Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Debilidad Institucional y Riesgo País: Y se siguió Empeorando a Marcha Acelerada

Vuelvo a publicar mi post de hace unos días, por si no lo han leído, para poner mejor las cosas en perspectiva. Sólo haré unos añadidos. Lo que acaba de ocurrir estos últimos días es aún peor de lo que se podía imaginar y no pocos funcionarios públicos deben estar ahora frente a un terrible caso de conciencia, como verán más abajo.

 

Cuando veo lo sucedido en los últimos años, incluyendo a los últimos procesos electorales, y no sólo al último, no puedo evitar recordar el post que escribí en Octubre del 2015 llamado “Debilidad Institucional y Riesgo País: Toma de Conciencia Urgente”. Visiblemente no hubo ninguna toma de conciencia, y salvo una que otra mejora puntual se fue más bien empeorando.

 

Mencionaba temas como la corrupción y su impacto en la gobernabilidad, la calidad del funcionamiento del sistema judicial en general (jueces y fiscales), la penetración del crimen organizado en la política y en las instituciones, la solidez del sistema político y de partidos, incluyendo el “sentimiento de representatividad” que despiertan en la población.

En post posteriores he tenido varias veces la oportunidad de alertar además sobre los riesgos de desintegración y balkanización del país que entrañaban el diseño y la implementación de una “descentralización” mal concebida.

 

Mírese lo que tuvimos después; resumiendo es más fácil darse cuenta de la situación:

 

. no se lograron reformas políticas sustanciales, y tuvimos unas elecciones surrealistas y difíciles de considerar plenamente justas en el 2016, con dos candidatos importantes sacados de carrera de manera muy poco convincente, por decir lo menos, y uno de ellos con su partido entero sacado de la carrera al Congreso, lo que facilitó una super-mayoría congresal opositora totalmente artificial respecto de los resultados electorales reales, y que además de perpetrar el trabajo de demolición institucional ampliamente conocido fue una aliada incondicional de la peor mafia judicial que se haya logrado identificar hasta ahora, aunque en realidad era una re-adaptación de una mafia pre-existente que nunca desapareció, más bien se reconstituyó; también tuvimos el descubrimiento de cómo en el campo de la ética empresarial no se había aprendido nada de las humillantes lecciones de los 90

 

. las elecciones congresales del 2020 fueron una tremenda decepción; se pensó que no se podía caer más bajo que en el 2016; pues sí se pudo, incluyendo al bajo grado de representatividad. Para colmo se dejó entrar a la política nacional a una mafia de estafa universitaria sobre la cual ya se conocía el proceso fraudulento de inscripción, y a un partido servir impunemente de vientre de alquiler a un movimiento subversivo violentista con líder encarcelado; entretanto, se había dejado a un “movimiento regional” con ideario abiertamente antidemocrático (como el Movadef) y muy estrechamente ligado a dos dictaduras extranjeras convertirse en partido nacional (y cuya cúpula ha resultado tan mafiosa como dichos regímenes); ya para entonces en un par de posts me preguntaba cuál podría ser el próximo paso surrealista: dejar participar de facto bajo cualquier membrete al mismísimo Movadef o simpatizantes suyos; pues, terminó sucediendo;

 

. y para coronarlo todo, una segunda vuelta de un surrealismo inédito, con dos candidatos de bajísima representatividad acumulada, que en un sistema político y electoral mínimamente normal no hubieran podido participar ni en primera vuelta: una procesada por lavado de activos y obstrucción a la justicia  y un invitado a una plancha que sólo estaba ahí porque el verdadero candidato estaba condenado por hechos de corrupción (con un estándar legal así, privilegiando formalismos sobre la sustancia, cualquier condenado por corrupción arma una plancha con testaferros y termina gobernando de facto; ¿la próxima vez tendremos la “plancha Vladimiro Montesinos” postulando como si nada, con el poder electoral sacando quizás a uno de los tres por alguna condena pero manteniendo a la plancha en carrera?). Colmo de la ironía: ambos candidatos habían sido aliados en la demolición del gobierno anterior. Y la post segunda vuelta sacó lo peor de muchísima gente, incluyendo la adopción abierta de estandartes coloniales (¡en el Año del Bicentenario!), y auto-amnesias selectivas y beatificaciones impensables por ambos lados. Incluyendo a gente que se suponía tenía algo de sentido crítico. Y también se ha terminado con gente muy cuestionable en el Congreso, y menor representatividad aún.

 

Hay que ser consciente de que sólo hemos llegado a esta acumulación de situaciones absurdas como fruto de nuestras debilidades institucionales; en la inmensa mayoría de los países, el sistema político no se ha desarmado de manera tan radical a causa de la crisis del Covid 19; el nuestro ya lo estaba antes.

 

Al día de hoy, lo único que tenemos son rumores y discursos contradictorios. No se tiene ninguna certidumbre sobre el rumbo que se va a tomar. Ni si el mismo ganador lo sabe.

