraron en problemas, se daban con plazos relativamente cortos con riesgo de refinanciación muy elevado.

 Al mismo tiempo, lo que alarma también es que muchos bancos estén dispuestos a prestar a corto plazo  a las empresas para necesidades de largo plazo. Porque ello tampoco aparece como muy lógico desde el punto de vista del manejo del riesgo crediticio. Vale la pena preguntarse por qué lo hacen.

 Una de las razones es que sencillamente las regulaciones financieras a menudo favorecen al financiamiento de corto plazo, asignándole una menor carga de capital necesario (para simplificar con un ejemplo, para un préstamo de 100, si este es de corto plazo se dirá que cuenta por 20 en “ponderación” respecto del capital, y luego ese número se va elevando cuanto más largo es el préstamo). Entonces el incentivo para financiar a corto plazo es muy fuerte.

 Lo que muchos no saben, salvo en círculos especializados, es que las nuevas regulaciones internacionales llamadas Basilea III, en respuesta a la última crisis, y su aplicación a nivel europeo y luego en otros países, están agravando el problema del incentivo a prestar más a corto plazo. Y ello deriva de reglas que tienen que ver con el capital mínimo y con los ratios de liquidez. En Europa Continental el debate sobre este tema es tanto más fuerte que la tradición bancaria en varios países, siendo un ejemplo notable Alemania, es que las necesidades de largo plazo se financian a largo plazo y punto; y para muchos bancos lo que es normal, y ven como su función económica histórica, es el aceptar un “riesgo de transformación”, es decir que parte de esos créditos de largo plazo esté financiado con recursos de corto plazo (depósitos). Justamente un especialista germánico de regulación financiera me citaba hace poco el caso de entidades financieras regionales alemanas especializadas en financiar a largo plazo grandes equipos industriales de las Pymes, y cuya solidez demostrada estaba basada en un análisis del riesgo crediticio muy riguroso, y que ahora se veían penalizadas por las nuevas regulaciones.

 Este es un tema “peliagudo”: ¿es correcto desde un punto de vista macroeconómico desincentivar el crédito a largo a plazo y premiar en cierta forma malas prácticas crediticias? Debe recordarse que durante mucho tiempo para nuestros bancos era imposible dar financiamiento de largo plazo, lo que reflejaba la situación de crisis económica casi permanente que el paìs vivió entonces. “No les quedaba otra”, vistas las circunstancias,  pero no era algo sano de todas maneras.

 Y en el mercado es ahora plenamente conocido que los bancos europeos, por el efecto de las nuevas normas, financian cada vez menos a largo plazo, lo que plantea un problema para el financiamiento de grandes proyectos, trátese de créditos corporativos, de “Project Finance” o de financiamiento de asociaciones público-privadas. Estas normativas están afectando también el financiamiento a las Pymes. Lo peor es que el problema ha sido identificado muy bien por la Comisión Europea, por ejemplo, pero el trauma de la crisis financiera domina también las mentes y la prioridad para los reguladores es evitar que se produzca otra. Y esas regulaciones luego se van adoptando en el resto de países.

 Lo que nos lleva a lo que se está viendo de manera creciente: la búsqueda de los fondos de pensiones, y de las empresas de seguros, que necesitan activos de largo plazo al tener muchas obligaciones de largo plazo (como las pensiones para los fondos especializados y los seguros de vida con ahorro y las rentas vitalicias para las empresas de seguros), como inversionistas en deuda de dichos proyectos. No es fácil porque para ellas resulta algo complicado tomar el riesgo del período de construcción, salvo que esté muy bien cubierto. Y felizmente que están ahí, sino muchos proyectos en el mundo entero no podrían ser financiados.

 Por otro lado, este tipo de instituciones son también una importantísima fuente de financiamiento de largo plazo para los bancos; sin ellas, las capacidades de financiamiento de largo plazo de los bancos y otras entidades financieras, serían más reducidas. Desgraciadamente, ya se está mencionando que la nueva regulación Solvencia II para las empresas de seguros podría desincentivar que adquieran instrumentos de largo plazo emitidos por empresas.

 Y algo que se olvida a menudo es la importancia que tienen los fondos de pensiones y las empresas de seguros para el desarrollo de un mercado de capitales local (que con el tiempo termina por alcanzar también a las Pymes). Siempre ha sido así en todas partes del mundo. Y es algo que también contribuye a la estabilidad financiera y a la sostenibilidad económica de largo plazo. Y es un aspecto que las clasificadoras internacionales y las áreas de riesgo país de los grandes bancos, así como los grandes inversionistas internacionales, miran con una atención creciente. Cuando se está empezando a desarrollar esto en un país, aunque sea incipiente, uno de los errores más fatales que se puede cometer es destruir lo poco que se tiene.

Una dimensión adicional, que también está ampliamente demostrada ahora como un factor negativo en cuanto al riesgo país: es cuando un Estado se ve obligado a asumir obligaciones pensionarias crecientes, lo que puede ser una amenaza para la sostenibilidad fiscal de largo plazo, peor aún si las tendencias demográficas son desfavorables.

 Por ello, no sólo sorprende esa tendencia de las regulaciones financieras a favorecer al crédito de corto plazo, aún cuando no es lógico darlo; también sorprenden iniciativas normativas tendientes a destruir a las fuentes de financiamiento de largo plazo de la economía y de desarrollo de un mercado de capitales local (más vale tener uno en construcción progresiva aunque haya muchas cosas que mejorar, que destruirlo o debilitarlo significativamente).

Es necesario ser prudentes,  tomar en cuenta las diferentes aristas y tener una visión integral cuando se trata de temas de regulación financiera y macro-financieros, dejando de lado visiones unidimensionales o motivadas por pasiones diversas. Con las mejores intenciones del mundo, se puede provocar grandes problemas a futuro, y a veces impactos negativos muy rápidos. hay una expresión anglosajona que viene mucho al caso y que podría traducirse como “ten cuidado con lo que estás deseando”….

COMENTARIOS

  • 1
  • 25.01.2016
  • 02:07:03 hs
ALVARO CABRERA MOREY

ES UD UN MAESTRO A1

  • 2
  • 31.08.2017
  • 05:56:53 hs
daniel rodas soto

cual es el analisis que quieres dar con el tema

    • 3
    • 03.09.2017
    • 07:29:39 hs
    gbelaunde

    Estimado Daniel, sencillamente que desgraciadamente la regulación financiera internacional tiende a favorecer al financiamiento de corto plazo, con el supuesto que éste es menos riesgoso; en un post posterior cuestiono este supuesto y recomiendo leerlo para tener el panorama más completo.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño