Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Discriminación de género: un error costoso

Por Susana Ojeda, alumna de Economía de la Universidad del Pacífico.

En la teoría del mercado laboral, se define a la productividad laboral como la producción promedio de bienes o servicios producidos por un trabajador, en un periodo de tiempo establecido.  Las remuneraciones o salarios de los trabajadores son determinados según dicha productividad laboral. Sin embargo, la realidad no siempre refleja lo explicado por la teoría.

Las remuneraciones no siempre equivalen a la productividad laboral; es más, muchas veces ni siquiera las contrataciones se definen por esta, ¿a qué se deben estas diferencias?

En el mercado laboral, el objetivo de las empresas es maximizar sus beneficios. Por tal motivo, buscan que sus trabajadores sean quienes produzcan más, utilizando la menor cantidad de recursos: es decir, buscan a los más productivos. Bajo esa perspectiva, pagan un salario inferior o simplemente no contratan a los trabajadores que no lo son.

En este mercado, las mujeres son consideradas más costosas que los hombres. A diferencia de los hombres, las mujeres obtienen un periodo de licencia extenso al tener un hijo; además requieren de ciertos cuidados o permisos prenatales que deben ser asumidos por la empresa. Esto es considerado como negativo para la compañía, pues en este periodo se deja de producir o se requiere contratar a alguien más como reemplazo. Por esta razón, muchas veces las mujeres obtienen un salario inferior o son descartadas de los procesos de selección.

Este modo de obrar genera brechas salariales y discriminación de género en el mercado laboral. En el Perú, un mismo puesto puede tener diferentes remuneraciones para un hombre y para una mujer. A nivel de cargos directivos, existe una brecha salarial de género de 12% (según el estudio “Remuneración Total Salarial” de la consultora Mercer, 2017), mientras que en todos los niveles de cargos, esta brecha incrementa a 28.6% (según el estudio “Perú Brechas de Género 2016” del INEI).

Sin embargo, estas prácticas no solo perjudican a quienes están siendo discriminados (las mujeres), sino también a quienes discriminan (los empleadores), ya que estos últimos están dispuestos a sacrificar productividad (estos efectos fueron detallados en el estudio “The Economics of Discrimination” por Gary Becker en 1957). Más aún, se ha calculado que la discriminación y las brechas de género causan pérdidas de hasta US$ 160 billones anuales en el mundo (según estudio “Potencial truncado: el alto costo de la desigualdad de ingresos por género” del Banco Mundial, 2018).

Siendo optimistas, este tema está teniendo mayor exposición como un problema, y las brechas y discriminación de género se están reduciendo con el paso de los años. Por ejemplo, en el año 2017, se aprobó la Ley de Igualdad Salarial entre hombres y mujeres del Perú; además, desde el año 2007 existe la Ley de igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. No obstante, la discriminación persiste y se siguen perdiendo oportunidades, capital humano y productividad por el simple hecho de no contratar a una mujer u otorgarle un salario inferior.

Aún existen desafíos para que el Perú sea un país más equitativo en el ámbito laboral. Afortunadamente, existen incentivos para que las empresas dejen de discriminar por género; como por ejemplo, las leyes regulatorias mencionadas o reconocer las pérdidas de capital humano y productividad por tomar una decisión laboral subjetiva. Una de las posibles soluciones -que se está implementando actualmente en las empresas- es definir criterios objetivos para decidir las contrataciones y determinar los salarios. De este modo, las decisiones de la empresa partirían de una propia evaluación de las competencias de la persona y no de opiniones sesgadas. No obstante, el incentivo más importante debería ser la convicción de que una mujer, con igual educación, habilidades y capital humano, es igual de productiva que un hombre. No se debe olvidar que una buena gestión de talento en una compañía también es una ventaja comparativa.

COMENTARIOS

No hay comentarios.

DEJE SU COMENTARIO

La finalidad de este servicio es sumar valor a las noticias y establecer un contacto más fluido con nuestros lectores. Los comentarios deben acotarse al tema de discusión. Se apreciará la brevedad y claridad.


No se lee? Cambie el texto.


TODOS los blogs


Pluma Laboral

Alonso J. Camila

Economía e Integridad

Carlos Bustamante B.

Aprendiendo - nivel CEO

Francisco Pinedo

Portafolio Global

BlackRock

Menos face más book

Rafael Zavala Batlle

Visiones para el desarrollo

CAF –Banco de Desarrollo de América Latina

Te lo cuento fácil

Alumnos de la Universidad del Pacífico

Más allá del efectivo

Felipe Rincón

Mujer, ejecutiva y trasgresora

Zendy Manzaneda Cipriani

Disrupcion en la nube

Disrupción en la Nube

Revolución digital

Pablo Bermudez

Economía desde el campus

Grupo Económica

Síntesis legislativa

José Ignacio Beteta Bazán

La parábola del mudo

Javier Dávila Quevedo

Arturo Goga

Arturo Goga

Sumando Valores

Superintendencia del Mercado de Valores

@infraestructura

Rosselló Abogados

Minería 2021

Instituto de Ingenieros de Minas del Perú (IIMP)

Conciencia Corporativa

Silvia Noriega

Agenda Legal

Estudio Echecopar

Perspectiva Forestal

Comité Forestal SNI y Comité de Madera e Industria de la Madera ADEX

Pensando laboralmente

César Puntriano

Auditoria del Siglo 21

Karla Barreto

Economía conductual

Bertrand Regader

Cultura financiera

Walter Eyzaguirre

Triple enfoque

Cecilia

Gestiona tus Finanzas

Giovanna Prialé Reyes

Segunda opinión

Eduardo Herrera Velarde

Parte de Guerra

Pablo O'Brien

El cine es un espejo

Raúl Ortiz Mory

Ruarte's - Washington Capital

R. Washington Lopez

Atalaya Económica

Manuel Romero Caro

Terapia de Pareja

Luciana Olivares

Próspero Perú

Gladys Triveño

Herejías Económicas

Germán Alarco

Inversión e Infraestructura

Director FRI-ESAN Sergio Bravo Orellana

Blog Universitario

Blog Universitario

Juegomaniáticos

Juan Pablo Robles

Gestión del Talento

Ricardo Alania Vera

Personas Power

Ana Romero

Millennials

Pamela Romero Wilson

Reglas de Juego

PIERINO STUCCHI

Humor S.A.

Jaime Herrera

Bitácora bursátil.

Equipo de Análisis de Intéligo SAB

Vivir Seguro

Asociación Peruana de Empresas de Seguros

El deporte de hacer negocios

Luis Carrillo Pinto

Zona de Intercambio

Julio Guadalupe

Innovar o ser cambiado

Andy Garcia Peña

Economía aplicada

Juan Mendoza

El Vino de la Semana

José Bracamonte

Carpeta Gerencial

IE Business School

Desafíos para el progreso

Banco Interamericano de Desarrollo

Innovación y Emprendimiento Tecnológico

Franklin Marcelo, CEO de Interfono

Diálogo a fondo

Fondo Monetario Internacional

Predio legal

Martín Mejorada

e-strategia

José Kusunoki Gutiérrez

Vinos, piscos y mucho más

Sommelier Giovanni Bisso

Evidencia para la gestión

Videnza Consultores

Palabra de Gestión

Julio Lira Segura

Impacto ambiental

Lorenzo de la Puente

Inversiones Globales

Carlos Palomino Selem

Moda Inc.

Daniel Trelles

Divina Ejecutiva

Fiorella

Menú Legal

Oscar Sumar

Analizando tus inversiones

Diego Alonso Ruiz

Reformas incompletas

Instituto Peruano de Economía

Empresa&Familia

Pablo Domínguez

Hoy sí atiendo provincias

Félix Villanueva - Aurum Consultoría y Mercado

Smart money

Luis Ramírez

Consumer Psyco

Cristina Quiñones

Gestión de servicios

Otto Regalado Pezúa

Marketing 20/20

Michael Penny

Mercados&Retail

Percy Vigil Vidal

CAFÉ TAIPÁ

Milton Vela

Anuncias, luego existes

Alexander Chiu Werner

Marcas & Mentes

Lizardo Vargas Bianchi

Riesgos Financieros

Gregorio Belaunde

Economía para todos

Carlos Parodi

De regreso a lo básico

Paúl Lira Briceño