 

Sólo nos queda la esperanza de que el ganador sea en realidad mejor persona de lo que ha mostrado hasta ahora (especialmente en el 2017), que tenga capacidades inesperadas para escuchar de verdad y escoger bien a su equipo de gobierno sin imposiciones de quien no debería tener ningún rol, ni siquiera en la sombra (con la dupla Fujimori-Montesinos ya tuvimos suficiente…), y que su último discurso apaciguador sea sincero y no para esconder mejor una nueva dupla. Ser maestro rural y campesino no constituyen una debilidad per se (no entiendo los prejuicios al respecto), la cuestión es si las ventajas prácticas que ello pueda representar están siempre ahí o si ya fueron destruidas por la ideología o no.  De eso dependerá de que se pueda llegar a un mínimo de acuerdos de gobernabilidad suficientemente amplios, y de que se tenga algo que funcione razonablemente bien en los años venideros, a pesar de la génesis totalmente surrealista que he descrito más arriba.

 

Pronto lo sabremos. Y como he tenido la oportunidad de decirlo, para darse cuenta de hacia donde se nos quiere llevar realmente (sabiendo que ha postulado con un partido cuya vocación es el poder ad vitam aeternam), no hay que focalizarse únicamente en el importantísimo tema macroeconómico, hay otros ministerios e instituciones que vigilar de muy cerca, pues son clave para la sobrevivencia de la democracia (¿o se han olvidado las lecciones de los 90?); se puede dar la apariencia de ser razonable en lo macroeconómico, o en lo constitucional, mientras se va destruyendo la democracia por otros canales…

 

Entretanto: a situaciones excepcionales, soluciones excepcionales. La transferencia ultra-corta no es una fatalidad. Recomendaría, para evitar disrupciones operativas peligrosísimas en el contexto actual, un proceso de transferencia que vaya en la práctica más allá del 28 de Julio. El Presidente Sagasti y sus colaboradores tienen la grandeza suficiente para ello; tengo entendido que el actual titular del MEF ha propuesto algo en ese sentido.

 

Estos últimos párrafos de hace unos días los pongo en cursiva, porque ya las últimas noticias muestran hacían dónde se nos quiere llevar. Ya no sólo gobierna un partido abiertamente anti-democrático, sino también aliado del etno-cacerismo, de diferentes sectores senderistas o pro-senderistas e incluso de la narco-facción que opera en el VRAEM. Y todos ellos homenajearon con entusiasmo a un ex mandatario extranjero imitador de Fujimori en trucos sucios para quedarse en el poder (incluso más que al mandatario oficial de su país, algo que notó el ex presidente Ollanta Humala en su excelente entrevista de ayer en RPP, que la recomiendo entera), y hablaron de trabajo programático conjunto; la impresión ahora es que ese partido extranjero de ultra-izquierda, que también parece ser mucho más importante que el gobierno de su país, añadirá al Perú entre sus posesiones.

 

No se sabe si la aceptación in extremis por el Sr. Francke del cargo de Ministro de Economía y Finanzas será suficiente para parar o por lo menos frenar la debacle financiera que ya ha empezado, en términos de percepción del riesgo país. Ayer alguien me preguntaba: ¿cuánto tiempo les tomará a las clasificadoras internacionales bajarnos la nota-país? Francamente, no sé, la incertidumbre ahora es total. Podríamos tener en el corto plazo una situación tal vez relativamente correcta, gracias al MEF y al BCR, que nos salve de lo peor. ¿Pero por cuánto tiempo mientras la ahora inevitable crisis política provocada deliberadamente por el gobierno se agudice?

 

En cuanto a la transferencia técnica que, con espíritu democrático, yo llamaba a ser más extensa, ahora me veo obligado a añadir: tendrá que ser de manera selectiva, para aspectos de urgencia en beneficio de todos los peruanos (como Salud, Educación, MIDIS, MIMP y otros, por lo menos para no empeorar las cosas mientras la situación política se resuelva a favor de la democracia); así como el MEF, esperando que no se imponga al flamante ministro desviar fondos del erario nacional para hacer “préstamos solidarios” a ciertos “países hermanos”

 

Si Keiko Fujimori hubiera sido electa, el problema que voy a evocar ya se planteaba de manera mayúscula para los sectores Interior y Justicia (siendo ella aliada de los Cuellos Blancos, es decir de una mafia judicial investigada por al menos una unidad especial de la PNP). Ahora el mismo tipo extremo de conflicto de interés se plantea para los sectores Interior (varias unidades especiales de la PNP) y Defensa y todo lo relacionado a Inteligencia: cada día que pasa es un día más de riesgo de filtración de informaciones ultrasensibles a investigados y a sus aliados extranjeros, y de peligro para los agentes que arriesgan sus vidas a diario en la lucha contra el crimen organizado y sus aliados.

 

En temas de riesgo país, el tema macro-económico no es el único que hay que vigilar con detenimiento: expliqué todo eso hace varios años en una serie de posts sobre ese tema. Por lo visto, no fueron leídos por aquellos que sólo miran la economía, recordándome un viejo artículo de Richard Webb sobre “la poca luz del economista” o algo así.

 

Recomiendo también la excelente entrevista del Sr. Vergara en La República.

 

https://larepublica.pe/politica/2021/08/01/alberto-vergara-en-los-hechos-pedro-castillo-ya-fue-vacado-por-vladimir-cerron/

 

 

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Market-IN

Jose Oropeza

Cuadrando Cuentas

Julia y Luis

Liderazgo con ciencia

Mauricio Bock

Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Fuera de la caja

María Camino

Orquestación Estratégica

Dr. Diego Noreña

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Verónica Roca Rey

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño